El ‘obstáculo’ de Telefónica en Alemania

La firma tendría que renunciar a activos para que se apruebe la compra de E-Plus, dicen expertos; la española busca adquirir la unidad alemana de KPN, donde Slim tiene el 30%, por 8,100 mde.
e-plus  (Foto: CNN)
BRUSELAS/ PARIS (CNN) -

Telefonía podría conseguir el permiso de los reguladores para comprar a la filial alemana de KPN por 8,100 millones de euros (10,700 millones de dólares) si ofrece renunciar a algunos activos y facilita la entrada de nuevos operadores, según expertos antimonopolio. El grupo de telecomunicaciones español planea comprar la filial alemana E-Plus del grupo alemán KPN en un acuerdo que la colocaría al mismo nivel que los líderes Deutsche Telekom y Vodafone en el mayor mercado móvil de Europa.

El empresario mexicano Carlos Slim tiene una participación de un 30% en KPN

La operación reducirá el número de operadores móviles en Alemania de cuatro a tres, un escenario que normalmente pone a los reguladores en alerta ante la posibilidad de que una competencia limitada eleve el costo para los consumidores.

Alemania ya es uno de los mercados móviles más caros en Europa y tiene una penetración de los teléfonos avanzados menor que la media, según un análisis de la consultora Rewheel.

Las operadoras líderes Vodafone y Deutche Telekom tienen márgenes de ganancias en telefonía móvil del 35 y 40%, respectivamente, comparados con los porcentajes menores al 20 y 30% de Gran Bretaña y Francia.

Miranda Cole, abogada de Covington & Burling, en Bruselas, dijo que la compra de E-Plus por Telefónica se enfrentaría previsiblemente a una estricta revisión, pero que concesiones en el espectro y capacidad de red deberían de reducir los temores de los reguladores.

"Se tratará previsiblemente del espectro -a cuánto tendrían que renunciar- y de asegurarse de que los operadores de redes virtuales móviles (MVNO por sus siglas en inglés) puedan continuar funcionando y participando a través de subastas de espectro factibles", dijo Cole.

Los operadores virtuales alquilan por el acceso a las redes de rivales de mayor tamaño y tienden a vender planes móviles más baratos, a menudo sin un contrato a largo plazo y dirigidos normalmente a jóvenes.

En Alemania, los operadores virtuales gestionan una gran parte del mercado y los reguladores podrían buscar el compromiso de Telefónica de proporcionarles acceso en términos favorables como condición para aprobar la fusión.

Acceso al espectro

El presidente ejecutivo de E-Plus, Thorsten Dirks, dijo el martes que era posible que los grupos tuvieran que renunciar a frecuencias para conseguir que el acuerdo se apruebe, ya que tendrían un mayor espectro que sus rivales.

Una fuente familiarizada con las intenciones de Telefónica dijo que la compañía argumentaría ante los reguladores que el acuerdo crearía un sólido tercer operador con potencial para invertir fuertemente en redes de mayor velocidad que compitieran con las empresas líderes en el mercado.

La oferta de Telefónica llega en medio de los esfuerzos de la Comisión Europea para crear un mercado de telecomunicaciones europeo único. Sin embargo, esto no parece que vaya a entorpecer la revisión del acuerdo, dijo el profesor del Instituto de Fusiones, Adquisiciones y Alianzas, Christopher Kummer.

"Incluso en un mercado de telecomunicaciones único, se debería evitar la participación de pocos actores", dijo Kummer.

Antoine Colombani, portavoz de políticas competitivas de la Comisión, dijo el martes que las compañías no habían comunicado al regulador el acuerdo.

Además de la Comisión Europea, la Agencia Federal de Redes alemana también debe aprobar la operación.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×