China investiga a Sanofi por corrupción

La farmacéutica se suma a la lista de empresas ‘bajo la lupa’ por parte de la Comisión reguladora; se le acusa de pagar sobornos disfrazados de becas por 1.69 millones de yuanes para elevar precios.
sanofi  (Foto: CNN)
Sophia Yan
HONG KONG -

China continúa su redada contra las farmacéuticas. Sanofi, el mayor fabricante francés de medicamentos, es la última empresa extranjera implicada en una lucha anticorrupción emprendida por las autoridades del país.

La compañía con sede en París ha sido acusada de pagar sobornos, disfrazados de becas de investigación, por un total de 1.69 millones de yuanes a 503 médicos de 79 hospitales de Beijing, Shanghái, Guangzhou y Hangzhou en 2007, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

La oficina municipal de salud de Beijing se encargará de coordinar la investigación sobre las prácticas de la empresa, dijo un funcionario de la dependencia. La farmacéutica declaró este lunes que sería "prematuro hacer comentarios sobre eventos que pudieron o no haber ocurrido en el 2007".

"Sanofi toma cualquier denuncia de este tipo muy seriamente", aseguró la compañía. "También estamos comprometidos a cooperar con las autoridades en cualquier revisión que emprendan con respecto a estas acusaciones".

El sector farmacéutico ha estado bajo escrutinio en China desde julio, cuando el Gobierno acusó al gigante británico GlaxoSmithKline de sobornar a médicos y funcionarios de hospitales con la intención de vender sus productos a precios más altos. La firma está siendo investigada, y algunos ejecutivos han sido detenidos.

Otro fabricante de fármacos del Reino Unido, AstraZeneca, ha dicho que sus empleados fueron interrogados y detenidos por las autoridades reguladoras de ese país.

Se cree que los trabajadores médicos en China son particularmente susceptibles al soborno porque sus salarios a menudo son inferiores a los de otros campos, a pesar de que se requiere una amplia formación para entrar en la profesión.

Esta lucha contra la corrupción podría estar relacionada con un esfuerzo gubernamental de mayor alcance para reducir los precios aplicados por las empresas extranjeras en el país.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma puso en marcha el mes pasado una investigación sobre los costos de producción y las prácticas de fijación de precios en 60 compañías farmacéuticas.

Esta dependencia es la agencia central de planificación económica de China. Revisa constantemente los costos de los medicamentos y establece de forma periódica precios máximos. La agencia también controla las compras al por mayor de productos farmacéuticos hechas por los gobiernos locales y provinciales.

Este organismo regulador ha estado muy atareado. La semana pasada anunció multas sin precedentes contra seis empresas lácteas acusadas de actividades anticompetitivas y fijación de precios.

Las empresas -Biostime, Mead Johnson, Danone, Abbott Laboratories, Friesland y Fonterra- pagarán en conjunto una cifra récord de 108 mdd en sanciones.

Ahora ve
Walt Disney compra Twenty-First Century Fox por 52,400 mdd en acciones
No te pierdas
×