Las tribulaciones persiguen a JC Penney

Las acciones de la firma han caído 30% este año y podría tener otro desplome trimestral en ventas; analistas esperan que las compras de fin de año impulsen a la minorista para mejorar su solvencia.
jc penney  (Foto: Archivo)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Tal vez Bill Ackman ya no sea la principal fuente de tensión en JC Penney tras renunciar a la junta directiva de la compañía la semana pasada. Pero los problemas de la abatida cadena minorista están lejos de terminar.

JC Penney reportará sus resultados del segundo trimestre el martes por la mañana, y es poco probable que tenga muchas buenas noticias que compartir con los inversionistas.

De hecho, los analistas auguran otra caída trimestral en las ventas -la novena consecutiva- e importantes pérdidas, a pesar de que el retornado CEO Mike Ullman trata de limpiar el desorden dejado por el depuesto director Ron Johnson.

"La conclusión es que el segundo trimestre va a ser muy malo para JC Penney," remarcó Brian Sozzi, principal estratega de renta variable en Belus Capital Advisors. "Todavía está luchando con el fantasma de Ron Johnson en lo referente a la mercadería, por lo que los clientes aún no han recuperado su confianza en JC Penney".

Con todo, los inversionistas esperan un posible rayo de esperanza. De acuerdo con un informe publicado por The New York Post la semana pasada, las ventas comparables de JC Penney, un indicador clave de la salud de un minorista, comenzaron a mejorar en agosto.

"Necesitamos saber si JC Penney ha alcanzado la estabilización en las ventas y si goza de algún tipo de momentum ahora que se aproxima el final del año", dijo Sozzi. Para los minoristas la segunda mitad del año suele ser mucho más fuerte, pues las compras para el regreso a la escuela arrancan en el mes de agosto, mientras que el cuarto trimestre incluye la temporada de compras navideñas.

Con esto en mente, los analistas están ansiosos por ver si JC Penney es capaz de proporcionar una previsión optimista para el tercer y cuarto trimestre. Pero no ayuda que muchos otros minoristas en una posición más fuerte que JC Penney hayan emitido  previsiones relativamente débiles la semana pasada. Wal-Mart, Macy's y Nordstrom decepcionaron a los inversionistas en ese frente.

"El trimestre navideño es crítico para cualquier minorista, y tendrán que demostrar que están en el camino de lograr algunas mejoras importantes, ya que su futuro depende de ello", señaló Paul Swinand, analista de Morningstar.

"Muchos problemas de JC Penney se los ha causado ella misma", agregó Swinand. Afirmó que JC Penney tiene la oportunidad de corregir el rumbo con "la mercancía y el precio correctos". La empresa no está necesariamente lidiando con la competencia en línea como le ocurrió a Blockbuster, Borders y Circuit City. Esos tres minoristas fueron todos a la quiebra. Borders y Circuit City se vieron obligados a cerrar sus puertas para siempre.

Por ahora, nadie habla de la posibilidad de JC Penney de acogerse a la bancarrota. Sin embargo, su balance estará en la palestra porque actualmente hay una genuina preocupación sobre su solvencia.

A principios de este mes, el minorista desmintió los informes relativos a que el prestamista comercial CIT dejó de brindar apoyo financiero a los pequeños proveedores que le venden mercancías. A pesar de los desmentidos, los analistas siguen temiendo que CIT pueda interrumpir los préstamos a los proveedores. Si eso sucede, JC Penney tendría que pagar a sus proveedores en efectivo o reducir su inventario.

Pese a todo, a JC Penney le debe favorecer el hecho de que Bill Ackman ya no será una distracción. Con el respaldo del resto de la junta, Ullman debe ser capaz de concentrarse en ejecutar su estrategia para cambiar el rumbo del barco.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Ackman todavía puede agitar las aguas. Sólo unos días después de que dejara la junta directiva de JC Penney, alcanzó un acuerdo con la compañía que le permite vender acciones de la firma en cuatro bloques separados. Ackman posee una participación del 18% en la compañía. Así que una vez que inicie la venta, podría crear más problemas a un título que ya ha caído más del 30% este año, y más del 60% desde el inicio de 2012.

"El hecho de que Ackman protagonice menos titulares de prensa será importante para Ullman y para la confianza general entre vendedores e inversores", dijo Sozzi. "Pero me preocupa la señal que Ackman comunique al mercado cuando comience a vender sus acciones. Él ha tenido conocimiento de todo tipo de información durante mucho tiempo, y si empieza a vender más pronto que tarde, mostrará que está dispuesto a asumir pérdidas por temor a perder más dinero".

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×