Empresas ven ‘luz’ con cambio energético

Los cambios constitucionales impulsarían la generación de energía privada, prevé la Canacintra; en la actualidad ya existen varios proyectos para vender electricidad a través de la CFE.
foco  (Foto: Getty)
Edgar Sigler
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sector industrial en México espera que la propuesta de reforma energética del Gobierno federal aminore los costos de la luz al permitirles invertir en la producción de gas natural, insumo primordial para la generación de energía eléctrica, con lo cual dejarán de depender de la intermediación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"La reforma propone que se le dé mayor certidumbre jurídica a las empresas que generan energía. Si se abre la explotación de hidrocarburos con Pemex muchas empresas van a buscar gas usando sus plantas (de generación eléctrica con gas natural), y compartirán la utilidad con la paraestatal", aseguró el vicepresidente nacional de delegaciones de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), José Enoch Castellanos Férez.

Los industriales esperan que la reforma energética, que se comenzará a discutir en el Congreso durante el segundo periodo ordinario, permita a la iniciativa privada (IP) generar y vender la electricidad, para lo que también se requiere que las firmas puedan producir gas natural, pues con este combustible se genera la mayor parte de la electricidad en México a través de las plantas de ciclo combinado.

México importa cerca del 33% del gas natural que utiliza, mientras que la industria se ha visto afectada por reducciones en el consumo del energético debido al desabasto por la falta de infraestructura para traer más gas desde Estados Unidos.

Castellanos Férez destacó que aunque en México ya hay proyectos de autoabastecimiento y cogeneración, su uso se limita a permitir a las industrias contar con mejores tarifas eléctricas en horas pico, ya que el Gobierno llega a imponer una tarifa hasta cuatro veces más cara.

"Muchas industrias deben bajar su consumo de energía en horarios punta, y por eso buscan autoabastecerse. Las tarifas llegan a ser hasta cuatro veces más caras en esta franja de horario frente a los horarios regulares", recalcó.

Actualmente, la CFE atiende el 40.7% de la demanda eléctrica de México. Otro 14% lo abastecen los Productores Independientes de Energía (PIE); 5% los permisionarios de autoabastecimiento; 3% los cogeneradores y el resto importadores, exportadores y generadores para usos propios continuos (UPC), según datos de la CRE al cierre de 2012.

La CFE no tiene la capacidad de generar la energía suficiente, además de que alrededor del 30% de la capacidad instalada de la paraestatal tiene una antigüedad de 25 o más años de operación.

Con la reforma energética se pueden ampliar las expectativas de negocio tanto para las empresas que ya se enfocan a este rubro, como las que producen su propia energía y quieran vender el excedente que generen, gracias a la apertura de la competencia que existirá ante una eventual apertura del mercado, dijo la directora general en México de la francesa Alstom, Cintia Angulo.

Compañías como Alstom, Iberdrola e incluso empresas como la minera Grupo México que cuentan con plantas o proyectos de generación en México podrían competir con CFE, lo que abriría un atractivo mercado para los privados, han reconocido las mismas firmas.

En México, 4% de los permisos otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) son bajo la modalidad de Productores Independientes de Energía (PIE), mediante los que se puede generar y vender luz a CFE; pero un importante número de empresas ya han levantado la mano para anotarse como posibles interesados en participar en la generación de electricidad en México.

Desde 1992 en México los privados pueden generar electricidad, pero hasta ahora sólo la venden a la CFE.

Si se aprueba la reforma energética propuesta por el Gobierno federal, las empresas privadas podrían vender la luz directamente a los clientes, con lo que competirían directamente por el mercado con la paraestatal.  

Pero la explosión de este nicho de negocio sólo se dará hasta que exista mayor certidumbre para estos proyectos, pues en la actualidad, hay varios permisos que sólo prometen inversiones sin llegar a materializarlas, advirtió el presidente de la consultora Gauss Energía, Héctor Olea.

"A veces se dan los permisos, y se aparta, y se anuncia, y nadie construye nada", expresó el también expresidente de la CRE.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La CRE detalla que existen 692 autorizaciones para generar luz, de los cuales 482 son permisos de autoabastecimiento; 78 de cogeneración; 39 bajo la modalidad de importador; 39 para usos propios continuos; 29 de productor independiente de energía; 18 para pequeños productores y 7 de exportadores de electricidad.

En conjunto, los 690 permisionarios estimaron que habrían invertido alrededor de 37,207 millones de dólares, de los cuales una parte todavía no se ha ejercido, debido a que poco más de 30 permisos aún están en construcción y podrían entrar en operaciones a finales de este año.

Ahora ve
Teomirn, el primer profesor de piano que enseña con realidad aumentada
No te pierdas
ç
×