Reforma energética crea otro monopolio

La iniciativa de Peña Nieto contempla que Pemex sea el único autorizado para vender crudo nacional; la IP extraería petróleo para vendérselo a la paraestatal, y ésta lo revendería para refinarlo.
petróleo  (Foto: Thinkstock)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética del Gobierno puede desembocar en la creación de un monopolio de la comercialización del petróleo y gas, que seguiría controlando Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que provocará un cuello de botella y corrupción si no se abre la competencia para que otros participantes puedan vender hidrocarburos, advirtieron analistas.

"Se puede generar un cuello de botella no sólo para el sector de la producción y exploración, sino también para la refinación", señaló en entrevista el consejero profesional de la paraestatal, Mario Gabriel Budebo.

La iniciativa en materia energética que presentó el presidente Enrique Peña Nieto en agosto propone que el Estado comercialice el crudo con el fin de que sea el Gobierno quien al final distribuya las ganancias de los Contratos de Utilidad Compartida.

"Me parece absurdo porque Exxon va a sacar el crudo, se lo va a dar a Pemex para ‘guardar las formas' y al final se lo vuelva a vender a Exxon para alguna de sus refinerías", criticó el analista de la consultora Structura Marcelo Mereles.

Actualmente, Pemex Comercio Internacional (PMI), subsidiaria de la petrolera, se encarga en exclusiva de la comercialización de los productos hidrocarburos de la paraestatal, tanto de las ventas al exterior como al interior del país hacia las otras subsidiarias, como Pemex Refinación y Pemex Gas y Petroquímica.

Pero con la reforma, que plantea la apertura a la inversión directa en refinación y petroquímica, las compañías se verían atadas a seguir comprado los hidrocarburos a un solo jugador público, lo que puede desincentivar el atractivo a participar en estos mercados, alertó Budebo.

"Aquí radica la principal diferencia entre un Contrato de Utilidad Compartida (CUC) y un contrato de producción compartida (CPC). En ambos casos, se hace la exploración, desarrollo y producción, ya sea por Pemex, los inversionistas privados o un consorcio donde estén ambos", explicó.

El director de la consultora energética GMEC, Gonzalo Monroy, señaló que la diferencia entre ambos contratos es que en los primeros a las empresas se les paga su parte proporcional del proyecto ya sea en efectivo, a precios de mercado o en barriles físicos para su posterior comercialización, mientras que en los CUC, considerados en la Ley de Ingresos Petroleros (LIP), el 100% de la producción se entrega al comercializador.

Éste está definido como una entidad paraestatal contratada por la Secretaría de Energía, la cual se encarga de vender la producción a mercado abierto o precios negociados en el entendido de que buscará las mejores condiciones de venta, explicó Gonzalo Monroy, en su Análisis de la Ley de Ingresos Petroleros y la Reforma Energética.

Mario Gabriel Budebo dijo que se debe plantear en la reforma la posibilidad de que varios participantes puedan comercializar los hidrocarburos para evitar las distorsiones que generan los monopolios, como la corrupción.

Pero en la forma en cómo se redactó la Ley de Impuestos Petroleros, se excluye la posibilidad de alternativas a los CUC, asegura el director de GMEC.

"De acuerdo al artículo 32 de la LIP, una de las obligaciones contenidas en los CUC es la de entregar la totalidad de la producción. Este enunciado, en la práctica, elimina cualquier intento de transformar un CUC en un contrato de producción compartida. De esta forma, se reduce el atractivo comercial de los contratos promovidos por el Presidente Peña Nieto en su reforma energética".

El analista de la firma Structura, Marcelo Mereles, alertó en que se puede generar un sistema inflexible en la comercialización de los hidrocarburos, aunque no cree que al inicio existan muchas compañías que vengan a México con la idea de construir refinerías, debido a que existen ahora la capacidad suficiente en la costa del Golfo en Estados Unidos.

"Más bien lo que van a hacer es construir tubos para traer las gasolinas desde Estados Unidos hacia México para distribuirla".

El país refina casi 55% de sus gasolinas para su consumo interno, mientras que el diferencial que la balanza positiva entre los barriles de gasolina que importa y los barriles de crudo que exporta, se ha ido acortando en los últimos años, ante la caída en producción constante que ha vivido México en los últimos ocho años.

Pemex y el reto ante la apertura

Los analistas alertaron que Pemex no cuenta con las estructuras de capital humano, experiencia y gobierno corporativo que le permita competir en un entorno abierto a la participación del sector privado, por lo que se requiere que la paraestatal entre en el corto plazo a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para forzar su renovación orientada hacia un sentido empresarial.

"Pemex va a entrar en una postura muy débil no sólo por su hoja de balance, sus pasivos laborales o su enorme estructura laboral; sino también por su capacidad para atraer y generar talento", dijo el analista para América Latina de IPD John Padilla.

Alertó sobre las deficiencias que tiene la paraestatal en cuanto a su toma de decisiones, debido a la orientación burocrática que ha tenido la petrolera por años.

"Uno de los mayores problemas que tiene Pemex es cultural. Le falta mucho para ser una compañía orientada hacia lo empresarial", expresó por su parte Marcelo Mereles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los pasivos laborales de Pemex superan los 1.3 billones de pesos, y cuenta con una plantilla de 150,000 sindicalizados, una masa laboral que asociaciones como el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) han calificado de poco productiva en comparación a las grandes empresas internacionales del sector.

"Si Pemex pusiera una pequeña participación de capital en Bolsa, eso va a permitir que los inversionistas exijan más transparencia y eficiencia a la paraestatal", dijo Mereles.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×