Ford supera la muralla china

El último año, la automotriz logró aumentar sus ventas en 51% en un mercado que se le negaba; el gigante asiático representa un gran potencial para Ford ante el estancamiento en Europa y EU.
2012 Ford Focus  (Foto: Archivo)
Doron Levin

Después de un comienzo flojo, Ford por fin ha consolidado su presencia en China. Alan Mulally debe incluir tal hazaña entre sus notables logros como CEO del gigante automotriz.

En lo que va de este año, las ventas en el mercado chino ascienden a 647,849 vehículos, un 51% más que el año pasado. Hace sólo cinco años, Ford apenas vendía 250,000 vehículos al año y se consideraba irremediablemente rezagada. Pero estos últimos meses han mostrado una tendencia al alza, hacia una tasa anual de ventas de un millón de automóviles.

En 2006, cuando Mulally llegó a la empresa tras dejar la dirección de Boeing, el fabricante de automóviles navegaba a la deriva en muchos frentes, incluyendo Asia. Bill Ford Jr. entregó el timón a Mulally, quien envió un nuevo equipo a China en 2009 liderado por Joe Hinrichs, quien ahora dirige las operaciones de la automotriz en el hemisferio occidental. Ford ha dicho que está invirtiendo 4,900 millones de dólares para aumentar el número de vehículos y duplicar la capacidad de producción.

"Ford definitivamente está avanzando en China," afirma Marco Gerrits, consultor del sector  en la oficina de Beijing de la firma Boston Consulting Group. Gerrits señala que la SUV compacta Escape se ha convertido en una alternativa al Tiguan, el éxito de ventas de Volkwagen en ese mercado. VW es el líder de mercado en China.

El modelo más vendido en China es el Focus, un auto compacto que los chinos pronuncian "FO-kuh-suh", de acuerdo con Trevor Hale, portavoz en el gigante asiático.

Durante la última semana Mulally ha recorrido las operaciones de la empresa en Asia. Visitó la región para promover la introducción de la pequeña furgoneta Transit Connect, que puede adecuarse como taxi. (Durante su gira por Asia, Mulally, de 68 años, restó importancia a las preguntas sobre los rumores de que se estaría considerando abandonar la compañía para convertirse en CEO de Microsoft.)

Hong Kong tiene actualmente unos 18,000 taxis, casi todos ellos Toyota, con una minoría de Nissan. Las unidades Transit Connect necesitarán la aprobación de las autoridades de Hong Kong antes de que los operadores de taxi pueden incluso considerarlas.

El jueves, la fabricante reportó una sólida ganancia neta en el tercer trimestre de 1,270 millones de dólares, o 31 centavos por acción sobre ingresos (12% más altos) de 36,000 millones de dólares. Los resultados incluyen menores pérdidas en Europa, un foco problemático, y 126 millones de dólares en ganancias provenientes de Asia/África (que contiene a China), casi el triple del nivel obtenido hace un año.

La cuota que Ford tenía en China al término del primer año de Mulally en el cargo era de 2%. Ahora se acerca al 4%, a pesar de que mercado automotriz global de China sigue creciendo. La empresa quiere incrementar su participación al 6% para 2015.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hay cierto dejo irónico en el avance de Ford en China. Allá por el año 1924, Sun Yat-sen, el primer presidente de China, escribió a Henry Ford invitándolo a llevar al país su imperio industrial. Un asistente de la oficina de Ford respondió que el fundador de la automotriz no tenía planes de ir.

Ante la nula posibilidad de un rápido crecimiento del mercado de automóviles en Europa y Estados Unidos, el resto del mundo, y China en particular, ofrecen un gran potencial a corto plazo para Ford y otras automotrices. En el caso de Ford, la compañía ha sabido aprovechar lo que pudo haber sido una oportunidad perdida.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×