Gayosso ‘sale vivo’ de su propio funeral

Aunque la muerte es cercana a las empresas funerarias, éstas rediseñaron su estrategia de negocio; florerías virtuales, esquelas interactivas y bóvedas virtuales son algunas de las innovaciones.
gayosso  (Foto: Especial)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A algunas empresas la muerte les sienta bien, pero aún para las agencias funerarias, adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo de sus clientes puede ser la diferencia entre vivir o morir como negocio.

Bóvedas virtuales para alojar documentos importantes, esquelas interactivas y su incursión en el comercio electrónico al habilitar florerías virtuales son algunos de los servicios que las empresas en México han implementado.

Incluso hay quienes ya preparan el lanzamiento de funerales virtuales, una modalidad que permitirá a más personas presenciar las exequias de un ser querido si no pueden acudir de forma personal.

"La bóveda virtual es un servicio que damos a nuestros clientes de forma gratuita los tres primeros años después de contratar un servicio funerario a futuro, en la que pueden subir a la nube todos los documentos importantes que su familia necesitará cuando ellos no estén", explicó el director general de la agencia funeraria Gayosso, Carlos Lukac.

Ahí, los clientes pueden resguardar documentos digitalizados como su testamento, actas de nacimiento, matrimonio, pólizas de seguro o incluso instrucciones sobre qué es lo que desean que se haga con sus redes sociales.

Con este tipo de estrategias las casas funerarias líderes en México no esperan que sus ventas se disparen, más bien buscan sostener su ritmo de crecimiento de 15% en promedio al año en un entorno poco favorable frente a una desaceleración económica y la competencia de agencias funerarias informales.

"Cuando las familias tienen menos dinero en su bolsillo, la planificación a futuro pasa al último escalón en la lista de prioridades", reconoció el socio de Advent International, empresa propietaria desde el 2007 del 100% de las acciones de Gayosso, Santiago Castillo.

Otro reto para el sector es que "en México operan alrededor de 2,500 empresas de servicios funerarios que atienden los más de 600,000 fallecimientos que hay en el año, pero solo 50% de ellas son formales", denunció el director Comercial de J. García López, Óscar Padilla.

Al muerto, lo que pida

Internet ha permitido a Funerarias J. García López la creación de las primeras esquelas interactivas. Valiéndose de un código QR (que luce como un código de barras en forma cuadrada)  impreso dentro de la esquela, los familiares y seres queridos pueden acceder a un video homenaje con fotografías de momentos significativos en la vida de la persona y pensamientos escritos que los familiares allegados hayan decidido dedicarle.

"Donde antes se colocaba un simple guión entre la fecha de nacimiento y de fallecimiento, ahora le colocamos toda una vida", dijo Óscar Padilla.

De esta forma, una publicación sobria y que ha cambiado muy poco en el transcurso de los años se convierte en un producto digital con contenido emocional.

Las empresas funerarias también están incursionando en el comercio electrónico. Gayosso, por ejemplo, implementó la florería virtual, que, a decir de sus directivos, no están reinventando el comercio electrónico sino que se están adaptando a los cambios de hábitos de sus clientes.

"No estamos reinventando el comercio electrónico; es simplemente utilizarlo como un servicio complementario en un sector tradicional", dijo el directivo de Advent International.

Aunque todavía ninguna empresa vende los paquetes funerarios a través de Internet, los directivos no descartan la posibilidad de implementar esta funcionalidad en un futuro.

Además, ya se prepara el primer funeral virtual que mediante cámaras estratégicamente colocadas dentro de las salas de velación y a través de la red, se facilitará que las familias asistan virtualmente al servicio funerario a cualquier hora del día desde cualquier lugar del mundo, ya sea desde una tablet, computadora o smartphone, según información de la agencia Gayosso.

Otros servicios que no se dan a través de Internet, pero que son innovadores, son los que ofrece J. García López como el registro de una estrella con el nombre de la persona fallecida con un costo de 2,800 pesos, así como la transformación de las cenizas en diamantes con precios desde 4,000 a 25,000 dólares.

Otras historias de terror: Galletas Mac'Ma ‘hornea' su resurrección, La Cómer resurge de sus cenizas y Nokia, la caída del 'milagro finlandés'.

La próxima será la de Iusacell, que se publicará este martes 29 de octubre. Sigue a CNNExpansión a través de Facebook, Twitter, Youtube y Google +

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×