Twitter renunció a más de 1,300 mdd

En su debut bursátil, la firma se infravaloró más del doble de lo que generará en ingresos este año; la situación se asemeja a LinkedIn, quien perdió cientos de mdd por ser demasiado modesta.
opi_twitter  (Foto: Getty)
Dan Primack

Twitter comenzó a cotizar esta mañana en la Bolsa de valores de Nueva York a 45.10 dólares por acción, luego de que ayer en la noche fijó el precio de su debut en 26 dólares por papel. O, dicho de otra manera, la red social se infravaloró: se abstuvo de embolsarse más de 1,300 millones de dólares (mdd) en su Oferta Pública Inicial (OPI). O, en otras palabras, más del doble de lo que generará en ingresos este año.

Queda claro que Twitter no buscaba embolsarse hasta el último dólar y  fijó una valoración conservadora. Vio que Facebook adoptó el enfoque opuesto el año pasado, y creyó que esa ambición contribuyó a los sentimientos negativos contra la empresa (entre los inversores como con los empleados potenciales).

Nota relacionada: 15 datos que debes conocer de Twitter

Además, ninguno de los empleados de Twitter o capitalistas de riesgo estaban vendiendo -a diferencia de la firma de Mark Zuckerberg, donde más de la mitad de las acciones vendidas provinieron de dentro o de insiders- así que no hubo presión interna sobre el precio del papel.

Pocos opinaron como yo cuando argumenté que Facebook fijó su precio inicial acertadamente, porque las ofertas iniciales se hacen para obtener financiación. En resumen, yo estaba de acuerdo con lo que Henry Blodget escribió acerca LinkedIn en 2011, cuando la modestia le hizo renunciar a "sólo" un par de cientos de millones de dólares en su OPI.

El argumento de Blodget, además, no se basaba en el precio de la acción de LinkedIn al momento de la apertura, sino en el nivel al que subió durante el día. En su primer día de cotizaciones, las acciones de la red social del pajarito cerraron con un rendimiento de 72.7%, con lo que la capitalización de mercado pasó de 14,200 mdd a 24,989 mdd, es decir una ganancia de 10,789 mdd (algo sorprendente considerando que la OPI real solo recaudó 1,820 millones de dólares).

Las únicas personas que deberían estar entusiasmadas por esto son los banqueros de inversión que participaron en la colocación de la red social, que escalaron la muralla china para conseguirles a sus acaudalados clientes un negocio muy jugoso.

Es obvio que la red social de 140 caracteres quería que el precio subiera para propósitos de relaciones públicas y para subirle la moral a los empleados, pero es posible que sus colaboradores estén haciéndose hoy la siguiente pregunta: si Twitter hubiera fijado un precio de salida de 45.10 dólares por acción y hubiera usado las ganancias adicionales para pagar aguinaldos, nos habrían tocado más de 580,000 dólares por empleado. ¿Cómo está la moral ahora? ¿Algo baja?

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×