Samsung inicia 2014 con el pie izquierdo

Las acciones de la firma tuvieron un tropiezo en su primer día de cotización del año al caer 4.6%; Samsung enfrenta retos con la competencia china y con desarrolladores de ‘software’ como Apple.
samsung  (Foto: Getty)
Philip Elmer-DeWitt

El presidente de Samsung, Lee Kun-hee, de 71 años, caminaba un poco vacilante el jueves pasado cuando llegó para dar su discurso anual de año nuevo.

Y también con paso vacilante inauguró el año el conglomerado que ha dirigido desde 1987 (sin contar los dos años de ausencia tras ser condenado en 2008 por malversación y evasión fiscal).

Samsung interpreta el papel de matón en tantos mercados globales -y en numerosas historias de Apple- que es un poco difícil ver al mayor fabricante mundial de tecnología de la información en términos de sus debilidades. Pero con acciones que bajaron 10% en 2013 y otro 4.6% en el primer día de cotización de 2014 (la mayor caída porcentual intradía de Samsung en siete meses) esas debilidades y flaquezas son el tema de conversación de los analistas.

Los puntos que los especialistas citan acaso les suenen familiares a los inversionistas de Apple:

Un lento crecimiento. Se espera que la próxima semana Samsung reporte que las ganancias operativas del cuarto trimestre subieron 9.2%; "una fuerte desaceleración" según el Wall Street Journal, "respecto al aumento de 26% en el tercer trimestre".

La creciente competencia. Principalmente de los fabricantes chinos que pueden producir smartphones de imitación incluso más baratos que Samsung.

Menores márgenes. "La proporción de teléfonos inteligentes de inferior categoría parece haber aumentado dentro de la cartera, reduciendo los márgenes de beneficio", le dijo al Wall Street Journal un analista de la firma financiera Mirae Asset Securities, Doh Hyun-woo.

Pero Lee sabe que Samsung se enfrenta a problemas más profundos y estructurales.

Ningún fabricante de electrónica es mejor que ellos a la hora de producir rápidamente cantidades enormes de teléfonos inteligentes y tabletas de diferentes tamaños y especificaciones. Pero en el mercado de los dispositivos móviles eso representa el 50% de sus utilidades.

Software. Samsung no puede igualar el ecosistema de software de Apple, depende de Google para servirse de Android, y parece que no puede quitarse de encima el veredicto de 2012 por violar la patente de Apple que lo calificó de un "imitador", sin importar cuántas llamativas innovaciones agregue a su línea Galaxy de alta gama.

Lee, quien hace 20 años famosamente aconsejó a los empleados "cambiar todo, salvo la esposa y los hijos", destacó el jueves la necesidad de abandonar los viejos hábitos e idear nuevas tecnologías, en particular en el ámbito del software.

Samsung debe "deshacerse de los modelos y estrategias de negocio de hace cinco o diez años, abandonar los enfoques centrados en el hardware," dijo. "Los centros de Investigación y Desarrollo deben trabajar contra reloj, sin descanso".

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×