El desempleo de EU confronta a la Fed

La baja creación de plazas plantea la posibilidad de que la reducción del estímulo fue prematura; sin embargo, los datos podrían reflejar un problema más amplio de desigualdad de los ingresos.
berna  (Foto: Getty)
Nin-Hai Tseng

La Reserva Federal estadounidense se ha mostrado demasiado contenta con la economía en fechas recientes, pero el informe oficial sobre el empleo publicado el viernes nos mueve a preguntar si el Banco Central se equivocó otra vez.

La tasa de desempleo de Estados Unidos cayó a 6.7% en diciembre desde el 7% del mes anterior, pero esa tasa en realidad muestra que la economía creó considerablemente menos puestos de trabajo en diciembre, uno de los meses de mayor actividad comercial.

El Departamento de Trabajo informó que se crearon 74,000 plazas en el último mes de 2013, una cifra significativamente menor a los más de 200,000 puestos de trabajo creados durante los dos meses anteriores y además fue el aumento mensual más bajo en tres años.

Entérate: Obama nomina a Fisher a la Fed

Los economistas esperaban muchos más puestos de trabajo, y con razón, ya que el Banco Central anunció el mes pasado que comenzaría a reducir el apoyo que recibe la frágil economía mediante la disminución de sus compras mensuales de bonos de 85,000 millones de dólares a 75,000 millones.

El programa de estímulo, conocido como flexibilización cuantitativa QE, había bajado las tasas de interés a mínimos históricos, impulsando todo a su paso, desde la venta de viviendas a la venta de automóviles, pero los funcionarios de la Fed decidieron reducir las compras principalmente porque pensaban que el mercado laboral estaba mejorando.

¿Actuó prematuramente la Fed?

Es difícil saberlo en este momento, pues el reporte laboral de diciembre recoge solamente un mes de datos y aún está por verse qué ocasionó la pobre creación de empleo. ¿El clima? ¿Los fracasos técnicos? Simplemente no lo sabemos todavía.

Aparte de la situación del empleo, otros aspectos de la economía están mejorando: la deuda de los hogares ha caído a niveles no vistos desde principios de la década de 1990, y el pago de su deuda como porcentaje de los ingresos después de impuestos es tan bajo como lo fue a principios de los ochenta, como señaló recientemente un investigador del Center on Budget and Policy Priorities, Jared Bernstein.

Lo que es más, el valor de la renta variable y de las viviendas ha aumentado, y el patrimonio neto real de las familias ha vuelto a su pico antes de la recesión, según un profesor de economía en la Universidad de Wisconsin, Menzie Chinn.

Evidentemente, un sinnúmero de estadounidenses no se están beneficiando del alza en los precios de las acciones y las viviendas. Y los datos del empleo divulgados el viernes podrían reflejar más un problema de desigualdad en los ingresos que un problema meramente del empleo. Los minoristas de productos de bajo costo tuvieron una Navidad difícil, como manifiestan las decepcionantes ventas de Family Dollar, Sears y K-Mart.

Con todo, la Fed actúa con prudencia. A pesar de que el Banco Central ha disminuido sus compras de bonos, ha dejado margen para cambiar de rumbo si la economía de repente se tambalea. De hecho, la Reserva Federal sigue manteniendo su tasa de interés de referencia a corto plazo cerca de cero por un periodo extenso, una política que espera mantener a raya los costos de las hipotecas y otros préstamos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por supuesto, el informe de empleo complica aún más el paso que la Fed pueda tomar a continuación. Janet Yellen sustituye al presidente de la entidad, Ben Bernanke, el próximo mes.

Se dice que ella apoya la reducción de las compras de bonos, pero lo que determine hacer o no hacer en las próximas semanas dirá mucho sobre la situación de la economía estadounidense.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×