Delitos financieros, en 37% de empresas

La malversación de activos es el delito más común en las compañías, de acuerdo con estudio de PwC; los costos de estas prácticas pueden superar los 100 millones de dólares.
EMPRESA COMPUTADORA  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El 37% de las empresas y organizaciones en el mundo fueron víctimas de algún delito económico en 2013, lo que significa un aumento de 3% respecto 2011, de acuerdo con la Encuesta Global de Delitos Económicos 2014 de PwC (Global Economic Crime Survey).

Como un virus resistente, los delitos económicos persisten a pesar de los continuos esfuerzos para combatirlos. Ninguna organización de cualquier tamaño en todo el mundo es inmune al impacto del fraude y otros delitos”, señaló Steven Skalak, Socio de Servicios Forenses de PwC y editor principal de la encuesta.

La malversación de activos, es decir, cuando se usan los recursos de la empresa en beneficio propio, sigue siendo el delito más común, ya que 69% de las compañías encuestadas reportó que sufrió ese delito.

Mientras que el 29% reportó ser víctima de fraude en adquisiciones o compras de empresas. “El fraude en las compras se considera un riesgo doble, ya que victimiza a las empresas en la adquisición de productos y servicios y también en sus esfuerzos para competir y obtener nuevas oportunidades”, indicó la compañía a través de un comunicado publicado este miércoles.

El soborno y la corrupción afectaron al 27% de las empresas encuestadas, mientras que los delitos cibernéticos dañaron al 24%.

“Quienes cometen delitos económicos tienen éxito porque se adaptan a las cambiantes condiciones globales, como la creciente dependencia en la tecnología y la expansión de las economías emergentes”, señaló el directivo.

El 22% reportó que fue víctima de fraudes contables aunque otros de los delitos reportados incluyen el fraude de recursos humanos, lavado de dinero, propiedad intelectual o robo de datos, fraude en hipotecas.

PwC dice que las pérdidas que ocasionan estos delitos económicos son difíciles de evaluar, pero el 20% de las víctimas señaló que el impacto financiero en su organización asciende a más de un millón de dólares y 2% (30 organizaciones) estimó más de 100 millones de dólares cada una.

Sin embargo, estos no son los únicos daños, el 31% reportó afectaciones en el ánimo de sus empleados y 17% en la reputación corporativa y las relaciones de negocios, y 3% en el precio de sus acciones.

“Algo aún peor que el impacto financiero directo de este tipo de delitos es la amenaza que significan para una gran variedad de sistemas en los negocios que son la esencia de las operaciones corporativas. Los delitos económicos dañan los procesos internos, erosionan la integridad de los empleados y manchan la reputación de una empresa”, añadió el directivo.

¿En dónde ocurren los delitos económicos?

Regionalmente, los delitos económicos predominan en África, en donde 50% de los encuestados dice haber sido víctima de algún delito de este tipo, menor que el 59% registrado en 2011. Después está Norteamérica (41%), Europa del Este (39%), Latinoamérica y Europa Occidental (35% cada uno), Asia Pacífico (32%) y Medio Oriente (21%).

empresas-regiones-delitos.jpg

La encuesta identificó ocho economías emergentes – Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica, Turquía, México e Indonesia- donde el 40% del total de los entrevistados reportó haber sido víctima de algún delito económico, reflejando parcialmente un cambio en la riqueza de dichos países.

Artículo relacionado: México cae dos lugares en competitividad

¿Quiénes cometen los fraudes?

En general, los delitos ocurren cuando se presentan las siguientes tres condiciones: presión, oportunidad y racionalización personal del delito, señala la empresa.

De acuerdo con la encuesta, 56% de los delitos económicos son cometidos por algún empleado de la empresa y 40% por alguien externo.

No obstante, hay variaciones importantes por industria, por ejemplo, en servicios financieros casi 60% de los delitos provienen del exterior y 36% del interior.

A nivel global, los responsables de la quinta parte de los delitos económicos son personas en altos puestos gerenciales, 42% personas en puestos intermedios y 34% personal de nivel operativo.

¿Cómo se descubren los fraudes?

La encuesta reveló que 55% de los delitos económicos se descubren a través de controles corporativos, como los reportes de monitoreo de transacciones sospechosas, las auditorías internas o la evaluación de riesgos de fraude.

Los sistemas de línea de denuncia revelan aproximadamente una cuarta parte de los delitos reportados y casi una quinta parte se descubre a través de otros medios, como la aplicación de la ley, los medios de comunicación o por accidente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El perfil del típico defraudador es: hombre de mediana edad con título universitario o superior que ha estado en la organización por un periodo importante de tiempo. Globalmente, casi la mitad de todos los fraudes son perpetrados por empleados que tienen seis o más años de experiencia, y aproximadamente una tercera parte, empleados que tienen de tres a cinco años de experiencia.

La Encuesta Global de Delitos Económicos 2014 incluyó la participación de 5,128 personas de 95 países y se realizó entre agosto y octubre de 2013. De los encuestados, 50% eran altos ejecutivos, 35% representaban a empresas públicas y 54% eran de organizaciones con más de 1,000 empleados.

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×