SANLUIS Rassini acelera en Norteamérica

La firma de autopartes comenzó a exportar suspensiones para camiones pesados a esa región; invertirá 45 mdd este año que ocupará en expandir sus plantas y atender a nuevos clientes.
Sara Cantera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La empresa mexicana SANLUIS Rassini comenzó a exportar este mes suspensiones vehiculares a Daimler Trucks Norteamérica, el principal fabricante de camiones pesados en la región.

Con esto, la proveedora de suspensiones y frenos de la industria automotriz acelerará el paso para atender un mercado de camiones de mayor tamaño, pues hasta ahora en Norteamérica la empresa sólo se concentraba en el segmento de camionetas.

La compañía estaba enfocada en las pick ups, pues la región de Norteamérica es el principal productor de esos vehículos, pero ahora ampliaron su mercado, dijo Enrique Villaseñor, CEO de SANLUIS Rassini para Sudamérica.

“El año pasado iniciamos con la fabricación (de suspensiones) para el segmento de camiones pesados y en febrero comenzó la exportación para Daimler Trucks Norteamérica para las plantas de este fabricante en Saltillo, Santiago, Oregon y Carolina del Norte”, enlistó.

La compañía vende 73% de sus componentes en la región de Norteamérica y hasta el tercer trimestre de 2013 sus ingresos a ese mercado crecieron 3.7%.

Artículo relacionado: Chrysler pone fin a su bancarrota

Villaseñor explicó que fabricar suspensiones para camiones pesados toma tiempo, pues hay que pasar por un proceso de validación de las partes, ya que este tipo de vehículos se desempeñan en condiciones más rudas que uno convencional.

Las suspensiones que se exportarán a Daimler Trucks se fabrican en la planta que SANLUIS Rassini tiene en Piedras Negras, Coahuila.

Este año la firma de autopartes invertirá 45 millones de dólares (mdd) que se destinará principalmente a expansiones de sus plantas en Norteamérica y Brasil, así como para atender a nuevos clientes y mercados. En 2013 la inversión de la empresa fue de 42.4 mdd.

El 20 de febrero, anunció una inversión de 10 mdd para expandir las instalaciones de su planta de suspensiones en Río de Janeiro, Brasil y construir su nuevo centro logístico en Resende, en el mismo país.

SANLUIS Rassini ensambla 1.5 millones de suspensiones al año en Brasil y sus principales clientes son Kenworth, Navistar, MAN, Mercedes Benz, Scania, Toyota, Ford, GM, Honda, Nissan y Deco.

“Brasil está creciendo mucho en la provincia de Resende, la cual se está convirtiendo en un nuevo polo automotriz donde tienen operaciones MAN, Peugeot, Nissan y la planta de equipo pesado de Hyundai”, explicó Villaseñor.

La operación en Brasil representa casi un tercio de los ingresos totales de SANLUIS Rassini, pues el año pasado 236 mdd de los 812 mdd que registra en ventas provinieron de sus operaciones en el país de la samba.

En Brasil 80% de la venta de SANLUIS Rassini está dirigida al segmento de vehículos comerciales, transporte de mercancía y los denominados Clase 8, cuando en Norteamérica el principal mercado es para camiones más pequeños y camionetas tipo pick up.

“Fuimos de los primeras empresas de capital mexicano en llegar a Brasil en 1996, luego llegaron otras y ahora hay grandes transnacionales como Delphi y Bosch”, contó Villaseñor.

Artículo relacionado: México exporta menos autos

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En Brasil SANLUIS Rassini ostenta el 63% del mercado de muelles y 19% de resortes espirales.

El año pasado, SANLUIS Rassini también invirtió 24 mdd en México para ampliar 40% la capacidad de fundición de hierro gris en la planta de San Martín Texmelucan, Puebla, donde se construyó un área de fundición con capacidad para fabricar 170,000 toneladas de hierro líquido fundido hacia finales de 2014.

Ahora ve
Diego Luna y Gael García convocan a diálogo nacional sobre seguridad ciudadana
No te pierdas
×