Schneider ‘conecta’ con Ley energética

La compañía de origen francés espera que la entrada de capitales extranjeros impulse sus negocios; la firma prevé que la CFE mantenga su papel dominante en el sector por al menos cinco años.
electricidad  (Foto: Getty Images)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética abrirá nuevas posibilidades para que la firma de origen francés Schneider México expanda sus operaciones, pero advierte que no se debe caer en la “ingenuidad” de pensar que los cambios constitucionales traerán resultados antes del primer semestre de este año.

“La implementación de las leyes secundarias tomarán tiempo. No seamos naif (ingenuos) sobre el cambio, no veamos que para septiembre ya habrá cambios, pero el mensaje con el que nos quedamos es de continuidad, puede ser una mejor etapa, pero habrá que ir paulatinamente”, dijo el vicepresidente de Energía de Schneider Electric para Latinoamérica, Jean-Luc Vieux-Permon.

Los cambios constitucionales en materia de energía aprobados el año pasado permitirán la entrada de capital privado a la comercialización de electricidad, con lo que termina el monopolio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). El Congreso ha prometido que aprobará los cambios a las leyes secundarias en materia energética antes de finalizar abril.

"Hemos vivido crecimientos de doble digito en México y en el 2013 vemos que la reforma traerá un potencial de crecimiento adicional para la compañía, pero aún somos conservadores sobre los cambios, pero en el mediano y largo plazo el futuro es positivo", dijo Jean-Luc Vieux-Permon.

Schneider México provee servicios de administración, gestión y eficiencia del fluido eléctrico en todo tipo de plantas de generación desde las de ciclo combinado (gas y combustóleo) hasta las eólicas, por lo que la reforma les permitirá acceder a nuevos clientes que quieran generar su energía, además de participar en las asociaciones que logre la CFE para remodelar sus instalaciones.

“Por lo pronto vemos que la CFE tiene un conocimiento muy profundo, pero lo que tiene que hacer es una renovación de muchas de sus plantas (…). En cinco años más CFE seguirá dominando, aún con la apertura”.

La francesa fabrica desde tableros eléctricos, soluciones para la regulación de la tensión para proteger daños a equipos, estrategias de ahorro energético para industria y hogar, controladores de demanda eléctrica y de iluminación, además de equipamientos para la generación eléctrica y sistemas de monitoreo de fluidos en ductos para Pemex, por ejemplo.

“No somos operadores ni contratistas de plantas; no tenemos turbinas eléctricas. Somos proveedores de infraestructura y ayudamos a mejorar la eficiencia eléctrica en plantas de todo tipo de generación, desde eólica, hasta solar. Lo que hacemos es administrar el fluido eléctrico hasta que llega al consumidor”, dijo Jean-Luc Vieux-Pernon.

En los últimos ocho años la empresa ha adquirido alrededor de 100 empresas en todo el mundo.

Entre sus compras destaca la adquisición de Telvent, la firma tecnológica que en México tiene como clientes a Pemex Refinación -que ocupa su sistema SCADA en poco más de la mitad de sus ductos para detectar flujos y fugas en sus sistemas-. El sistema también es usado por las desarrolladoras de poliductos Ienova, la mexicana Fermaca y la francesa GDF Suez.

Nota relacionada: Reforma energética quitará luz a la CFE

Las agencias de calificación Fitch y Moody’s han apuntado que la reforma impactará más pronto a la CFE, pues aunque la paraestatal cuenta con el monopolio de la comercialización de la electricidad, la iniciativa privada ya genera cerca del 35% de la energía que se vende en México.

Schneider México, que tiene 12 plantas y 20 oficinas comerciales, espera que la propia CFE atraiga inversión conjunta para reconfigurar varias de sus plantas que hoy generan pérdidas debido a su ineficiencia, lo que abrirá una oportunidad de negocios más para la francesa.

Nota relacionada: 6 firmas energéticas ‘bien conectadas’

Actualmente Schneider México, cuya presencia en el país data de más de 60 años, da servicios a empresas como Bimbo, Grupo México, iEnova, Fermaca, GDF Suez, Alstom, así como a Pemex y CFE.

Este año la firma -que es la segunda empresa francesa con mayor número de empleados en el país, con 8,500 trabajadores- anticipa ampliar su planta productiva en México, con la finalidad de aprovechar las oportunidades que le representará la reforma energética.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×