La guerra contra Herbalife llega a China

El gestor Bill Ackman busca demostrar que la firma opera con un esquema que viola la ley del país; Herbalife ha rechazado en distintas ocasiones que su negocio esté sostenido en un fraude piramidal.
Herbalife  (Foto: CNN)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Bill Ackman ha dicho que irá “hasta el fin del mundo” con tal de hundir a Herbalife. El martes llevará el combate a China.

El multimillonario gestor de fondos hedge planea presentar nuevas pruebas que demuestran que Herbalife, que vende suplementos nutricionales a través de una red de distribuidores independientes, opera violando la ley china.

Nota relacionada: ‘Puñetazos verbales’ por Herbalife

El fondo hedge de Ackman, Pershing Square Capital Management (de 11,000 millones de dólares), dará a conocer un informe que muestra que el negocio de Herbalife en China funciona “como un esquema piramidal,” según un comunicado de prensa emitido la semana pasada.

Ackman llamó por primera vez a Herbalife una estafa piramidal hace más de un año cuando reveló su apuesta bajista, apostó 1,000 millones de dólares a que el precio de las acciones de la compañía caería. Hasta ahora, la operación no le ha resultado. Las acciones de Herbalife han subido casi 60% en los últimos 12 meses, produciendo significativas pérdidas en papel para Pershing.

Artículo relacionado: Las mayores peleas empresariales de 2013

Pero la decisión de abrir un nuevo frente contra Herbalife en China sugiere que Ackman no tiene intenciones de recular. En noviembre le dijo a Bloomberg TV que estaba dispuesto a “ir hasta el final del mundo” para ganar su apuesta.

Ackman argumenta que Herbalife gana dinero vendiendo sus productos a los distribuidores, quienes a su vez los venden a otros vendedores locales y no ha usuarios finales reales. Acusó a Herbalife de usar a los latinos en Estados Unidos como un intento de explotar a las comunidades de inmigrantes.

Herbalife, por su parte, asegura que sus prácticas comerciales no son distintas a las de otras compañías de marketing “multi-nivel,” como Avon y NuSkin. La empresa ha desestimado las acusaciones de Ackman calificándolas de infundadas y motivadas por el lucro.

Artículo relacionado: Herbalife suma voces en contra

Pero Ackman ha utilizado tácticas agresivas para llamar la atención sobre lo que en sus palabras es “una empresa intrínsecamente fraudulenta.”

Según una nota publicada el lunes por el New York Times, Ackman ha financiado campañas de cartas y grupos de base para apoyar su causa. También ha cabildeado a miembros del Congreso estadounidense, entre ellos el senador Ed Markey, un demócrata de Massachusetts, quien en enero pidió que las entidades reguladoras investigaran a Herbalife tras recibir quejas de los electores.

Herbalife aludió al cabildeo de Ackman en un comunicado el lunes.

Artículo relacionado: Herbalife tiene 192 quejas en su contra

“Otro día, otro ataque infundado de Bill Ackman,” dijo una portavoz de la compañía. “Al no haber podido defender su alegato en Wall Street, llevó su lucha a Washington, DC y a los estados. Ahora que esos esfuerzos por granjearse una investigación han quedado expuestos, se va a China. Confiamos en la fuerza de nuestro modelo de negocio basado en el consumo en China.”

Pero cuando se trata de comprar influencia en Washington, Herbalife se las gasta mejor que Ackman, literalmente.

La empresa, que reportó ventas por 4,800 millones de dólares el año pasado, gastó casi 2 millones de dólares en cabildeo federal en 2013, según documentos citados por Reuters. Pershing, por el contrario, gastó 264,000 dólares en cabildeo el año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, otro renombrado gestor de fondos hedge ha asumido el lado opuesto de la apuesta de Ackman.

Carl Icahn compró una participación de 13% en Herbalife en febrero de 2013, al poco de que Ackman lanzara su ataque. Los dos intercambiaron insultos en un memorable encontronazo en la televisión en vivo el año pasado.

Ahora ve
En la última década, el trabajo desde casa aumentó 115% en todo el mundo
No te pierdas
ç
×