Crisis Rusia-EU espanta a tecnológicas

Las sanciones por la anexión de Crimea pueden afectar los negocios de empresas como Google e Intel; el gasto de Rusia en tecnologías de la información fue de 34,000 millones de dólares en 2013.
google  (Foto: Getty)
Zack Whittaker

Las empresas de tecnología estadounidenses se han mantenido silenciosas tras la disputa repentina y creciente entre Estados Unidos y Rusia por la anexión del segundo país de Crimea en Ucrania, pero los expertos dicen que las sanciones económicas también podrían afectar sus operaciones en el país.

Mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, intercambiaban críticas mordaces en público, diplomáticos y funcionarios gubernamentales fueron agregados a las listas nacionales que prohíben viajes y otras actividades. Otras sanciones, incluyendo embargos comerciales y sanciones de importación y exportación están siendo exploradas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

La semana pasada, las empresas occidentales quedaron atrapadas en la refriega por primera vez cuando las empresas de servicios financieros Visa y MasterCard se vieron obligadas a interrumpir el servicio a cuatro bancos rusos que fueron el blanco de la primera ola de sanciones. La noticia sugirió que las empresas de tecnología global también estaban en riesgo.

Silencio es la palabra

Las empresas de tecnología en Silicon Valley y otros lugares de Estados Unidos permanecen silenciosas acerca del tema; y cuando no lo hacen, solamente dicen que siguen de cerca los acontecimientos actuales.

Un portavoz de Google se negó “a especular sobre estas cuestiones”, en respuesta a una pregunta de Fortune sobre el tema. Los voceros de BlackBerry, Dell, Hewlett-Packard, y Lenovo -que venden tecnología a gobiernos en Occidente y a Rusia- no quisieron hacer comentarios. Microsoft y Nokia dijeron que son incapaces de dar comentarios; Apple y VMware no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Cisco, que tiene una oficina en Kiev y oficinas de ventas en Rusia, dijo que permanece abierta y está realizando “negocios como de costumbre”, dijo un portavoz. “Continuaremos observando con atención cualquier impacto a nuestros empleados, clientes o negocios”, añadió.

Entérate: Gazprom aumenta tarifa de gas a Ucrania

Una portavoz de Intel solamente dijo que la empresa estaba “siguiendo los acontecimientos en el extranjero”. Intel cuenta con cuatro oficinas en Rusia, con alrededor de 1,000 empleados, en su mayoría ingenieros de software. “Seguiremos vigilando la situación”, añadió.

Un vocero de Kaspersky, la firma de seguridad en línea registrada en Reino Unido con oficinas centrales en Moscú y oficinas en Estados Unidos, dijo que la compañía “no tiene vínculos políticos con ningún Gobierno” y que las sanciones de Estados Unidos y de la UE impuestas hasta la fecha “no afectan directamente” a sus negocios o clientes.

Impacto limitado

Las empresas globales de tecnología tienen solo un pequeño impacto en la economía global de Rusia, a pesar del reciente estatus del país como una economía de alto crecimiento "BRIC".

El gasto de Rusia en tecnologías de la información (TI) fue de 34,000 millones de dólares en 2013, apenas 1.7% de la economía rusa, de acuerdo con la firma de estudios de mercado IDC. Rusia es el décimo quinto mayor mercado de teléfonos inteligentes y el quinto mayor mercado de tablets en el mundo. Más de dos tercios del gasto de Rusia en TI es en hardware, y las PC, teléfonos inteligentes y tablets representan la mayor proporción.

Artículo relacionado: ¿Por qué a Rusia le importa Crimea?

“Los fabricantes de dispositivos Android (de Google) probablemente tienen más que perder con la actual volatilidad económica y política”, dijo un analista de IDC, Mike Shirer, “seguidos por los fabricantes de las PC”.

Aún así, la economía de 2 billones de dólares de Rusia está peligrosamente cerca de caer en recesión y “ciertamente no puede ganar una guerra de sanciones financieras o económicas”, escribió el analista de Standard Bank Tomothy Ash en una nota enviada el 11 de marzo a los analistas.

Negocio arriesgado

Los expertos de la industria advierten sobre los riesgos continuos de las relaciones hostiles entre Rusia y Estados Unidos, y dicen que las empresas de tecnología occidentales ya habían comenzado a dar la espalda a Rusia, citando inestabilidad y un ambiente de negocios hostil.

De acuerdo con el director regional de IDC, Robert Farish, la anexión de Crimea “llega en un momento en que muchos participantes grandes ya estaban recalibrando sus planes de Rusia”. La tasa de crecimiento del gasto en TI en Rusia ha estado disminuyendo desde 2011, dijo Farish, y es probable que continuará esa tendencia en 2014 aún sin los eventos en Crimea.

“El tipo de cosa que Estados Unidos probablemente haría primero es evitar la exportación de ciertos tipos de tecnologías a los rusos, el tipo de cosas que solíamos hacer durante la Guerra Fría”, dijo un profesor de gobierno y la política de la Universidad George Mason, Mark N. Katz. Si Rusia respondiera, las empresas estadounidenses podrían comenzar a “experimentar problemas”, agregó.

Artículo relacionado: Rusia-EU, ¿quién pierde en sanciones?

“Podría ser que Moscú descubra de repente que estas empresas estadounidenses deben impuestos”, dijo Katz.

Por otra parte, una tensión continua entre los países podría llevar a Rusia, el noveno mayor país del mundo por población, a construir productos de tecnología “libres de Estados Unidos”, como China ha hecho de manera exitosa, dijo Farish.

“Sanciones o no sanciones, creo que los acontecimientos actuales serán perjudiciales a largo plazo para el negocio que las multinacionales de alta tecnología con sede en Estados Unidos hacen allí”, señala el directivo.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×