Suicidios prenden focos rojos en banca

Algunas firmas han tenido que cambiar sus hábitos luego de la muerte de varios empleados; los altos niveles de presión y competencia han afectado la salud mental de algunos colaboradores.
suicidio  (Foto: Getty)
Alanna Petroff
LONDRES -

A medida que los suicidios de banqueros y las muertes prematuras ocupan los titulares, las grandes firmas financieras se ven obligadas a enfrentar el estrés, la ansiedad y la depresión entre su personal.

La semana pasada, una investigación forense concluyó que el exejecutivo de Deutsche Bank, William Broeksmit, se quitó la vida. Su psicólogo dijo que Broeksmit estaba profundamente preocupado porque el banco era investigado por las autoridades.

El año pasado un pasante becario en Bank of America, Moritz Erhardt, murió de un ataque de epilepsia producido quizás por fatiga, de acuerdo con el juez de instrucción. El joven de 21 años de edad había estado trabajando jornadas agotadoras días antes de morir.

En mayo, una investigación forense estudiará la muerte de un empleado de JPMorgan, Gabriel Magee, quien en enero se despeñó del edificio de 33 pisos del banco en Londres. Magee murió unas semanas antes de que un colega de JPMorgan presuntamente cometiera suicidio en Hong Kong.

“El estrés (en Londres) es palpable. Parece que ha empeorado en los últimos años desde la recesión”, indicó un psiquiatra que trabaja con profesionistas en el centro financiero de la ciudad, el doctor Neil Brener. “Los empleadores están empezando a tomar conciencia del problema”.

Los banqueros aceptaron parte de la responsabilidad de la crisis financiera mundial. En los años posteriores ha habido una avalancha de investigaciones, demandas y nuevas regulaciones que han incrementado la presión sobre muchos trabajadores del sector, aun cuando sus patrones exigen volver a la bonanza ganancial del pasado.

Artículo relacionado: México, el país con más estrés laboral

Y es una situación particularmente difícil para las empresas financieras que tratan de cambiar una cultura donde los empleados temen que pedir ayuda pueda perjudicar sus carreras. Lograr que el personal bancario de Londres -compuesto por 146,000 personas- cambie su comportamiento tomará tiempo.

Medidas de prevención

Sin embargo, algunas firmas han comenzado a actuar. En Londres, 19 empresas y dos instituciones de beneficencia crearon la City Mental Health Alliance (CMHA), que proporciona un foro donde los altos ejecutivos de la industria bancaria y los servicios profesionales pueden hablar sobre cómo atajar el problema.

La alianza CMHA fue fundada en octubre, y ahora incluye a Bank of America, Goldman Sachs, Morgan Stanley, UBS, KPMG y Deloitte, entre otros.

El cofundador de CMHA y vicedirector jurídico de KPMG International, Pete Rodgers, señaló que todas estas compañías tienen buenos programas para ayudar a los empleados a hacer frente a las crisis -ofrecen asistencia telefónica en situaciones de angustia, por ejemplo- pero pocas han implementado iniciativas centradas en la prevención.

“Todos reconocen que Londres es un lugar competitivo y las largas jornadas no desaparecerán”, apuntó Rodgers. Los empleadores están “ensayando con programas que puedan satisfacer las necesidades de los clientes, pero que también garanticen que los empleados tengan tiempo libre para revitalizarse”, dijo.

Entérate: Suicidios inquietan a Wall Street

Entre las nuevas medidas que se están introduciendo, Goldman Sachs anima a sus banqueros de inversión junior a descansar los fines de semana. Y una de las grandes firmas de contabilidad sopesa permitir que los empleados se tomen algunos meses libres sin estar obligados a revelar por qué necesitan un descanso, comentó Rodgers. Eso sería de gran ayuda para los empleados que no quieran hablar con sus superiores sobre problemas de salud mental.

Morgan Stanley también ha ampliado un programa denominado Mind Matters, que ofrece a sus empleados seminarios sobre temas relacionados con la capacidad de recuperación, la relajación y la presión gerencial. El programa fue lanzado en 2010.

A pesar de que las firmas financieras intentan combatir los efectos del creciente estrés, no hacen mucho por divulgar sus esfuerzos. Media docena de los mayores bancos de Londres contactados por CNNMoney declinaron comentar sobre el tema.

Artículo relacionado: Crisis financiera causó 5,000 suicidios

KPMG fue una de las pocas que quiso hablar. Según Rodgers, una iniciativa que funcionó particularmente bien en su firma consistía en hacer que los altos ejecutivos escribieran sobre sus luchas personales en materia de salud mental en un boletín de la empresa, lo que alentó un debate más abierto entre el personal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar de que el sector se muestra reticente, Rodgers cree que la industria de los servicios financieros entiende las ventajas de mejorar la salud mental de sus empleados. “Incluso en el aspecto económico”.

Los problemas asociados al estrés mental le cuestan a los empleadores del Reino Unido cerca de 43,000 millones de dólares cada año debido al ausentismo, la menor productividad y los costos de contratación, según estimaciones del Center for Mental Health.

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×