‘Big data’, el objetivo de Microsoft

El CEO de Microsoft plantea como objetivo trazar una nueva cultura de datos para la empresa; sin embargo existe software que es incompatible con la zona de obra de la firma.
nadella  (Foto: CNN)
Adam Lashinsky
NUEVA YORK -

El novato presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, realizó un evento en San Francisco el martes, en su tercera aparición pública en tres semanas. A diferencia de su última aparición para dar a conocer la aplicación de Microsoft Office para la iPad, el evento de un día de duración no recibió mucha atención, probablemente porque estaba enfocado en el software empresarial.

Es cierto que Nadella no dijo muchas cosas nuevas. Reuters y Bloomberg cubrieron lo básico, lo cual incluyó actualizaciones sobre la base de datos de Microsoft y sus productos auxiliares.

Sin embargo, me llamaron la atención las palabras que Nadella y otros ejecutivos utilizaron para describir los objetivos de Microsoft, principalmente las muchas maneras en que vistieron y adornaron la palabra “datos”. Los big data son el tema de la era, y nadie puede ignorarlo. Pero Nadella y su equipo han ideado formas inteligentes para explicarlo, lo cual me parece un hecho positivo. Después de todo, ésta es la parte del negocio que Nadella dirigió antes de su ascenso a presidente ejecutivo, y también es la parte del negocio de Microsoft que es menos vulnerable a la competencia.

Artículo relacionado: Nadella, con nuevo aliado en Microsoft

En la cosmovisión de Nadella, los datos generados por, que viven en, y reforzados por el software de Microsoft son el futuro de la empresa. Dijo que la empresa necesita una “cultura de datos en la que cada ingeniero, todos los días, esté observando la utilización de los datos, aprendiendo sobre la utilización de los datos, cuestionando qué nuevas cosas vamos a probar con nuestros productos y que esté en ese ciclo de mejora que es la fuerza que mueve a Microsoft”. Habló de “agotamiento de datos”, como los registros de servidor, flujos de redes sociales y datos de transacciones que carecen de sentido a menos que puedan convertirse en “combustible de datos” para algo que él llamó “inteligencia ambiental”. Abordar esto de la manera correcta dará lugar a un “dividendo de datos” para los clientes de Microsoft.

Tal lenguaje impreciso también incluyó ejemplos. Los ejecutivos de Microsoft mostraron cómo los usuarios pueden aprovechar las nuevas características del software de productividad Office de Microsoft para capturar cibercriminales, mejorar la utilización de la energía en los edificios, y analizar gastos de mercadotecnia.

Las palabras tienen limitaciones, por supuesto. Nadella alentó a los usuarios a “pensar en Office como en el andamiaje desde el cual puedes tener acceso a los datos”. Me gusta eso. Sin embargo, con demasiada frecuencia, otros han erigido sus productos lejos de la zona de obra de Microsoft. Hasta el día de hoy, me molesta que Microsoft no haya construido LinkedIn desde su programa de correo electrónico Outlook, un verdadero derecho natural de Microsoft. Desde hace años, he distribuido un correo electrónico informal a un grupo de amigos, con enlaces hacia mis artículos. Esa función de grupo en Outlook no hacía casi nada por mí, que no fuera enviar un correo electrónico. Finalmente, me modernicé y ahora estoy usando MailChimp. Las herramientas de análisis son una maravilla, y Microsoft debería proporcionármelas, no una startup con un nombre gracioso.

Sin embargo, las palabras son un comienzo. Kevin Turner, director de operaciones de Microsoft, usó la palabra “humildad” al menos dos veces al comunicar la actitud de la empresa hacia sus clientes. Y Nadella no ha terminado de usar las palabras. Microsoft dijo que el presidente ejecutivo comenzará a realizar las conferencias de resultados trimestrales de la empresa el 24 de abril, un alejamiento de la rutina de Steve Ballmer. A los inversores les encanta escuchar las noticias del CEO directamente; especialmente si él puede decirles que sus palabras se están traduciendo en los tipos de cifras que ellos quieren oír.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×