Inglaterra quiere dominar en videojuegos

El Gobierno otorgará exenciones fiscales a desarrolladores para incentivar la producción de títulos; al darle a la industria la misma importancia que al cine, el país busca frenar la fuga de talentos.
ps  (Foto: Getty)
Jonathan Weinberg

Una campaña de 10 años para conseguir exenciones fiscales para el desarrollo de videojuegos en el Reino Unido ha sido victoriosa, y la industria creativa del país espera que revierta la “fuga de cerebros” hacia Norteamérica.

La medida -ahora ratificada y convertida en ley por la Comisión Europea- coloca a la industria de los videojuegos a la par de la producción de cine y televisión en Gran Bretaña, que ya disfruta de exenciones, lo cual les permite atraer grandes presupuestos en el extranjero.

El presidente de la Association for UK Interactive Entertainment y presidente ejecutivo de la editorial de videojuegos independiente Mastertronic, Andy Payne, ha sido una de las personas involucradas en la campaña.

Artículo relacionado: Videojuegos de disco, ¿fin de una era?

“En la década de los 80 y los 90, la industria del videojuego en Reino Unido siempre era un semillero de talento”, dice, “pero a medida que las consolas alcanzaron la dominancia a finales de los años 90 y principios de los 2000, y los presupuestos de producción aumentaron, otros países comenzaron a identificar y luego a buscar a los desarrolladores de juegos como una fuente de empleos de alto valor y crecimiento económico a través de incentivos fiscales proactivos”.

El principal protagonista fue Canadá, dice Payne, que “ofrecía incentivos fiscales generosos” que variaban según el estado. “Durante los últimos 10 años, el Reino Unido ha experimentado un drenaje constante de talento hacia ese país, y muchos grandes estudios de desarrollo cerraron aquí”, dice. “Espero que esto ahora se revierta”.

La nueva exención fiscal a la producción para los videojuegos permite reclamar la devolución de hasta el 25% de los costos de calificación. La orientación detallada sobre lo que es permisible aún está siendo acordada.

Los títulos de juegos deben cumplir con algunas reglas que deben incluirse en la devolución. Éstas incluyen criterios como la cantidad de desarrollo que ocurre en Gran Bretaña, así como la cantidad de acción que está escenificada en Reino Unido o en los países dentro del Área Económica Europea, y si el juego contribuye a la “promoción, desarrollo o mejora de la cultura británica”.

Artículo relacionado: Gran Breataña tiene crecimiento histórico

De acuerdo con el fundador de Games Investor Consulting, Nick Gibson, los créditos ahora permiten al Reino Unido una lucha más justa por el tercer lugar en el ranking de los tres principales productores de videojuegos en el mundo, después de Estados Unidos -donde los apoyos varían según el estado- y Japón.

Los rivales para la posición de Reino Unido incluyen a China y Corea del Sur, así como a Canadá. Naciones prometedoras como Finlandia y Holanda también han registrado un respaldo de sus Gobiernos a la industria del videojuego mediante incentivos fiscales.

El factor empleo

El presidente ejecutivo del grupo comercial The Independent Game Developers' Association (TIGA), Richard Wilson, dice que la falta de incentivos similares en Reino Unido ha dado lugar a una industria en declive. Sus propias cifras sugieren que el empleo en sector británico se redujo en más de 10% entre 2008 y 2011, y que la inversión cayó 48 millones de libras, o alrededor de 81 millones de dólares.

“La aprobación e implementación del Games Tax Relief (Beneficio Fiscal a los Juegos) es la mayor medida de política en la historia de la industria de los videojuegos del Reino Unido”, dice Wilson. “No solo podría ayudar a Reino Unido a ubicarse dentro de los tres principales productores de videojuegos una vez más, sino que permitiría a nuestro sector alcanzar nuevas alturas creativas y artísticas”.

Artículo relacionado: Videojuegos 'revolucionarán' educación

TIGA predice que los créditos costarán 96 millones de libras (unos 162 millones de dólares) en cinco años. Pero el grupo dice que sus beneficios superarán con creces esto e incluirán la creación y protección de 4,661 empleos directos e indirectos, alentando un gasto de inversión adicional de aproximadamente 188 millones de libras (alrededor de 317 millones de dólares) por estudios del Reino Unido y generando 172 millones de libras (aproximadamente 290 millones de dólares) en los ingresos fiscales nuevos y protegidos para el Ministerio de Hacienda.

“Reino Unido ha sido siempre uno de los mejores lugares del mundo para hacer videojuegos. Combinamos capacidad técnica con creatividad británica, una mezcla única”, dice el ministro de Industrias Creativas del Gobierno británico, Ed Vaizey. “El beneficio fiscal a los videojuegos hará una enorme diferencia; impulsará el crecimiento de nuestra industria de videojuegos, creará nuevos empleos y ayudará a asegurar un futuro brillante para nuestros talentosos y creativos desarrolladores de juegos”.

Reino Unido volverá al trono

El director de estudio de Sports Interactive, el fabricante del éxito mundial Football Manager, Miles Jacobson, cree que las empresas globales son más propensas a invertir en Reino Unido ahora que el entorno está nivelado con el esfuerzo económico de los países rivales.

"Los desarrolladores más pequeños son más propensos a tomar riesgos ya que saben que pueden recuperar un porcentaje de sus costos de producción”, dice, “y, para un estudio como el nuestro que ya es rentable, nos da la oportunidad de volver a invertir el crédito en contratar a más personas para unirse al equipo, lo que conduce a mejores juegos para aquellos que los compren”.

El fundador de Robot Overlord Games, Lucas Dicken, ve una ventaja distinta. “De la forma en que está estructurado el sistema, también hay un cierto aseguramiento contra el fracaso total”, dice. “Si el juego fracasa, sabemos que hay un cierto colchón disponible como resultado de los créditos fiscales disponibles”.

Esta noticia se produce a medida que más de 250 desarrolladores británicos se han unido para impulsar la industria en el extranjero a través de un sitio web de campaña en madeincreativeuk.com.

La presidenta ejecutiva de UKIE, Jo Twist, ha estado recorriendo el país para educar a los desarrolladores acerca de lo que significa el plan para ellos. “Somos la nación más creativa del mundo y el lugar de nacimiento de la industria de los juegos”, dice.

De hecho, el Reino Unido cuenta con un rico patrimonio de desarrollo de juegos, y gran parte de la creación del galardonado y mega popular Grand Theft Auto tuvo lugar en Escocia, en Rockstar North.

Un desarrollador del estudio escocés Me & The Giants, David Sapien, está de acuerdo. “Esto significa quedarnos en Escocia en lugar de trasladarnos a Canadá”, dijo. “Los nuevos recortes de impuestos parecen acercarse a la relación costo-beneficio de que traslademos nuestro estudio al extranjero”.

El pedido de incentivos fiscales para los videojuegos ganó relevancia cuando fue incluido en un informe de 2011 que analizaba el fomento de la próxima generación de la creativos del Reino Unido. El informe fue coescrito por el expresidente de Eidos Interactive, Ian Livingstone, los creadores de la franquicia Tomb Raider, y también pedía que a los estudiantes se les impartieran clases de programación informática. La sugerencia será adoptada en los programas escolares a partir de septiembre.

“Con ventajas fiscales que apoyan una comunidad saludable de estudios británicos, podemos ayudar a garantizar que nuevas generaciones de desarrolladores no tendrán que mirar hacia el extranjero en busca de su gran oportunidad”, dice el editor de la revista de la industria Develop, James Batchelor. “La industria actualmente está disfrutando de una era de firmas independientes y emprendimientos, con equipos e individuos talentosos que prueban cosas nuevas en el desarrollo de juegos. Los créditos fiscales significan que cualquier riesgo que tomen no será tan devastador como podría haberlo sido hace algunos años, y les da los recursos para hacer crecer cualquier éxito que tengan”.

“Y”, agregó Batchelor, “¿quién puede decir que no tentará a los expatriados nostálgicos a abandonar Canadá para comenzar un estudio en casa?”

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×