Casinos, ¿una mala apuesta?

En México, estos negocios se han visto afectados por mayor fiscalización, menor clientela y cierres; el Mundial tampoco será una solución, ya que solo beneficiará a las casas de apuestas ‘online’.
casinos  (Foto: Thinkstock)
Sara Cantera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El negocio de los casinos en México vive una racha de mala suerte. Este año, las salas de juegos y apuestas tendrán dificultades para alcanzar el crecimiento de 3%, admitieorn representantes de la industria, quienes revelaron que en años anteriores su desempeño solía ser superior al 6%.

“Vemos un muy modesto crecimiento contra el año pasado y eso se lo atribuimos a que nuestros principales clientes son de clase media y clase media alta. A ellos les ha pegado fuerte el tema fiscal y de inflación. Hay que considerar que nuestra clientela gasta en los casinos lo que les sobra”, dijo una fuente del sector que pidió no ser identificada.

Una mayor fiscalización, la desaceleración de la economía y el cierre de al menos 40 casinos y 15 salas de apuestas, por irregularidades en sus permisos, anticipan que este año se romperá la regla de que “la casa nunca pierde”.

En México existen 380 establecimientos dedicados a las apuestas, juegos y sorteos, cuyos ingresos ascienden al 18% de las apuestas que manejan, por lo tanto, si la afluencia a sus establecimientos disminuye el número de apuestas baja, dijo la fuente consultada.

Contra lo que pudiera pensarse, el Mundial de Futbol no ayudará a mejorar los ingresos de los casinos, pues la gente tiende a quedarse en casa a ver los partidos y no sale a jugar.

“Las apuestas por el Mundial que se realizan de manera legal son muy pequeñas, las que se llevan las apuestas grandes son las páginas de Internet que toman las apuestas de los mexicanos y operan en el extranjero. Los mexicanos apuestan por Internet para que no les retengan el impuesto”, dijo Alfonso Pérez Lizaur, presidente de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos.

Las casas de apuestas en Internet más populares son Bwin, Bet365 y PokerStars. Los tres sitios en línea se llevan 70% de las apuestas no reguladas, que además no pagan impuestos en el país, según Pérez Lizaur.

Nota relacionada: Inglaterra quiere dominar en videojuegos

De los 40 casinos que han cerrado, 25 pertenecen a la empresa Entretenimiento de México Sociedad Anónima de Capital Variable, propiedad de Juan José Rojas, a quien la Secretaría de Gobernación le revocó el permiso federal en materia de juegos y sorteos el pasado 1 de abril.

El empresario ha sido acusado de pagar sobornos a distintos jueces y magistrados para que fallen a su favor en distintos casos judiciales relacionados con la operación de sus casinos. Además, otros 10 casinos han cerrado en lo que va del año, simplemente por ser incosteables.

En México se estima que cada año acuden a las salas de juegos alrededor de 3 millones de visitantes.

Codere, cartas marcadas

Como muestra del mal desempeño de este tipo de negocios, está la situación de la operadora española de casinos Codere, que enfrenta un pesado perfil de deuda que deberá reestructurar, mayor fiscalización en varios países, además de una caída en el negocio de las apuestas.

Desde julio del 2013, la empresa se encuentra en pláticas con los tenedores de bonos para reestructurar una deuda que asciende a 1,246.6 millones de euros.

En el primer trimestre del año, el flujo operativo de Codere a nivel global fue de 47.8 millones de euros cuando esperaba que fuera de 53.4 millones de euros, debido al descenso de su flujo operativo en México y Argentina, que tradicionalmente habían sido las operaciones con mejores resultados a nivel mundial.

Nota relacionada: México pega a resultados de Codere

En el primer trimestre del año, los ingresos de Codere en México disminuyeron 25.2%, al sumar 78.4 millones de euros, debido principalmente a una disminución de la recaudación media neta diaria por máquina.

La operaciones de casinos de Codere en México se vieron afectadas también por una mayor competencia y la implementación de la ley antilavado de dinero en el último trimestre de 2013. Esta norma ordenó la aplicación de nuevos procedimientos tecnológicos para la gestión de clientes y la actividad de juego en las salas. Además, se combinó con la depreciación del peso mexicano frente al euro.

La media diaria de gasto en máquinas de juegos en México disminuyó 13.9%, al pasar de 794.6 pesos en el primer trimestre de 2013 a 684.2 pesos en el primer trimestre de 2014.

Este martes, la operadora española negociaba con sus acreedores llegar a un acuerdo de reestructuración de su deuda, que permitiría salvar a la compañía de caer en concurso mercantil.

Ahora ve
Diego Luna y Gael García convocan a diálogo nacional sobre seguridad ciudadana
No te pierdas
×