Conductores, indefensos ante ‘recalls’

México carece de un organismo que vigile los llamados a revisión de autos por defectos de fábrica; Nissan, Ford, Toyota y GM han hecho estas operaciones, pero no todos sus clientes son informados.
autos exporta  (Foto: Thinkstock)
Sara Cantera
Ciudad de México (CNNExpansión) -

Los dueños de vehículos en México que presentan fallas de fabricación tienen pocos canales de información para saber si su auto está involucrado en un llamado a revisión, conocido como recall.

Un experto encargado de realizar pruebas de vehículos que prefirió no ser citado, indicó que 90% de los dueños de vehículos en el país no tiene conocimiento de este tipo de operaciones, pues incluso, por órdenes de la armadora, los distribuidores dicen que los problemas con los vehículos son solo en Estados Unidos.

“Hay un departamento de atención a clientes donde te puedes quejar y hay muchas cosas que puedes hacer, pero siempre tratan de ocultar las cosas. Puedes ir a Profeco, pero te van a decir que eso es en Estados Unidos y que aquí no afecta”, dijo la fuente.

En Estados Unidos, la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) se encarga de recibir y analizar las quejas sobre fallas en los vehículos que los consumidores reportan, con base en esa información, el organismo determina si se tiene que hacer un llamado a revisión o recall. En México no existe un organismo similar.

En México la Procuraduría Federal del Consumidor estableció desde 2011 un sistema de alertas para que los consumidores puedan checar en la página de internet www.alertas.gob.mx qué vehículos tienen algún defecto de fabricación, pero no todas las armadoras accedieron a reportar sus fallas al sitio.

En lo que va del año, solo Volkswagen ha notificado a la Profeco dos llamados a revisión por fallas en sus modelos Jetta y Amarok.

El Jetta A4 modelo 2013 presenta un problema en los cinturones de seguridad que podría provocar que los mismos no se activen de manera adecuada; mientras que la camioneta Amarok modelos 2011 a 2014 puede tener grietas en los conductos de retorno de combustible y generar una fuga de gasolina, ambos modelos de Volkswagen.

En cambio, General Motors, Nissan, Ford y Toyota tienen en marcha actualmente diversos llamados a revisión en México, por un número que ronda los 80,000 vehículos, pero hasta ahora no se han anunciado en la página de la Profeco.

General Motors de México está haciendo un llamado a revisión para 20,745 vehículos Pontiac G4 2005 a 2006, Pontiac G5 2007 a 2010, Pontiac Solstice 2006 a 2009 y Chevrolet HHR 2006 a 2010, para inspeccionar y reemplazar el interruptor de ignición como el cilindro de llaves.

Entérate: ¿Son seguros los autos de GM?

La armadora también está revisando 7,199 vehículos Chevrolet Cruze 2013 y 2014 pues la flecha intermedia de propulsión del eje delantero derecho podría fracturarse y si esto llegara a ocurrir, el vehículo perdería tracción en las ruedas y podría detenerse o si se encuentra estacionado en una pendiente, sin el freno de estacionamiento aplicado, el vehículo se podría mover inesperadamente.

Cuando un vehículo puede estar afectado por un defecto de fabricación, la armadora le envía una carta al dueño notificándole que su auto puede presentar problemas y se le pide al titular que acuda a su agencia más cercana para programar una evaluación y después se determina si la pieza involucrada deber ser cambiada o no.

El problema con el envío de cartas es que los dueños de los autos pudieron haberse cambiado de domicilio o si hay algún problema con el correo tampoco podrán enterarse.

CNNExpansión llamó al centro de atención a clientes de Chevrolet, donde informaron que sólo con el número de identificación vehicular del auto se puede saber si el modelo está involucrado en un llamado a revisión o no.

Profeco no estuvo disponible para comentar sobre los llamados a revisión.

El año pasado, el Estudio de Calidad Inicial en los Estados Unidos de la investigadora de mercados especializada en vehículos, J.D. Power, encontró que 34% de los problemas que los dueños reportan de sus nuevos autos son por defectos de manufactura, 64% son por diseño y 3% por alguna otra causa no relacionada a manufactura ni a diseño.

El director general de J.D. Power México, Gerardo Gómez, explicó que los dueños de los vehículos en México pueden acudir a la armadora para tratar de resolver su falla, sin embargo, el consumidor lejos de tomar una acción para corregir el problema prefiere eliminar a la marca con fallas en futuras compras.

“El consumidor mexicano es más crítico y lejos de tomar acción para corregir su situación por su parte, prefiere eliminar la marca que no haya cubierto sus expectativas en productos o servicios de sus opciones de futuras compras. No dándole la oportunidad a la armadora de poder satisfacer sus requerimientos y por ende se pierde dicho cliente y las armadoras nunca se enteran”.

Entérate: 5 automotrices en problemas

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, Robert Bosch México, uno de los principales proveedores de componentes para la industria automotriz considera que la responsabilidad de los fabricantes de autopartes es cada vez mayor por los problemas que ocasiona a toda la cadena un llamado a revisión.

“La responsabilidad que hoy tiene el proveedor para el funcionamiento del automóvil es grandísima y si hay un recall, se menciona al proveedor para aislar quien es. Nosotros invertimos sumas enormes de dinero en el control de calidad y hacemos muchas pruebas porque conocemos las consecuencias para la cadena”, dijo René Schlegel, presidente de Robert Bosch, en su última conferencia de prensa.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×