Europa, el monopolio del futbol

El 70% de los jugadores que participarán en el Mundial de Brasil juegan en equipos de esa región; eventualmente, el sistema dominante del futbol europeo beneficiaría el desarrollo de otros países.
Anuncia su regreso  Messi aprovechó una foto en redes para bromear con Piqué sobre el "regreso" de Neymar.  (Foto: Expansión)
Ian Mount

Con una audiencia televisiva casera de 3,200 millones en 2010, la Copa del Mundo solo es superada por los Juegos Olímpicos como el mayor espectáculo deportivo del planeta. Pero a diferencia de la mayoría de deportes olímpicos, el futbol no es una excepción que solo llama la atención internacional una vez cada cuatro años.

En la liga nacional de España, cada "Clásico" entre los archirrivales Barcelona y Real Madrid atrae una audiencia mundial mayor a los 110 millones de fanáticos que observan el Super Bowl, señala un economista deportivo de la Universidad Vanderbilt, John Vrooman. Y solo el 10% de los aficionados del Barcelona y el Real Madrid viven en realidad en España.

Sin embargo, pese a lo internacionalmente popular que pueda ser el deporte, tiene una casa. Después de que la Copa del Mundo concluya, el 70% de los 736 jugadores involucrados -entre ellos la mayoría de los jugadores de las potencias sudamericanas, Brasil y Argentina- se dirigirán de nuevo a sus empleos cotidianos en equipos profesionales en un mismo lugar: Europa.

Artículo relacionado: Brasil 2014 goleará en audiencia

Europa emplea a más de dos tercios de los mejores jugadores de futbol de todo el mundo. Así que, ¿cómo es este clúster de la industria, este "Silicon Valley" del futbol?

Paga hasta que duela

Con un número limitado de compradores en el mercado (una liga de 32 equipos) y un tope salarial impuesto, muchos jugadores de la NFL probablemente están mal pagados, según un profesor de Economía de la Escuela de Administración de la Universidad de Lancaster, Rob Simmons.

Pero con ligas en múltiples países vecinos que compiten por los servicios de los jugadores y sin tope salarial que haga pisar el freno, el futbol europeo es una bestia totalmente diferente. Los jugadores reciben más del 70% de los ingresos del equipo en las principales cinco ligas europeas, dice Vrooman, en comparación con menos de la mitad en la NFL.

Entérate: 7 'apps' para golear en Brasil 2014

Este arreglo es ideal para las chequeras de los jugadores. Pero es un camino hacia la insolvencia para prácticamente todos los principales equipos en lugares como España. Debido a la mala gestión y al gasto excesivo en salarios, 19 de los 42 equipos en las principales dos ligas de España se han declarado en bancarrota en la última década. Y los equipos profesionales deben al Gobierno español 670 millones de euros (910 millones de dólares) en impuestos atrasados.

No cree en la “paridad”

El futbol europeo es lo que un matemático podría llamar un “sistema determinista”. Eso quiere decir que hay muy poca aleatoriedad en la liga. Uno generalmente sabe quién va a ganar desde el primer día de la temporada.

Un estudio de 2013 publicado por la Comisión Europea concluyó que, entre 2000 y 2012, los mismos tres equipos ganaron el 100% de los títulos de liga en España, 92% en Italia e Inglaterra, y 83% en Alemania.

Sin un sistema de ingresos compartidos de estilo de la NFL, la mayoría del dinero fluye hacia unos pocos equipos principales, que compran a todos los jugadores estrellas y dejan al resto las migajas de talento e ingresos.

“La mejor analogía financiera sería comparar a la NFL como una cartera bien diversificada que siga al índice S&P con una ruleta de 'todo o nada' que siga al Nasdaq”, dice Vrooman de Vanderbilt. “El futbol europeo, sobre todo en La Liga (España) y en la Serie A (Italia) se trata de un gran éxito o un profundo fracaso a menos que seas uno de los tres o cuatro mejores clubes”.

Pero está ayudando a hacer del futbol internacional más equitativo

En economía, la teoría de la “convergencia” sostiene que los países pobres verán un incremento en su PIB por cápita más rápido que el de los países ricos, reduciendo la brecha en la riqueza de las naciones a través del tiempo.

Eso es lo que está sucediendo en el futbol, a medida que más jugadores de los países en desarrollo van a jugar a los mejores equipos de Europa y luego llevan las habilidades que aprendieron de vuelta a sus clubes nacionales, haciéndolos así más competitivos en el juego internacional.

“Las naciones (equipos) más débiles son cada vez más fuertes”, dice un profesor de gestión deportiva de la Universidad de Michigan, Stefan Szymanski. “En particular, frente a los países europeos y sudamericanos, hemos visto a países de otras regiones tener mejores resultados en los últimos años”.

Artículo relacionado: Brasil 2014: ¿autogol para la economía?

En un trabajo de investigación de 2012, tres economistas de la Universidad de Lovaina en Bélgica encontró que cada jugador que un país en desarrollo enviaba a jugar a la Premier League inglesa se traducía en 21.6 puntos extra en la clasificación del organismo internacional de futbol, FIFA.

Para poner eso en perspectiva, 21.6 puntos adicionales permitirían a Eslovenia avanzar del sitio 29 al 24 lugar en las clasificaciones, dando un salto por encima de Ecuador, Argelia, Suecia, Bosnia y Herzegovina y Egipto.

Por supuesto, el futbol internacional no ha alcanzado la convergencia perfecta aún.

“No creo que vayamos a tener un equipo africano que gane o llegue a la final, al menos durante los próximos 10 años”, dice Jeroen Schokkaert, uno de los autores del artículo. “Me encantaría ver eso. Es parte de la globalización. Pero primero los países necesitan un desarrollo económico sólido antes de que eso sea posible”.

Al llevar el futbol a sus hogares, los profesores de Lovaina señalaron que las naciones en desarrollo también podrían conseguir un salto de 21.6 puntos de la FIFA al aumentar el PIB per cápita en 7,272 dólares.

En este caso, la economía no deportiva podría aprender algo de la Copa del Mundo. Al comparar las habilidades futbolísticas con el desarrollo tecnológico, los economistas de la Universidad de Lovaina sugieren que los países en desarrollo podrían mejorar su desarrollo económico mediante la implementación de políticas para traer de vuelta a los migrantes para enseñar a los demás.

Interactivo: El Mundial Económico 2014

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El retorno sistemático de los migrantes, incluso temporal, es importante”, escriben los autores. “Los responsables políticos podrían diseñar programas que faciliten el regreso de los migrantes calificados por cortos periodos con el fin de compartir los conocimientos y la tecnología que adquirieron en el extranjero con sus compañeros en sus países de origen”.

Al final, eso es probablemente más importante que 21.6 puntos adicionales en la FIFA.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×