La industria sexual de Silicon Valley

El sexoservicio vive un auge en la meca de la tecnología, aunque cada vez genera más preocupaciones; la industria se ha beneficiado del personal mayoritariamente masculino que labora en la región.
prostituta  (Foto: Getty)
Laurie Segall y Erica Fink
NUEVA YORK -

En Silicon Valley el negocio del sexoservicio vive un auténtico auge, pero es cada vez más arriesgado.

Las startups se están transformando en empresas multimillonarias, y el personal es mayoritariamente masculino. Las trabajadoras sexuales le cuentan a CNNMoney que tienen una creciente clientela a la que le sobra el dinero.

Sin embargo, dos acontecimientos recientes han suscitado preocupaciones en la sede de la tecnología, que alberga a empresas como Google, Apple, Facebook, HP y Twitter, entre otras.

La detención esta semana de una presunta prostituta, Alix Tichelman, en conexión con la muerte del ejecutivo de Google Forrest Timothy Hayes, ha inquietado a las sexoservidoras por el impacto en el negocio. “Me preocupa que la gente vaya a pensar que esto es algo normal y sucede con frecuencia, pero en realidad no lo es”, señaló Maxine Holloway, una prostituta de alto nivel que trabaja en Silicon Valley. (Para proteger su privacidad, CNNMoney acordó utilizar seudónimos o los nombres profesionales de las sexoservidoras con los que habló para este artículo.)

Otras trabajadoras sexuales también expresaron a CNNMoney su preocupación, aunque ninguna dijo haber experimentado cancelaciones.

Un segundo problema que afecta al negocio fue el cierre de un famoso sitio web para solicitar y seleccionar tanto a prostitutas como a clientes.

A fines del mes pasado, el FBI allanó y cerró MyRedbook, un sitio web que permitía a las acompañantes anunciar sus servicios y negociar con los clientes.

Las mujeres en la industria recurrían mucho a MyRedbook para verificar los antecedentes y referencias de sus clientes. Las trabajadoras sexuales allí publicaban, por ejemplo, situaciones de violencia o circunstancias en las que se sintieron inseguras. Sin MyRedbook, las prostitutas están teniendo dificultades para reseñar o verificar a clientes.

“Es como si las trabajadoras sexuales se hubieran quedado sin su Yelp”, expresó Siouxsie Q, sexoservidora y activista de Bay Area.

Los clientes también usaban el sitio para reseñar y discutir sus experiencias.

Por eso ellas sostienen que cuanto más clandestino se vuelva el trabajo sexual, más peligroso es para todos los involucrados.

En el caso del ejecutivo de Google, Hayes no contactó a Tichelman a través de MyRedbook; según los detectives, se conocieron en SeekingArrangement.com, una página donde los usuarios se registran para ser "Sugar Babies" o "Sugar Daddies" en busca de relaciones “de beneficio mutuo.”

El FBI acusó a los fundadores de MyRedbook por cargos de uso de Internet para facilitar la prostitución, así como múltiples cargos de lavado de dinero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las trabajadoras sexuales de la zona de Bay Area dicen que posiblemente los ejecutivos de tecnología bromearan sobre el diseño de MyRedbook, cuya página web tenía un aspecto noventero. “Estoy segura de que hacían todo tipo de críticas tecnológicas al sitio, pero definitivamente lo usaban”, dijo Holloway.

Otra prostituta, quien pidió el anonimato, señaló que tiene una lista de clientes habituales de las principales empresas tecnológicas. Y estima que ha ganado casi 1 millón de dólares en los 10 años que ha estado trabajando en la zona. Nos dice que sus clientes están cada vez más preocupados por su propia seguridad, y es una de las razones por la cual vuelven a ella de manera regular, la conocen y saben qué esperar.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×