Usuarios ganan con ley Telecom

La ley de telecomunicaciones da al cliente más información y poder de decisión; considera IDC; la legislación motivará a actores del sector a dar servicios de valor agregado para ganar ingresos.
telefono  (Foto: Agencias)
IDC*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La ley de telecomunicaciones da al cliente más información y poder de decisión; considera IDC; la legislación motivará a actores del sector a dar servicios de valor agregado para ganar ingresos.

México cuenta con un nuevo marco jurídico en materia de Telecomunicaciones. La actual Ley suple a la publicada en el año 1995, y a la de Radio y Televisión, publicada en 1960, dando con ello un paso al frente en la apertura de la televisión y las telecomunicaciones en México.

Con la reforma de telecomunicaciones, el gobierno plantea tener un papel proactivo y convertirse no solamente en un interlocutor, sino en un socio de negocios clave para alcanzar niveles de conectividad y convergencia similares a los países más desarrollados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El objetivo de esta ley busca garantizar el acceso y servicio universal en telecomunicaciones y con ello alcanzar una mayor inclusión digital de la población.

La convergencia tecnológica actual impulsa al sector a tomar medidas que garanticen mayor oferta de servicios aunado a promover la competencia y fortalecimiento de la infraestructura actual.

La figura del Estado como garante de la conectividad en el país se reafirma, mientras que la Ley busca garantizar la inversión extranjera apelando a los principios de reciprocidad para el acceso de empresas mexicanas hacia otras geografías.

Como resultado de la aprobación de la nueva Ley, IDC ha identificado los principales impactos de esta reforma. Por un lado están los beneficios otorgados hacia el usuario que buscan el fortalecimiento de una cultura de consumo inteligente y acceso a la neutralidad de las redes, lo que significa impedir, degradar o limitar el acceso a aplicaciones, servicios o contenidos de la libre elección de los usuarios mediante cualquier dispositivo. La eliminación del cobro al servicio de larga distancia en 2015 evidencia las alternativas de comunicación existentes y las necesidades del fortalecimiento de infraestructura en el país donde, Estado e iniciativa privada nacional y extranjera, robustecerán las opciones de conectividad de los usuarios.

A la luz de las acciones observadas en las últimas horas, el avance en materia de telecomunicaciones implicará la toma rápida de decisiones estratégicas entre adquisiciones, desconcentraciones y nuevos entrantes al mercado que están atrayendo la atención del público inversor y redimensionando las oportunidades del mercado mexicano; pero sobre todo, requerirá entender las necesidades del usuario -hoy más móvil y ávido de contenidos- que busca mejorar su experiencia creando ofertas de valor.

Beneficios para los usuarios

IDC reconoce la trascendencia de la ley de telecomunicaciones, la cual concede al usuario mayor información y poder de decisión. En los últimos años, IDC ha sido testigo del rol protagónico que tienen los usuarios, incrementando su poder de decisión en las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).

 Por un lado, se fomenta al usuario móvil la cultura de consumo inteligente donde el operador debe garantizar y brindar un mejor servicio a través de:

 

  • Vigencia de un año del saldo móvil en teléfonos de prepago, en un mercado donde IDC estima un valor de $9,584 millones de dólares en el 2015. Esto se suma a la información que los usuarios de telefonía podrán recibir -sin costos adicionales- sobre los detalles de su consumo móvil incluyendo el desglose de costo del equipo y llamadas realizadas, las cuales el cobro será por segundo.
  • Reducción de tiempo de portabilidad numérica a realizarse en un espacio de 24 horas (antes 5 días). Asimismo, se protege a los consumidores, donde éstos recibirán bonificaciones por incumplimiento de la calidad y lo pactado en el contrato.
  • Los dispositivos móviles que no estén sujetos a suscripción por parte del operador se deberán entregar desbloqueados. En un entorno donde el mercado de dispositivos móviles creció en nuevos embarques 89% durante el 2013 y para los que se espera que el mercado mexicano consuma cerca de 43 millones de móviles durante el 2014 manteniendo a nuestro país en la séptima posición global, de acuerdo con IDC.
  • Todos los equipos se entregan desbloqueados, lo que incluso permite a los usuarios cuando estén en el extranjero, adquirir una SIM de un operador local y así abaratar los costos de uso.

 

Por otro lado desaparece el cobro de los servicios de Larga Distancia Nacional (LDN), un servicio que en los últimos años representaba para el mercado tasas de decrecimiento del 6.5% compuesto de 2005 a 2015 y que es reflejo de la alternativa que han brindado otros medios de comunicación. Con esta medida, IDC observa la necesidad de sustituir ingresos de LDN cerca de $943 millones de dólares estimados para el 2015; es decir, 17% del gasto en telecomunicaciones hacia otros segmentos de negocio para los operadores.

Por otra parte, la legislación establece sanciones a los prestadores de servicios, quienes deberán cumplir con la normatividad establecida por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT); asegurar la disponibilidad del servicio, transparencia y mayor nivel de detalle en el cobro y hacer de la portabilidad un servicio rápido y eficaz. El organismo está facultado para aplicar sanciones de hasta 10% de los ingresos de los operadores, en la que antes de apelar, éstos deberán de cubrir con la multa. A su vez Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) definirán y harán la publicación de los indicadores para medir la evolución de los servicios.

Beneficios en infraestructura

El Estado busca fortalecer su rectoría en la materia a través del impulso en el despliegue de una red compartida para incrementar la cobertura e infraestructura, mediante el uso de Televisión Digital Terrestre (banda 700 MHz), los recursos de la red troncal de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de cualquier otro activo del Estado que pueda utilizarse en la instalación y la operación de esa red, lo que busca incrementar la penetración de los servicios, especialmente en aquellas zonas en donde no se cuenta con ellos y en sectores que como educación, salud y gobierno requieren de conectividad y programas de cobertura social, fomentando la participación pública y privada mediante incentivos fiscales a los operadores que participen en programas de cobertura social.

Dicha política tendrá, entre otras metas, que por lo menos 70% de los hogares y 85% de micros, pequeñas y medianas empresas a nivel nacional (MiPyMEs), cuenten con accesos de banda ancha y estándares con el promedio registrado en los países miembros de la OCDE. Es un mercado para el cual, IDC estima un crecimiento del 11% (2014-2015) medido por el número de accesos de banda ancha.

Por otro lado, la participación de la inversión extranjera directa podrá ser hasta del 100% para las concesiones del espectro radioeléctrico de uso comercial, y para la prestación de servicios de radiodifusión sólo se permitirá inversión extranjera directa hasta 50%. En opinión de IDC, esto incentivará las fusiones, adquisiciones y entradas de nuevos competidores que traerán mayor competencia en el sector, así como el destino de inversión mexicana hacia otras geografías apelando a la reciprocidad que establece la ley. Asimismo fortalecerá las inversiones hacia segmentos estratégicos de televisión de paga, redes de 4G al destinar el uso de la banda 700 MHz exclusivamente en redes públicas de Internet de banda ancha.

De igual manera, se reafirma la figura de comercializadoras, actores que pueden brindar servicios de telecomunicaciones móviles mediante el arrendamiento de espectro.

Por último, la ley establece que para aquellas empresas que cuenten con más de 50% de participación en el mercado, será sujeto a tarifas asimétricas y tarifa de cero interconexión hasta dejar de ser un actor preponderante en el mercado.

El tema de infraestructura deja entre visto las necesidades de inversión en el país. El sector telecomunicaciones es un segmento de inversión continua, un sector intenso en capital para operar, administrar y escalar las redes. Los operadores en este sentido tendrán que buscar formas de continuar con las operaciones garantizando la agilidad de entrega de servicio, optimizando su infraestructura; pero sobre todo, buscando esquemas que les permitan entregar servicios novedosos.

Los retos y las oportunidades en el sector

La evolución tecnológica llevará a los operadores a la búsqueda de nuevos mercados que rápidamente puedan sustituir el decrecimiento de los ingresos en servicios tradicionales de voz que en los últimos años; de acuerdo con cifras de IDC, ha decrecido a una tasa de crecimiento compuesto de 3.5% (2005-2013), con un mercado que cerró hacia el 2013 en $6,338 MUSD. La rápida migración de los ingresos tradicionales de los operadores hacia servicios de valor agregado se vuelve apremiante. México está abriendo puerta a un cuádruple play, donde los servicios fijos y móviles puedan complementarse en ofertas que brinden telefonía fija, móvil, televisión e internet en un solo paquete a los usuarios.

En lo que respecta a este nuevo entorno, las oportunidades se extienden a lo que IDC ha denominado la tercera plataforma tecnológica, regida por cuatro pilares (Cloud, Big Data, Social Media y Movilidad) que actualmente corren a través de la red del operador y representarán, de acuerdo con parámetros mundiales de IDC, 80% de la nueva inversión en TIC en 2020.

Hacia el 2018 el mercado TIC en México tendrá un valor estimado de $73 mil millones de dólares, creciendo a una tasa compuesta de 5.2% entre 2013-2018. Los mercados de software y servicios profesionales de TI mostrarán el mayor crecimiento, observándose tasas de dos dígitos. Servicios como Cloud Services, Machine to Machine (M2M), Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés), representarán oportunidades para ampliar la conectividad de múltiples dispositivos.

El operador tendrá que buscar en estas tendencias oportunidades para incrementar la utilización de sus redes y optimizar sus niveles de inversión y gasto (CAPEX y OPEX) mediante la implementación de nuevos parámetros tecnológicos como Software Defined Networks (SDN) y Network Fuction Virtualization (NFV). Éstos plantean propuestas para optimizar el manejo de redes basándose en software, virtualizar servicios y optimizar redes, con miras a responder ágilmente a las necesidades del negocio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En opinión de IDC, la recién aprobada ley de telecomunicaciones fomenta la innovación, condicionando la permanencia de los actores en telecomunicaciones a la búsqueda de oportunidades en más y nuevos servicios de valor agregado que apuntalen su ingresos, por lo que el mayor beneficiado será el consumidor.

*Autores Andrea Valencia, Evelyn Pineda, Cristina Rivas, Iván Maldonado, Jay Gubiner, Oliver Aguilar, Ricardo Villate

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×