¿Cómo me volví millonario?

La constancia y las alianzas le abrieron el camino del éxito a Leonard Schleifer, CEO de Regeneron; su empresa ha logrado crear un medicamento para detener y revertir la pérdida de visión.
leonard schleifer regeneron  (Foto: Tomada de regeneron.com)
Matt Egan
NUEVA YORK -

Leonard Schleifer es el multimillonario CEO de Regeneron, una de las empresas de biotecnología líderes en el mundo.

Cuando fundó la compañía, el éxito no estaba para nada garantizado. Franqueó décadas de fracaso donde Regeneron tuvo problemas para mantenerse a flote.

“Cuando mejor nos iba no sabíamos de dónde vendría el dinero vital. Hubo momentos en que pensamos que se nos acababa”, dijo Schleifer a CNNMoney durante un reciente tour por las oficinas centrales y los laboratorios de la compañía en Tarrytown, N.Y.

La compañía se sacó la lotería en 2011 con el medicamento Eylea que previene la pérdida de visión.

“Este es el logro al que habíamos dedicado nuestras vidas. No sólo previene la pérdida de la visión, que lo hace, sino que devuelve la visión. Es el santo grial de la visión”, aseguró Schleifer.

Hoy Schleifer trata de mantener el espíritu innovador que marcó esos frenéticos primeros años en Regeneron, y su primer trabajo.

Perfeccionó sus habilidades comerciales mientras dirigía un negocio para retirar nieve cuando era un joven en Rego Park, Queens. “Cuando tienes que palear tanta nieve, ganas mucha experiencia negociando", dijo.

Schleifer es un médico titulado con una certificación en neurología, pero se necesita más que formación académica y capacitación para tener éxito en el mundo de la biotecnología.

Los críticos pusieron en duda que su compañía llegara a descubrir un fármaco comercializable y fuera rentable.

“Nunca estuvimos en esto por el provecho inmediato. Esto no es el negocio del software, donde puedes escribir un programa, todo el mundo lo adora y antes de que te des cuenta, estás en la cima del mundo”, señaló Schleifer. “Estamos haciendo algo que es extremadamente difícil”.

La ciencia involucrada es sin duda compleja, pero Schleifer también merece crédito por forjar alianzas inteligentes. La asociación de Regeneron en 2003 con la compañía farmacéutica multinacional Sanofi liberó recursos para que la compañía invirtiera más en el desarrollo de nuevos fármacos.

Hoy, Schleifer y sus colegas están motivados por la posibilidad de crear medicamentos que pueden mejorar la vida de las personas. “Las personas que no tenían suficiente visión para leerle a sus nietos pueden ser capaces de leer”, narró Schleifer. “Obviamente es muy satisfactorio y gratificante. No hay mayor recompensa que saber que tus productos están haciendo una diferencia”.

Él y el científico fundador George Yancopoulos necesitaban el mismo entusiasmo con una droga experimental con prácticamente ninguna posibilidad de salir al mercado, como el que ahora sienten con las últimas cifras de ventas de Eylea.

Eylea, que generó más de 800 millones de dólares en ventas durante su primer año en el mercado, tiene un período limitado de exclusividad antes de que las alternativas genéricas empiecen a mermar las ventas.

“Tienes que estar mirando constantemente hacia el futuro”, dijo Schleifer. “Creemos que lo que estamos preparando es emocionante. Esa es la única cosa que tienes en este negocio, pues los medicamentos actuales no son los que estarás vendiendo dentro de 10 años”.

El candente precio bursátil de Regeneron (es el de mejor desempeño en el S&P 500 en los últimos tres años) es atribuible al éxito de Eylea así como a una creciente sensación de que la compañía tiene una de las más mayores carteras de fármacos en desarrollo en la industria.

Varios de estos venideros fármacos han mostrado resultados prometedores, incluidos los centrados en el colesterol, la artritis y el asma.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Uno no es suficiente para nosotros. Queremos seguir desarrollando cosas año tras año”,  dijo.

Es lo mismo que quieren los inversores y pacientes de Regeneron.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×