Negocios sufren por crisis en Ferguson

Las tiendas y restaurantes de la zona han perdido hasta 60% de ingresos por la ola de protestas; el caos se apoderó de esta región de Missouri tras la muerte de un joven por un policía.
ferguson  (Foto: Reuters)
Sara Ashley O'Brien
NUEVA YORK -

La normalidad del negocio se ha alejado de los restaurantes en Ferguson.

El saqueo y el vandalismo han afectado duramente a algunas tiendas, pero es la pérdida sostenida del tráfico de peatones lo que está dañando a restaurantes como Subway y Quiznos en las protestas que siguieron a la muerte de Michael Brown.

Ambos restaurantes están ubicados cerca de la estación de policía y bomberos que se ha convertido en el foco de actividad policial y de manifestantes.

Kathy Osborn, directora ejecutiva del Regional Business Council, dijo que alrededor de 25 negocios habían sido afectados directamente por el vandalismo, pero muchos más están viendo afectadas sus ventas.

“Éstas son comunidades muy pequeñas, y mucha gente no tiene autos”, dijo Osborn. “(La gente por lo general) va a pie para conseguir lo que necesita. Así que, salir para un viaje rápido tiene un impacto mayor de lo normal”.

El Subway de South Florissant Road ha perdido alrededor del 60% de sus ingresos diarios -alrededor de 1,000 dólares al día- desde que comenzaron las protestas hace una semana.

Ali Rafiq, cuyos padres han sido dueños de la tienda desde hace 22 años, dijo que han sido afectados muy duramente porque las plazas de estacionamiento frente del edificio están siendo utilizadas por manifestantes y periodistas, dejando pocos espacios para los clientes.

“Es un problema ir con la gente y pedirles que muevan su auto y recibir reacción negativa”, dijo Rafiq. “Es más fácil dejarlos estacionar”.

Además, muchos de sus clientes regulares trabajan en empresas de la zona como Emerson Electric y se han mantenido alejados desde que comenzaron las protestas.

“Mucha gente asume que estábamos cerrados debido a que los manifestantes están justo al otro lado de la calle”, dijo Rafiq. “A otros se les ha dicho que no vengan”.

Las ventas promedio por cliente de Subway han disminuido desde alrededor de 9 dólares a 3 dólares. Los manifestantes tienden más a comprar algo pequeño a cambio de usar el baño (aunque pueden hacerlo de forma gratuita) en lugar de una comida completa.

Quiznos, situado al otro lado de la calle, ha registrado una disminución del 50% en las ventas diarias.

Keith Green -cuyo padre, Edward Thomas, es propietario de la tienda- dijo que ahora tienen un promedio de 60 a 70 clientes al día (en lugar de sus habituales 100).

“La tensión es alta”, dijo Green. “(Los clientes) no quieren aventurarse, no se sabe lo que puede suceder”.

Green dijo que planean disminuir sus pedidos de suministro de alimentos semanalmente en entre 500 y 700 dólares.

Cathy's Kitchen, que se encuentra en el mismo edificio que Quiznos, dijo que estuvieron cerrados el lunes pasado, pero que han abierto desde entonces, y de hecho han visto un aumento en los clientes.

“Ha estado muy lleno”, dijo la gerenta (e hija del propietario) Cathy Jenkins. “Hemos estado recibiendo mucho apoyo”.

El restaurante, que tiene un año de antigüedad, ha tenido cerca de 400 clientes al día en lugar de sus habituales entre 100 y 200.

Esto podría deberse en parte a una iniciativa, liderada por el North County Incorporated en St. Louis, que ha estado animando a la gente a comprar en las tiendas de Ferguson.

“Estamos haciendo un esfuerzo para decir a la gente: 'frecuente estos negocios'”, dijo Osborn.

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×