El cártel de Juárez: la historia de un negocio criminal

Amado Carrillo, hermano de ‘El Viceroy’, inició una de las redes ilegales más grandes en México; Vicente Carrillo, quien mantenía una alianza con el cártel de Sinaloa, fue detenido el jueves.
Vicente Carrillo Fuentes es hermano de 'El Señor de los Ciel  (Foto: tomada de www.fbi.gov)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las autoridades estadounidenses identifican a la organización criminal de los Carrillo Fuentes, también conocida como el cártel de Juárez, como una de las más violentas e importantes en México durante la década de 1990.

Vicente Carrillo Fuentes alias “El Viceroy”, quién dirigía al grupo tras la muerte de su hermano Amado Carrillo “El señor de los cielos” en 1997, fue detenido este jueves en México. La aprehensión representa otro golpe fuerte a las redes del narcotráfico tras los arrestos de capos como Joaquín “El Chapo” Guzmán y Héctor Beltrán Leyva.

De acuerdo con datos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el negocio principal del cártel de Juárez es el transporte terrestre para la distribución de droga principalmente cocaína. Te presentamos otros datos sobre esta banda criminal.

El inicio

Según datos obtenidos de la biblioteca en línea del Congreso de Estados Unidos, el cártel de Juárez nació a inicios de 1990 en la ciudad fronteriza que lleva el mismo nombre y que está ubicada en el estado de Chihuahua.

Tras la muerte del fundador original Rafael Aguilar Guajardo en 1993, Amado Carrillo Fuentes apodado “El señor de los cielos” tomó el control del grupo e hizo crecer significativamente sus operaciones hacia Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica, según señala un artículo de 2012 del Centro de Combate al Terrorismo estadounidense (CTC, por sus siglas en inglés).

Amado Carrillo murió en 1997 tras una fallida cirugía plástica para modificar su apariencia física y asumió el control su hermano Vicente tras resolver una disputa con otro hermano, Ricardo, quien también buscaba asumir el liderazgo.

Los negocios

De acuerdo con un perfil elaborado por la fundación In Sight Crime, el eje comercial principal de los Carrillo Fuentes fue el negocio transportista, ya que les había servido para introducir sustancias ilegales a Estados Unidos y países latinoamericanos como Colombia, Chile y Argentina.

“El señor de los cielos” obtuvo ese sobrenombre por su habilidad para hacer negocios y mover toneladas de cocaína por aire a otros países, detalla In Sight Crime.

Según datos del Congreso estadounidense, el cártel, que hacia finales de la década de 1990 era considerado uno de los tres más grandes de México, empleaba a cerca de 3,300 personas y contaba con al menos 400 células de distribución en cerca de 17 estados mexicanos. Además, su liderazgo dependía de seis individuos y una red de lavado de dinero encabezada por 26 gerentes regionales.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) señala que entre las empresas ligadas a la organización criminal se encontraban diversas instituciones bancarias tanto en México como en Estados Unidos, así como varias flotas de transporte terrestre especialmente trailers para enviar droga a través de la frontera.

En 2005, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) identificó a nueve compañías encabezadas por los hermanos Oscar y Miguel Ángel Arriola Márquez, ligadas al grupo de los Carrillo Fuentes. Entre estas empresas se encontraban dos inmobiliarias, una compañía de autos, una gasolinera, dos distribuidoras y procesadoras de alimentos y una casa de cambio.

El CTC detalla que tan solo las actividades de venta y distribución de droga en Estados Unidos generaba un ingreso semanal de 200 millones de dólares (mdd) para el cártel de Juárez.

Una “alianza de sangre”

Tras la muerte de Amado Carrillo, “El Viceroy” tomó el control de la organización desatando una ola de violencia en Chihuahua para resolver diversas disputas relacionadas con el nuevo liderazgo y el fallecimiento de “El señor de los cielos”, según señalan los documentos de las dependencias estadounidenses.

El pleito llevó a la división del grupo y Vicente Carrillo se vio obligado a minimizar las operaciones en otros países para ocuparse de mantener el control en el mercado local, estrategia que mantuvo hasta años recientes.

Hacia inicios del 2000, según detalla el Congreso estadounidense, Carrillo Fuentes afianzó una alianza con el cártel de Sinaloa, principalmente sus jefes: Joaquín “El Chapo” Guzmán, Juan José “El Azul” Esparragoza e Ismael “El Mayo” Zambada, que fue conocida como “La Alianza de Sangre”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El Chapo” fue aprehendido este año en Sinaloa, mientras que del “El Azul” Esparragoza se dice que ha muerto, pero las autoridades no lo han confirmado y “El Mayo” Zambada se mantiene prófugo.

La organización criminal de Sinaloa mantiene una red de lavado de dinero en algunos sectores como el inmobiliario, ganadero, de venta de combustible, transporte marítimo y restaurantero.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×