Público infantil, negocio millonario para Netflix

El servicio de ‘streaming’ lanzará más de una docena de programas originales dirigidos a niños; su meta es contar con ofertas de programas para los distintos grupos de edad entre los espectadores.
netflix  (Foto: AP)
Brian Stelter
NUEVA YORK -

Netflix es famoso por no emitir raitings. Pero eso no es porque carezca de espectadores. De hecho, los más jóvenes podrían ser la clave para su futuro.
Más de 70 programas de niños han sido vistos en streaming por alrededor de 2 millones de suscriptores de Netflix este año, según el director de contenidos de la empresa, Ted Sarandos.

Aunque Sarandos no quiso dar nombres, dijo que “más de una docena” han sido vistos por lo menos por 5 millones de los 35 millones de suscriptores estadounidenses de Netflix.

Ello destaca hasta qué punto es fundamental la programación infantil, no sólo para Netflix, sino también para sus competidores.

Netflix transmite decenas de programas que han sido emitidos previamente en Disney Channel, Nickelodeon y en otros lugares, dándole una base para ganar y retener suscriptores. Y al igual que lanzó franquicias para adultos como 'House of Cards' y 'Orange is the New Black', está utilizando la misma fórmula para crear franquicias originales para niños.

Sarandos reconoció que les está tomando un tiempo -la animación, en particular, tiene un “largo ciclo de producción”- pero dijo que la empresa está haciendo grandes esfuerzos para “crear nuevas marcas para nuestra creciente presencia global”.

La primera serie original de Netflix para niños, 'Turbo: FAST', se estrenó el año pasado. Hay más de una docena de otras series originales en camino para los próximos dos años, que comenzarán a partir del próximo mes con 'VeggieTales In The House'.

Una serie no anunciada previamente por Netflix es 'Care Bears and Cousins', una franquicia que se remonta a la década de 1980. La primera temporada está programada para principios de 2016, aunque no se ha previsto una fecha de lanzamiento específica todavía.

'Care Bears' y las próximas franquicias de Netflix como 'The Magic School Bus 360' y 'Popples' son parte de una tendencia nostálgica en la televisión.

“Mucho de ello es simplemente una 'marca de confianza'”, dijo Sarandos. Traducción: es probable que los padres dejen que sus hijos vean una nueva versión de un programa que ellos mismos solían ver.

Muchas de las próximas series infantiles de Netflix provienen de su asociación con DreamWorks de más de 300 horas de programación. Otras provienen de compañías productoras en otros países: de Italia en el caso de 'Winx Club WOW: World of Winx', y de Japón en el caso de 'Kong - King of the Apes'.

Los derechos para retransmitir algunos de estos programas después de su debut en Netflix estarán a la venta en MIPCOM, una reunión anual del mercado del entretenimiento que tiene lugar en Francia esta semana.

Sarandos también estará allí, para dar un discurso de apertura el martes. Uno de sus mensajes será que los programas adquiridos a proveedores como Disney siguen siendo una “parte muy importante” del plan de programación general de Netflix, y muchos de esos programas tienen millones de espectadores acumulados en Netflix. (El subtexto: los derechos de licencia de Netflix ayudan a mantener esos programas en producción).

“En ningún momento creo que los originales vayan a dominar las adquisiciones”, dijo.

Pero los originales ayudarán a reforzar la marca de Netflix, y compensarán por los programas de los que el servicio podría carecer en el futuro, a medida que Disney, Nickelodeon y otros rivales directos llevan esos programas a los fans mediante sus propias aplicaciones on-demand.

“Creo que Netflix es un canal, y es un tipo diferente de canal para cada uno de nuestros miembros”, dijo Sarandos.

“Para un niño de 12 años de edad, Netflix significa algo completamente diferente de lo que significa para una niña de 5 años de edad o para alguien de 40 años de edad”.

Eso es lo que distingue a Netflix de ser un canal de cable tradicional, como Disney Channel, que apunta a un grupo demográfico específico.

“Cuando observamos casi cualquier canal de contenido, la audiencia crece y los deja atrás”, dijo Sarandos.

“Lo vi suceder con mis propios hijos, que comenzaron con PBS y emigraron a Disney Channel, luego a Nick y luego de regreso a Disney Channel, luego a ABC Family y luego a la televisión convencional”.

Un servicio de streaming, por otra parte, tiene diferentes “cajones de programación” para diferentes grupos demográficos. Sarandos sonaba entusiasmado al hablar de las perspectivas de la tecnología de personalización para “reconocer los cambios en los patrones de audiencia”.
Con el tiempo, dijo, “el sitio puede, de una manera muy automatizada, crecer en edad contigo, con base en las cosas que estás viendo”

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×