La liquidez, el fantasma que asusta a los inversionistas

La liquidez en la renta fija ha encendido los focos de alerta en el mercado en los últimos días; las regulaciones más estrictas han obligado a los bancos a reducir sus bonos, dicen expertos.
wall street  (Foto: CNN)
Matt Egan
NEWPORT BEACH, California (CNNMoney) -

Imagina estar en una multitud que corre hacia la salida, pero la puerta no es lo bastante grande para que todo el mundo salga. El desorden y la confusión pronto dominarían la escena.

Eso es exactamente lo que temen algunos inversionistas en bonos, les preocupa que eso ocurra si el pánico ataca a ciertos rincones del mercado de renta fija faltos de liquidez.

La liquidez, el sustento vital de los mercados financieros, mide la facilidad con la que inversores compran y venden valores rápidamente. Sin ella, los precios pueden hundirse en un santiamén.

Esto es lo que tiene nerviosos a los inversores en bonos. Fue el tema más recurrente entre los panelistas de la Conferencia de Renta Fija organizada por ETF.com esta semana.

“No importa qué tan inventivos seamos, no hay manera de vencer la falta de liquidez. Vamos a empezar a ver reacciones más dispares en el mercado”, dijo en la conferencia Robert Smith, presidente y jefe de inversiones de Sage Advisory Services.

Aun cuando el mercado de las notas del Tesoro estadounidense es extremadamente profundo y líquido, varios inversionistas expresaron su preocupación por la liquidez en dos sectores de renta fija, el alto rendimiento y los préstamos bancarios.

Estas áreas de mayor riesgo se han vuelto populares entre los inversionistas que buscan rendimientos en el actual mundo de tasas de interés cero. Pero ¿qué pasa con estos inversionistas cuando tratan de nadar a aguas más seguras a la primera señal de mayores tasas de interés?

“Hay muchos inversores que están moviéndose a la parte profunda de la piscina del crédito sin sus botas impermeables”, advirtió Smith.

La falta de liquidez se atribuye en parte a las regulaciones más estrictas, que han obligado a los bancos a reducir la cantidad de bonos corporativos en sus balances. Eso significa que los bancos tienen menos capacidad para engrasar los mercados en momentos de estrés.

“Ahora mismo tenemos un Wall Street Volckerizado. La regulación lo ha puesto de rodillas”, dijo Smith refiriéndose a la Regla Volcker, que ha limitado los tipos y la cantidad de valores que los bancos pueden tener en sus libros.

La preocupación por la baja liquidez se agrava por la presencia de las llamadas “crowded trades” o posiciones abarrotadas, esto es, valores o áreas de inversión que han atraído un número inusualmente grande de participantes.

“Creemos que se acerca el día del juicio final, en el que el tamaño de la puerta de salida será altamente incompatible con el volumen de bonos que buscan salir. Cuando eso ocurre, los precios se ajustarán a la baja a toda prisa”, escribió Nottingham Advisors en una nota a clientes el 30 de septiembre.

Rick Rieder, codirector de Americas fixed income en BlackRock, explicó que las posiciones se han abarrotado debido al proceso de desapalancamiento que el sistema financiero ha experimentado desde la Gran Recesión.

Ese proceso ha provocado una caída en la producción de nueva deuda en un momento en que la población estadounidense más envejecida busca ingresos estables a través de los bonos.

“No hay suficientes activos financieros en el mundo”, apuntó Rieder. “La demanda es mucho mayor que la oferta”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin importar la causa de la baja liquidez y las posiciones abarrotadas en los mercados de bonos, Smith sostiene que las consecuencias para los inversores son claras.

“No seas el último hombre en la canoa mientras cae por la cascada”, aconsejó.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×