Steve Jobs ‘se defiende’ en juicio sobre el iPod

Un video con la declaración del fundador de Apple en 2011 será presentado como prueba en un litigio; la demanda acusa a Apple de intentar limitar la compatibilidad del iPod con las tiendas rivales.
jobs4  (Foto: Archivo)
David Goldman
NUEVA YORK -

Steve Jobs ha vuelto a la vida en la forma de una declaración grabada en video que será presentada en un juicio.

La sesión de preguntas y respuestas se llevó a cabo en abril de 2011 -tan sólo seis meses antes de la muerte del cofundador de Apple- y se hizo pública por primera vez el lunes.

Durante la deposición, el abogado que representa a un gran grupo de propietarios de iPods hizo preguntas a Jobs acerca del intento de Apple en 2004 para limitar la compatibilidad del iPod con la música vendida por tiendas de música rivales.

La mayoría de las preguntas del abogado se enfocaron en una empresa llamada RealNetworks. En 2004, esta firma desarrolló un rival del iTunes llamado Harmony que permitía a la gente descargar música que podía reproducirse en cualquier reproductor de MP3; incluyendo el iPod.

“¿Es que todavía existen?”, preguntó Jobs sobre RealNetworks.

Esa pregunta sarcástica marcó el tono de la deposición. El fundador de Apple fue característicamente defensivo, evasivo y opaco. Al preguntársele acerca de los eventos que tuvieron lugar siete años atrás, dijo “no me acuerdo”, “no sé” o “no recuerdo” 74 veces durante la sesión de dos horas; incluso cuando se le preguntó si sabía de lo que se trataba la demanda.

En un momento, se le presentó una parte de un comunicado de prensa que él editó: “Estamos estupefactos de que RealNetworks haya adoptado las tácticas y la ética de un hacker para irrumpir el iPod...”. Cuando el fiscal le preguntó “¿Es esa una descripción peyorativa?”, Jobs respondió: “¿Qué quiere decir con 'peyorativa'?”.

El abogado preguntó más adelante a Jobs si tenía un acuerdo con uno de los sellos discográficos que apoyaban a Harmony. Un ejecutivo de la discográfica EMI Music dijo: “La decisión (por parte de RealNetworks para vender música compatible con el iPod) podría impulsar las ventas del iPod, al permitir a los usuarios comprar canciones desde más sitios”.

Jobs dijo: “No lo sé. Nunca ejecutamos ese experimento”.

En los primeros días del iPod, Apple hizo todo lo posible para garantizar que el dispositivo sólo pudiera reproducir música quemada de CD o comprada en iTunes. La música vendida en iTunes tenía un cifrado especial de gestión de derechos digitales que no era compatible con otros reproductores de MP3. En una demanda colectiva, los demandantes argumentan que Apple había abusado de su poder monopólico en la industria de la música para forzar la salida de la competencia. El juicio de nueve días comenzó el lunes.

A lo largo de la deposición, Jobs retrató a Apple como una empresa que estaba a merced de los sellos discográficos. Él dijo que la firma de la manzana estaba “muy asustada” de estar en incumplimiento de los términos de los sellos discográficos, que estipulaban que la música de iTunes necesitaba protecciones DRM.

Jobs señaló que los hackers encuentran continuamente vías para eludir los DRM. Bajo la amenaza de las discográficas de revocar sus contratos, Apple debía actualizar con frecuencia iTunes para parchar estos agujeros.

El CEO dijo que la empresa tecnológica consideraba la compatibilidad de Harmony con el iPod como un agujero que podría ponerlo en incumplimiento de contrato con las compañías discográficas.

Ninguna de las grandes discográficas canceló jamás sus contratos con iTunes. De hecho, Apple ha sido ampliamente reconocido por tener el control en sus negociaciones con las discográficas, y su fundador ha sido acusado de tácticas intimidatorias al fijar los precios de la música de iTunes.

Hacia el final de la deposición, el abogado preguntó a Jobs si la respuesta de Apple ante Harmony fue “fuerte y vehemente”.

“No suenan demasiado enojados para mí cuando los leo”, respondió Jobs. “Una fuerte respuesta de Apple sería una demanda”.

Ahora ve
En 2018, los smartphones serán 10% más caros en México y te decimos por qué
No te pierdas
×