Rusia culpa a su Banco Central por la caída del rublo

Fiscales indagan si la entidad no hizo lo suficiente para frenar la devaluación de la divisa; sin embargo, el Banco ha intervenido varias veces con reservas de dólares para apuntalar al rublo.
rublo  (Foto: Getty)
Ivana Kottasova
LONDRES (CNNMoney) -

Las cosas se están poniendo feas en Rusia. Dejemos de lado la caída de los precios del petróleo o las sanciones occidentales, es peor: al parecer, el Banco Central del país es el culpable de la crisis que hoy estrangula lentamente a la economía.

Un alto miembro del partido del presidente Vladimir Putin ha acusado al Banco de Rusia de orquestar el desplome del rublo. El banco ahora está siendo investigado por los fiscales estatales.

Yevgeny Fyodorov, quien preside el comité de política económica del parlamento ruso, acusó a la entidad de sabotaje, declarando a los medios locales que el banco era “un enemigo institucional del país”.

El “crimen” de la institución fue no impedir que el rublo se hundiera 37% frente al dólar en los últimos seis meses, a pesar de gastar decenas de miles de millones de las reservas en moneda extranjera para tratar de apuntalar la divisa.

El Banco Central intervino nuevamente en el mercado esta semana, comprando el lunes otros 36,900 millones de rublos (700 millones de dólares) en su primera acción de este tipo tras permitir que la moneda cotizara libremente en noviembre.

La economía rusa ya empezaba a colapsar a principios de este año cuando las sanciones occidentales congelaron la inversión y elevaron el costo del financiamiento para el Gobierno, los bancos y las empresas.

La crisis ha provocado una fuga de capitales, se espera que cerca de 120,000 mdd abandonen el país este año. Otros 80,000 mdd podrían salir en 2015.

El país ha sufrido otro importante golpe en meses recientes por la caída de los precios del petróleo. Los ingresos provenientes del crudo y el gas representan casi la mitad del presupuesto del Estado ruso.

Conforme disminuyen esos ingresos, la moneda se debilita aún más. Eso empuja al alza la inflación, obligando al Banco Central a subir las tasas de interés, reduciendo con ello la actividad económica.

Así, por primera vez esta semana, el Gobierno admitió que la economía se encaminaba a la recesión. Se prevé que el PIB se contraiga un 0.8% en 2015. Para empeorar la situación, la devaluación del rublo hace que sea más difícil para el Gobierno y los grandes bancos pagar sus deudas externas.

La depreciación del rublo está dejando al sector bancario ruso en una situación vulnerable, aumentando los temores de que los clientes quieran retirar sus depósitos en rublos para cambiarlos a dólares, advirtió el analista de Capital Economics Neil Shearing.

Y esta semana circularon muchos rumores respecto a que los bancos estaban limitando la cantidad de dólares que sus clientes podían comprar. Todos los grandes bancos rusos desmintieron la noticia el miércoles, afirmando que no habían impuesto tales límites.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×