Michael Dell no extraña a Wall Street

El fundador de Dell dijo que hacer privada a la empresa fue lo correcto y esta generando ganancias; la firma está haciendo inversiones que podrían afectar sus resultados, pero rendirán en crecimiento.
dell  (Foto: AP)
Matt Egan
NUEVA YORK -

Michael Dell está disfrutando la vida un año después de hacer privada su compañía homónima. No extraña lidiar con inversores cortoplacistas, analistas quisquillosos y reguladores tediosos.
Ser una empresa privada permite a Dell adoptar una visión mucho más estratégica. La empresa de tecnología está haciendo inversiones costosas que podrían afectar sus resultados trimestrales, pero que podrían rendir en grande en áreas de alto crecimiento como la seguridad cibernética y la computación en nube.
“Me siento absolutamente genial, aún más convencido de que era lo correcto”, dijo el multimillonario presidente ejecutivo a una multitud reunida en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York, el miércoles por la noche.
“Estamos ganando participación, estamos creciendo. Eso es mucho más divertido que lo que hacíamos antes”, dijo.

Recomprar su compañía

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A finales del año pasado, Dell se asoció con la firma de capital privado Silver Lake para adquirir la compañía que fundó en 1984 en su dormitorio, por alrededor de 25,000 millones de dólares. Ahora el presidente ejecutivo posee aproximadamente el 75% del negocio.
Él admite que el extenso proceso de venta creó incertidumbre entre empleados y clientes. “Hubo algunos momentos muy oscuros”, dijo Dell.
Al preguntársele por qué tomó el riesgo de recomprarla, dijo: “¿Por qué no? ¿Qué más iba a hacer?”. Eso provocó risas entre la audiencia y una mirada de complicidad del moderador, el presidente ejecutivo de Bloomberg L.P., Daniel Doctoroff.
“Estoy familiarizado con tipos que no sabían qué más hacer”, bromeó Doctoroff, quien anunció recientemente sus planes de ceder el puesto más alto en Bloomberg de vuelta al fundador Michael Bloomberg.

La mirada en el futuro

Dell explicó cómo su empresa experimentó un “círculo de retroalimentación negativa” al tratar de reinventarse a sí misma como una empresa pública. Inversionistas enfocados en el corto plazo se asustaron por el intento de Dell de pasar de la venta de productos a ofrecer servicios de tecnologías de la información y soluciones.
“La acción iba a caer. Eso exaspera a la gente. Es bastante difícil”, dijo.
Aunque él todavía cree que existe “un papel importante” para el mercado de valores, Dell lamenta la manera en que regulaciones como la Ley Sarbanes-Oxley han obligado a los Consejos a dedicar más y más tiempo a “actividades de carácter retrospectivo”.
Como empresa privada, Dell puede evitar muchos de esos requisitos de divulgación. Por eso es difícil decir con precisión cómo se está desempeñando la compañía. Pero hay señales de que está en crecimiento después de sufrir dificultades en los últimos años.
Según la firma de investigación IDC, Dell disfrutó de un salto de 6% en las ventas de PC en el último trimestre a pesar de un descenso en la industria en general.
Esa es una de las razones por las que Bloomberg News informó recientemente que Dell y Silver Lake cuentan con ganancias en papel de al menos 90% de su inversión inicial.
Por supuesto, Silver Lake finalmente querrá cobrar esas ganancias; posiblemente a través de una oferta pública inicial. Pero Dell no parece tener prisa por sacar a Bolsa a su empresa de nuevo.
“Ya lo descifraremos”, dijo.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×