Más impuestos y ley Antilavado frenan a los autos de lujo

El año pasado se vendieron en México 62,223 vehículos con valor superior a 300,000 pesos; algunas nuevas regulaciones afectaron las ventas al imponer restricciones al uso de efectivo.
bmw  (Foto: CNN)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La venta de autos de lujo tuvo un freno en 2014 debido a la entrada en vigor de nuevos impuestos, así como a la ley Antilavado, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA).

El segmento de lujo registró la venta de 62,223 vehículos, lo que representó una caída de 396 unidades en el periodo de referencia (-0.6%), mientras el mercado general automotriz tuvo un crecimiento de 6.8%.

Guillermo Rosales, vocero del organismo, atribuyó este resultado a los efectos de la reforma hacendaria que impuso una tasa más alta de Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los contribuyentes con mayores ingresos, así como la entrada en vigor de la Ley Antilavado, que estableció algunas restricciones en el uso de efectivo para la compra de vehículos, además de fijar mecanismos de recabación de información.

De acuerdo con la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, está prohibido realizar operaciones de compraventa de vehículos por más de 3,200 salarios mínimos, lo que equivale a casi 224,000 pesos.

“Son muchos factores. Tenemos dificultades por la entrada en vigor de la Ley Antilavado, también una afectación por toda la reforma fiscal que provocó una mayor carga fiscal para personas de mayores ingresos, una mayor fiscalización que conlleva una contracción en el consumo, además de problemas de inseguridad en el mercado”, dijo Rosales.

De acuerdo la AMDA, los autos de lujo más vendidos en 2014 fueron el modelo Passat, de Volkswagen al colocar 5,590 unidades, lo que representó el 8.9% de las ventas del segmento de lujo.

Le siguió Áltima de Nissan, con 4,902 vehículos (7.8%); Accord de Honda, con 4,706 unidades (7.5%); Camry de Toyota con 2,754 (4.4%) y Charger de Dodge, con 2,010 unidades (3.2%). El 67.9% restante correspondió a otros modelos.

El segmento de lujo corresponde a vehículos con ciertas técnicas, algunas de ellas es que cuentan con motores de cuatro a seis cilindros desde 1.9 a 3.1 litros de desplazamiento y potencia de 110 a 170 caballos de fuerza.

Disminuyen incentivos fiscales

Otro de los factores que han mantenido sin crecimiento al segmento es la falta de incentivos fiscales.

“No tenemos incentivos fiscales. Se ha disminuido la posibilidad de deducir vehículos nuevos. En 2007 se disminuyó de 400,000 pesos a 175,000 pesos (el monto máximo de deducción) y a partir de 2014 sufrió una nueva disminución de 175,000 a 130,000 pesos. Esto desincentiva la adquisición de vehículos nuevos”, detalló Rosales.

El parque vehicular en México tiene una edad promedio de 17 años, expuso.

Los autos de lujo tienen una participación muy menor con respecto a las ventas totales de vehículos en el país, pues apenas representan el 5.5% de la venta total de autos, que llegó a un millón 135,409 al cierre de 2014.

Si bien algunas empresas no registraron caídas, sí moderaron su crecimiento, como es el caso de BMW. En 2014, registró un incremento de ventas de 7%, muy por debajo del crecimiento de 18.1% del año previo.

“Con nuestro crecimiento no podemos decir que nos afectó la economía o las medidas antilavado. Al principio sí hubo un periodo de adaptación por parte de nuestros clientes, pero después de eso el desempeño fue positivo”, dijo Helder Boavida, director general de BMW Group México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunas marcas o segmentos pudieron estar más afectados de otros. Al interior de los autos de lujo, hay subsegmentos entre los que se consideran los vehículos de alta gama como casi todos los modelos de Audi, BMW o Mercedes Benz, Accura, y otros subsegmentos que son considerados de lujo pero masivos como Malibú de GM, o Passat de VW, Fusion de Ford, Accord de Honda, Camry de Toyota, explicó Rosales.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), las marcas que tuvieron las mayores caídas por unidades vendidas fueron Volvo, con una baja de 32.2% al pasar de 1,568 a 1,063 unidades vendidas; seguido de Alfa Romeo con una reducción de 28.8% al cerrar el año, con 74 vehículos vendidos, y Smart con una caída de 17% con 1,391 autos colocados.

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×