Empresario quiere revivir a los helados Danesa 33

Mauricio Martínez busca registrar la marca pero tiene un conflicto con el dueño, Helados Nestlé; el IMPI afirma que la firma en proceso de venta sí la usa, por lo que el caso va a tribunal federal.
helados  (Foto: iStock)

El empresario Mauricio Martínez, dueño de Helados Vida, busca revivir la icónica marca Danesa 33, hoy propiedad de Nestlé México, argumentando que no se encuentra en uso.

En agosto de 2014 el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) afirmó que la marca seguía usándose, pero la empresa de Martínez impugnó aseverando que ésta no se utiliza en el mercado, por lo que el caso ya se encuentra en un Tribunal Federal.

Mauricio Martínez, empresario con negocios en la Central de Abastos capitalina, emprendió la búsqueda de la marca el 26 de junio de 2012 cuando su empresa pidió al IMPI el registro de Danesa 33.

En diciembre de ese año el instituto resolvió que no se podía registrar porque se encontraba vigente, ante lo que Martínez, asesorado por el abogado Oliver Galindo, demandó la caducidad de la marca.

La demanda se presentó el 10 de abril de 2013 con base en los artículos 130 y 152 de la Ley de la Propiedad Industrial (LPI), que señalan que una marca caduca si no es usada durante tres años consecutivos en los productos en los que fue registrada, o si no se renueva.

La renovación está vigente por 10 años a partir del 7 de diciembre de 2011, según los registros en la página de Internet del IMPI.

Pero los demandantes aseguran que no se usa y han presentados diversas pruebas, como páginas de Internet hechas por consumidores y blogueros donde se señala que la marca ha desaparecido, documentos notariales, o videos de visitas a restaurantes.

 “De esa manera demostramos al IMPI presuntivamente que la marca ya no estaba en uso (…) Era una marca muy, muy conocida, entonces es prácticamente un hecho notorio que no se utiliza”, dijo el abogado Galindo en entrevista para CNNExpansión.

Galindo señala que desde principios de los años 90, cuando Nestlé adquirió a la empresa Danesa, paulatinamente fueron desapareciendo las heladerías y sus productos con dicha marca.

Nestlé México rechazó hacer comentarios sobre el caso al argumentar que su división de helados fue vendida a Grupo Herdez, proceso que se encuentra en autorización por parte del regulador de competencia.

Grupo Herdez llegó a un acuerdo adquirir Helados Nestlé por unos 1,000 millones de pesos en diciembre pasado.

Por su parte Herdez dijo que no puede hablar a nombre de Helados Nestlé pues aún no se concreta la adquisición.

El proceso

Luego de que Helados Vida presentara la demanda de caducidad ante el IMPI, ésta fue notificada a Nestlé, que mostró entre sus pruebas facturas que supuestamente había expedido a varios restaurantes del Distrito Federal y algunos estados a los que les vendía helados Danesa 33, relata el abogado de Helados Vida.

“Lo que hicimos fue mandar una persona para que visitara algunos de los establecimientos en provincia y grabara en video si efectivamente vendían el helado (…) En ninguno de esos establecimientos vendían la marca”, indicó Galindo.

Algunos de los restaurantes que visitaron, incluso con notario, fueron Toks, El Buen Bife, IHOP y Tommys Pizza. Estos dos últimos dijeron durante el proceso que sí les vendía Nestlé helado Danesa, aunque en las visitas no se pudo constatar, dice el abogado.

Las facturas a los restaurantes eran expedidas por Marcas Nestlé que supuestamente celebró un contrato de licencia en abril de 2009 por el cual Nestlé México le permitía utilizar la marca Danesa 33. Sin embargo, el contrato no fue inscrito ante el IMPI, afirma Galindo, lo cual es obligatorio según el artículo 136 de la LPI, el cual señala que:

“El titular de una marca registrada o en trámite podrá conceder, mediante convenio, licencia de uso a una o más personas, con relación a todos o algunos de los productos o servicios a los que se aplique dicha marca. La licencia deberá ser inscrita en el Instituto para que pueda producir efectos en perjuicio de terceros”.

Según Oliver Galindo, en algún momento del proceso Nestlé cambió su argumento asegurando que el helado Danesa 33 no se vendía al consumidor final, pues solamente se le vendía a los restaurantes, quienes lo venden al público sin marca.

“Esto no es un uso real de una marca”.

Finalmente, y luego de las pruebas presentadas por Helados Vida y Nestlé México entre 2013 y 2014, el IMPI resolvió en agosto del año pasado que la marca aún estaba en uso, lo cual fue impugnado por los demandantes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El caso fue admitido en noviembre de 2014 por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el cual revisará lo que hizo el IMPI y decidirá si confirma la resolución o la revoca.

El abogado Oliver Galindo estima que a lo largo de este año podría haber una sentencia por parte del Tribunal.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×