El sector farmacéutico ‘receta’ crecimiento a UPS

En 2014, el envío de productos para el cuidado de la salud se incrementó cerca de 10% en México; la empresa amplió sus instalaciones para responder a las necesidades del sector.
UPS  (Foto: Ivet Rodríguez)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

UPS, la empresa estadounidense de transporte, paquetería y logística, quiere hacer crecer su negocio de salud en México.

El año pasado, el envío de productos para el cuidado de la salud subió cerca de 10% en México con respecto al año previo, por arriba del crecimiento total de la compañía e incluso de la industria farmacéutica en general.

“La industria de la salud sigue siendo un indicador económico positivo para los negocios en Latinoamérica, en donde México y Brasil están incluidos entre los 15 mercados principales de consumo de productos de salud a nivel mundial”, señaló el presidente de Operaciones de Ups para América Latina, José Acosta.

En 2014, las ventas totales de la empresa crecieron ligeramente por arriba del PIB mexicano (2.1%), mientras las ventas del sector farmacéutico avanzaron 5.4%, a 204,445 millones de pesos (mdp), de acuerdo con el último censo de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) y de la consultoría PwC.

El crecimiento del sector es modesto con respecto a otras economías, según especialistas, pero el de 2014 es el más alto de los últimos seis años. Además, se prevé que la demanda crezca por el envejecimiento poblacional.

UPS expandió sus instalaciones dedicadas al sector salud con un centro dedicado a la distribución de medicamentos y dispositivos médicos el año pasado.

“La expansión incluyó instalaciones dedicadas al cuidado de la salud en la Ciudad de México, México (7,250 metros cuadrados); São Paulo, Brasil (7,433 metros cuadrados); y Santiago, Chile (1,950 metros cuadrados), agregando cerca de 16,700 metros cuadrados de espacio para la red de la salud en Latinoamérica”, detalló el directivo.

El negocio de la distribución

La quiebra en 2014 de Casa Saba, que era la distribuidora de medicamentos más grande de México, pudo abrir oportunidades para las compañías transportistas.

“Cada vez la industria farmacéutica recurre más a ellos para distintos servicios”, dijo Ignacio García-Téllez, director Especialista en Farmacoeconomía y Deals de Salud de PwC México.

Sin embargo, por las características regulatorias, las empresas transportistas habrían sido menos beneficiadas frente a las distribuidoras especializadas como Nadro o Marzam.

“El transporte de medicamentos mediante este tipo de empresas se ha mantenido. Representa menos de 10% del mercado”, dijo el presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), Antonio Pascual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Nosotros hemos trabajado en el pasado con algunas de ellas (empresas de envíos) para servicios muy específicos y no todos los productos farmacéuticos los puedes distribuir a través de cualquier tipo de cadena porque hay productos que requieren ser refrigerados”, ejemplificó Miguel Salazar, presidente y director general de México y Centroamérica de Boehringer Ingelheim.

“Se espera que la creciente clase media supere los 1,000 millones de personas para el año 2020. El  aumento en el nivel de vida en muchos países proporciona tanto una nueva oportunidad como una nueva demanda de medicamentos y dispositivos médicos. Esto está ocurriendo en Latinoamérica y en alrededor del mundo”, agregó el directivo de UPS.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×