El barco de Oceanografía que nunca desapareció

El buque se encuentra en costas veracruzanas, donde se le dará mantenimiento, dicen autoridades; dos empresas se disputan la propiedad del bien administrado por el SAE en el proceso concursal.
caballo maya oceanografia  (Foto: Tomada de YouTube)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El buque Caballo Maya, considerado clave para la reactivación de la empresa Oceanografía, jamás desapareció, sino que se encuentra en el puerto de Veracruz desde el 9 de agosto. La embarcación con bandera panameña entró a al recinto portuario para reparación y se encuentra atracado a 5 millas de las escolleras, pegado a la Isla de Sacrificios, de acuerdo con la Capitanía de Puerto regional.

“Está, de acuerdo con informes del propio capitán del buque, cotizando la reparación y de llegar algún arreglo con los talleres, procederá a ella, ya sea dentro del puerto o en el área de fondeadero”, dijo en entrevista telefónica el capitán de puerto regional de Veracruz, Enrique Casarrubias.

El navío que se encuentra bajo resguardo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) -según confirmaron fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR)- tras el fraude millonario de Oceanografía, se extrajo de Campeche sin notificación alguna al juzgado del proceso concursal y ‘apareció’ en las costas veracruzanas. 

La embarcación fue dada en depositaría a Shipping Group México con el fin de darle mantenimiento y "evitar mayores cargas financieras al SAE", según informó la PGR en un comunicado emitido este viernes.

De acuerdo con el relato del capitán, el buque con una eslora de 126 metros entró con 23 tripulantes a bordo, de los cuales la mayoría eran de nacionalidad mexicana excepto tres extranjeros.

Esta nave es pieza clave para el plan de reactivación de Oceanografía acordado con la mayoría de acreedores para el pago de deuda y evitar la quiebra de la compañía que era propiedad de Amado Yáñez, encarcelado tras la acusación de un fraude a Banamex por más de 400 millones de dólares, a través de préstamos que obtenía usando como garantía los pagos que esperaba de contratos con Pemex Exploración y Producción (PEP).

El acuerdo alcanzado en mayo pasado abría la posibilidad para que Oceanografía vuelva a participar en licitaciones de Pemex, empresa estatal que tiene adeudos con la naviera, según el plan de reestructura enviado al juez Tercero en Materia Civil del DF, Felipe Consuelo Soto. La embarcación está contemplada en el plan de negocios para que continúe operando y reciba una renta de Oceanografía para el pago de los acreedores -en los que no se contempla a Banamex dentro del concurso-, pues la empresa está prácticamente paralizada.

El pasado jueves, el titular del Juzgado Tercero acusó que el buque Caballo Maya, al que aún no se le autorizaba la cancelación del aseguramiento, fue extraído de su lugar de resguardo y que esto podría poner en riesgo el plan de reestructura.

La PGR informó al juez Consuelo Soto meses atrás que a la embarcación se le daría mantenimiento ante problemas de deterioro, haciendo hincapié que no la sacaría del lugar, señalaron fuentes conocedoras del tema.

Los bienes de Oceanografía, que salió del concurso mercantil en mayo pasado, continúan bajo resguardo del SAE, por lo que el juez Felipe Consuelo reclamó el jueves pasado a las autoridades de mantener el aseguramiento y ordenó tomar “las medidas necesarias para recuperar la empresa y continuar su operatividad”, según la notificación publicada en el expediente del proceso concursal.

Propiedad en disputa

Pero está no es la única problemática en torno a la embarcación, ya que dentro del concurso mercantil, no tiene dueño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las empresas Shipping Group y a la que PGR señala como fiduciaria desde el 20 de julio pasado, y Marfield Ltd, que construyó la embarcación en 2010 para que la operara la empresa de Yáñez, presentaron sendas incidencias para que se les reconozca como dueño, explicaron fuentes judiciales.

La sentencia interlocutoria en la que el juzgado encargado del proceso determinará qué empresa se quedará con la propiedad saldrá en una o dos semanas, agregaron. Sin embargo, la designación de PGR a la empresa Shipping Group como depositaria del buque “es ajeno a lo que determinará el juzgado”.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×