Marfield acredita propiedad de nave que operaba Oceanografía

El buque Caballo Maya, que estuvo ‘desaparecido’, está registrado por la empresa en Panamá; la PGR había dado la posesión del navío a Shipping Group México desde el 20 de julio pasado.
caballo maya  (Foto: Agencias)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El buque Caballo Maya, una de las principales embarcaciones con las que operaba Oceanografía, naviera propiedad de Amado Yáñez encarcelado por defraudar a Banamex, se encuentra en medio de una disputa legal por su propiedad.

La nave estuvo en el centro de la atención pública la semana pasada cuando el juez encargado del proceso concursal de Oceanografía, Felipe Consuelo Soto, denunciara que se desconocía su paradero, siendo que estaba bajo el resguardo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) como uno de los bienes asegurados de la naviera.

La embarcación forma parte de los activos que se encuentran dentro del plan de reestructuración de Oceanografía, tras el fraude que cometió Yáñez contra Banamex por más de 400 millones de dólares, al obtener préstamos usando como garantía los pagos de contratos con Pemex Exploración y Producción (PEP).

En realidad el barco que navega con bandera panameña no estaba desaparecido se encontraba en el puerto de Veracruz desde el 9 de agosto para reparación, según relató la Capitanía del Puerto regional el viernes pasado.

Ahora  la disputa es por su propiedad. La empresa Shipping Group acreditó que Caballo Maya era suyo el 20 de julio pasado, de acuerdo a información de la Procurarduría General de la República, con base en ello la dependencia se la dio para su mantenimiento.

Pero al parecer no es la única dueña. La empresa Marfield Ltd aparece como propietaria de Caballo Maya, según documentos públicos en el sitio de la Autoridad Marítima de Panamá.

La embarcación está registrada en el Registro Público de Propiedades de Naves de Panamá bajo el nombre del propietario Marfield Ltd, con la ficha 32387, número de documento 1490811, desde el 18 de diciembre de 2008 , según consta en un documento de la dirección general del Registro.

“Tan es el propietario (Marfield), que tiene el bien gravado, con hipotecas (…) y la garantía de las hipotecas son el barco. Entonces por supuesto que cualquier persona puede decir que es de su propiedad, pero quien lo demuestra somos nosotros”, señaló en entrevista para CNNExpansión el representante legal de Marfield, subsidiaria panameña de Coastline Maritime, Francisco de Jesús Riveros.

Al parecer los trabajadores de Marfield que habían estado a bordo del barco por más de un año fueron desalojados por Shipping Group, por lo que la firma interpuso un amparo ante el tribunal de circuito de Campeche.

En algún momento esa empresa iba a realizar la compra del barco, realizó una transferencia de recursos pero no se concretó.  "La misma empresa que pretende tener la propiedad del barco firmó otro contrato en el cual esa cantidad que se había dado se utiliza para el pago de la renta, de tal manera que el barco dejó de estar sujeto a una compra-venta”, detalló el capitán de Marfield, Jesús Riveros.

La PGR no estuvo disponible para responder al respecto.

Este proceso concursal es liderado por el juez Tercero en Materia Civil del DF, Felipe Consuelo Soto, considera que Caballo Maya es clave para la reactivación de Ocenagrafía. El acuerdo de reestructura, que fue aprobado en mayo pasado con la mayoría de sus acreedores, le permitiría ofrecer nuevamente sus servicios a organismos públicos y empresas estatales como Pemex.

Sin embargo, la empresa Marfield, que no estuvo de acuerdo con el convenio concursal, busca que la embarcación sea retirada del proceso.

El argumento es que el Caballo Maya era arrendada por la empresa de Yáñez y presentaba adeudos de cinco meses por el pago de flete, por ello cancelaron unilateralmente el contrato el 27 de febrero de 2014, días antes del aseguramiento de los bienes de Oceanografía.

Marfield espera la resolución del juez sobre la propiedad del navío, pues SGM también pidió se le reconociera como propietario. Pidió además al juez Consuelo Soto separar al barco de la masa concursal al no pertenecer a Oceanografía.

La decisión sobre la propiedad de la embarcación se podría dar en una o dos semanas, según adelantaron fuentes judiciales el viernes pasado.

Además de estas demandas, en Londres existe un arbitraje promovido por Shipping Group en torno a los contratos de la embarcación.

“Supongamos que le arbitraje de Londres es favorable para ellos, que es muy difícil que lo sea, todo lo que hace falta es que pague el resto del barco entonces para que tengan la plena propiedad del barco, que se utilizó para renta”, planteó el abogado de la subsidiaria de Coastline, empresa fabricante de OSA Goliath, embarcación que perdió Oceanografía ante sus acreedores Norsk Tillitsmann.

SGM aparece como tercero interesado en demandas de Marfield publicadas en el Diario Oficial de la Federación con domicilio desconocido.

Barco ‘hermano’ de Caballo Maya

Éste es el único barco por el que Marfield pelea en juzgados contra Oceanografía.

En junio pasado, Shanara Maritime, otra subsidiaria panameña de Coastline, promovió un amparo para acreditar la propiedad del buque Marango que también arrendaba a Oceanografía y poder levantar el aseguramiento de la PGR.

En este caso, al igual que en el de Caballo Maya, se adeudaba el pago de arrendamiento, comentó el representante legal.

El buque permanece en las inmediaciones de la Isla del Carmen, Campeche.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El amparo contra el aseguramiento se encuentra en el Juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en el DF, donde se ordenó el pasado 21 de agosto al Ministerio Público informar el estado de de la medida preventiva y enviar los documentos que lo sustenten, de acuerdo con la síntesis del expediente.

Aunque en el caso de la acreditación de la propiedad, Shanara fue reconocida como única propietaria en una sentencia de amparo en juzgados locales, según mencionó el abogado.

Ahora ve
Armada argentina detecta explosión en la última posición del submarino
No te pierdas
×