Los 6 pendientes del nuevo director de Pemex

José Antonio González hereda a una compañía que vive uno de sus peores momentos en la historia; deberá desatascar proyectos que impulsarán la inversión de la firma en el corto plazo.
pemex  (Foto: iStock by Getty)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La nueva administración en Pemex ahora a cargo de José Antonio González Anaya, llega con pendientes a destrabar de manera inmediata que quedaron en trámite con la dirección de Emilio Lozoya Austin, muchos de los cuales deberán definirse en los próximos meses.

Aún y cuando todo parece girar en torno a que la petrolera detenga el declive de la producción petrolera, en medio de un ambiente internacional adverso con precios del crudo que han impactado a todo el sector a nivel mundial, existen otros factores en los que hay que poner especial atención.

1. Los farm-outs con Pemex

Los proyectos donde Pemex busca socios para su explotación, conocidos como las migraciones o farm-outs, se convierten en el reto inmediato que debe afrontar el nuevo director de Pemex.

Pero las asociaciones llevan más de un año en trámite entre la petrolera, la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). El primer paquete de 11 proyectos a migrar generaría inversiones por 11,380 millones de dólares (mdd), mientras que el segundo paquete, con el mismo número de contratos, inyectaría 32,780 mdd, según la Secretaría de Energía (Sener).

2. Licitación de aguas profundas

Pemex lleva meses insinuando que la llamada Ronda 1.4 se va a convertir en su estreno para participar en la primera ola de licitaciones donde compite la iniciativa privada. Aunque se trata de un proceso que incumbe más a la Sener y CNH, la petrolera nacional declinó a participar en los tres procesos anteriores justo para presentar sus mejores armas en los contratos para aguas profundas, donde espera adquirir experiencia al asociarse con las grandes petroleras internacionales para ir por la zona donde se encuentran los mayores recursos hidrocarburos del país.

3. Pagos a proveedores

La entidad productiva del Estado, como se le denomina tras la reforma de 2013, modificó sus reglas para el pago de proveedores lo que ha puesto nerviosas a todas las firmas que le dan servicios a Pemex, al pasar de entre 15 y 20 a 180 días para cumplir con los pagos. 

4. Reconfiguraciones de refinerías

Pemex se ha beneficiado de los bajos precios de la gasolina en Estados Unidos debido a que compra el combustible más barato, para luego venderlo en el país a un precio fijo que, si bien ha reducido en los últimos meses, sólo lo ha hecho en una proporción testimonial frente a las caídas en el país vecino.

Pero este efecto, que puede durar meses o años, no soslaya el hecho de que México requiere tener independencia para refinar el petróleo que produce –se importa cerca del 50% de la gasolina que se consume en el país- por lo que Pemex puso en marcha un plan para reducir esta dependencia.

La reconfiguración de tres de sus refinerías, que forman parte del plan de inversión por 23,000 millones de dólares para los siguientes tres años, permitirá que Pemex reduzca hasta 25% sus importaciones de gasolinas en 2018, según anunció la petrolera el año pasado.

5. Más recortes al presupuesto

El Gobierno federal, junto al Banco de México, han puesto los reflectores sobre el gasto de Pemex, que a pesar de ser el más afectado desde los recortes de inicios del 2015, parecen no ser suficientes para equilibrar la caída en el precio del petróleo.

Así que pueden venir más reducciones al dinero destinado a la petrolera, donde algunos analistas ya han advertido que esto puede resultar en un círculo vicioso, pues con menos recursos, la producción de Pemex puede mantener su declive que ya cumple 11 años en caída desde que tocó su máximo histórico de 3.38 millones de barriles de crudo diario en promedio en 2004. 

6. Pemex vs Cofece

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La petrolera lleva varios juicios en paralelo por diversas circunstancias pero existe una en especial que por la dimensión de su costo final llama la atención. La petrolera litiga desde 2014 una resolución del regulador antimonopolios quien la multó con 651 millones de pesos por obligar a las gasolineras a contratar las pipas del sindicato para llevar la gasolina desde sus centrales a los establecimientos, que si bien llevan su marca, es un manejo de entes privados.

El juicio puede subir en cualquier momento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para determinar si la petrolera fue culpable, si debe pagar esta multa, y si además debe asumir otras sanciones por mantener esta práctica a pesar de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) le pidió detenerla.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×