Autos cumplen con normas ambientales: Volkswagen de México

El grupo afirma que la multa en contra se derivó de un proceso administrativo interno a destiempo; sostiene que todos los modelos 2016 tienen el certificado ambiental para ser comercializados.
volkswagen  (Foto: Reuters)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Volkswagen de México afirmó que sus vehículos cumplen con las normas ambientales del país, y que la multa de la Profepa fue originada por un proceso administrativo interno realizado a destiempo.

“Volkswagen de México informa que actualmente todos los vehículos año modelo 2016 de las marcas del Grupo Volkswagen comercializados en México, cuentan con el Certificado Ambiental NOM de Cumplimiento Ambiental de las NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT-1994”, informó la automotriz en un comunicado difundido este martes.  

La víspera, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que había sancionado con 168 millones de pesos al grupo por comercializar 45,494 vehículos 2016 que carecían del certificado.

La compañía confirmó que el lunes fue notificada formalmente por la Profepa sobre la multa. El caso involucra a los autos de las marcas Audi, Bentley, Porsche, Seat y Volkswagen.

“Esto fue ocasionado por un proceso administrativo que de forma no intencional fue llevado a cabo a destiempo dentro de Volkswagen de México”, agregó el grupo en el comunicado.

De acuerdo a la notificación de la Profepa, la Norma Oficial Mexicana 042 establece los límites máximos permitidos de emisión de hidrocarburos totales, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas provenientes del escape de los autos.

Esta medida aplica para vehículos que no excedan los 3,857 kilogramos y que usen gasolina, gas LP, gas natural o diésel.

En tanto, la Norma Oficial Mexicana 079 establece los límites máximos de ruido que pueden emitir los vehículos automotores nuevos en planta y la forma en que se mide.

Lee: El escándalo de Volskwagen afecta a su planta de Puebla

Volkswagen de México reiteró su total apego al cumplimiento de la reglamentación y normatividad del marco legal vigente.

También aseguró que la situación no implica afectación alguna para los clientes al afirmar que todos sus vehículos “son técnicamente seguros y pueden ser usados sin restricción”.

La automotriz alemana se enfrentó a un escándalo internacional el año pasado cuando admitió que había manipulado las pruebas de emisiones de vehículos a diésel en Estados Unidos, y que hasta 11 millones de sus autos en todo el mundo podrían tener instalados software ilegales.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×