Inversores padecen influenza bursátil

Algunos corredores en los mercados accionarios intentan aprovechar el temor a la influenza; los títulos de biotecnológicas se han elevado, mientras que los de firmas mexicanas van a la baja.
bolsa-reu  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Los corredores de Bolsa (dios los bendiga) intentan ganar dinero con cualquier cosa -incluso con los miedos a una pandemia global de influenza porcina.
Las acciones de varias compañías biotecnológicas relativamente diminutas y poco rentables se elevaron el lunes y el martes, mientras que las de casi todas las compañías con sede en México, el epicentro del brote de influenza porcina, se desplomaron.
Pero si eres un inversionista promedio, deberías evitar algunas de estas locas apuestas -que más parecen ser impulsadas por el pánico y la avaricia que por el sentido común.
Es probable que algunas compañías de fármacos se beneficien de la elevada demanda de vacunas si la influenza porcina resulta ser un problema de salud mucho más generalizado del que ya es.
¿Pero en verdad deberías apostarles a compañías biotecnológicas poco conocidas como Novavax, BioCryst Pharmaceuticals y Generex Biotechnology? Las acciones de cada una de esas compañías se elevaron casi un 80% el lunes. Más que de dinero fácil, se trata de acciones que cualquiera que carezca de un gran apetito de riesgo debería evitar.
Para estar seguros, algunas de estas compañías cuentan con tecnología prometedora. En una entrevista con Reuters el viernes, el CEO de Novavax dijo que su firma ha estado en contacto con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades y podría ser capaz de fabricar una vacuna para detener la variedad emergente del virus de la influenza en un plazo de 12 semanas.
Pero ¿quién sabe si esto seguirá siendo noticia en 12 semanas? Si la influenza porcina resulta ser algo similar al brote de SARS de finales del 2002 o la amenaza de gripe aviar del 2005 -incidentes aislados en contraposición con las epidemias masivas como la catástrofe de 1918- dichas acciones podrían derrumbarse con rapidez.
Se espera que las tres compañías reporten pérdidas este año. En el mismo artículo de Reuters, el CEO de BioCryst dijo que los medicamentos de su compañía aún estaban en período de prueba.
Una forma más segura de invertir en compañías que podrían ver un aumento en sus ventas si la influenza porcina se convierte en una mayor crisis sanitaria, es comprar acciones de compañías farmacéuticas acreditadas.
El gigante farmacéutico británico GlaxoSmith Kline, que fabrica el antiviral inhalado Relenza -un medicamento que puede tratar la influenza porcina- es una de ellas.
También lo es el fabricante de fármacos suizo Roche Holding, que fabrica la píldora Tamiflu. El líder estadounidense de la biotecnología, Gilead Sciences, que desarrolló el Tamiflu y recibe las regalías de Roche por el uso de su medicamento, también podría beneficiarse de esto.
¿Qué hacer con tus acciones mexicanas?
Tiene algo de sentido esperar que haya una disminución, al menos temporal, en los viajes a México.
Así que las grandes caídas de las acciones de algunas compañías mexicanas eran de esperarse, sobre todo las de las operadoras del aeropuerto de México, tales como Grupo Aeroportuario del Sureste, Grupo Aeroportuario del Pacífico y Grupo Aeroportuario del Centro Norte.
¿Pero se merecían las acciones de America Movil, el gigante latinoamericano de la comunicación inalámbrica controlado por el multimillonario Carlos Slim Helú, caer casi un 7.5% el lunes? No es como si México fuera a aislarse por completo debido a la influenza porcina. E incluso si así fuera, ¿no seguiría la gente usando sus celulares -tal vez aun más- durante la crisis?
¿Qué hay del fabricante de cemento Cemex? Sus acciones cayeron más de un 7% el lunes. Si la influenza porcina no se extiende y envía a toda la economía global a un punto muerto, entonces Cemex debería recuperarse con las esperanzas de que la economía estadounidense se estabilice. Los Estados Unidos son el mayor mercado de Cemex, el año pasado más de un 20% de las ventas de la compañía surgieron de esta región.
Dos compañías mexicanas de alto perfil que parecen haber sido desechadas el lunes sin ninguna razón válida excepto la de tener su sede en México son la cadena televisiva Grupo Televisa, y FEMSA, la embotelladora más grande de Coca-Cola en México.
Piensen en esto. Si la influenza porcina se convierte en un problema más serio en los Estados Unidos ¿serán las compañías como CBS y PepsiCo las primeras cuyas acciones la gente pensará en vender debido al temor al impacto que la influenza porcina podría tener sobre sus negocios?
Pero no me malentiendan. La extensa liquidación del mercado que ocurrió el lunes no fue por completo irracional. Esa retirada parece justificada: El mercado bursátil ha tenido una buena racha durante el último mes y medio y la influenza porcina es un suceso nuevo, a diferencia del miedo a las pruebas de estrés bancario y la crisis en Detroit.
Todavía hay mucho que se desconoce acerca del virus, lo cual es atemorizante. Y en cualquier situación en que haya vidas en juego, es comprensible tomar precauciones.
Pero deshacerse de las acciones de algunas grandes y sanas compañías tan sólo debido a su ubicación geográfica, y comprar acciones de compañías pequeñas sin un historial comprobado es, en pocas palabras, demasiado arriesgado para los inversionistas.
Esto me recuerda uno de los primeros artículos que hice para CNNMoney.com en el 2001, durante el despertar de los ataques terroristas.
Las acciones de una pequeña compañía llamada Vital Living Products se habían elevado más de un 1,500% entre mediados de septiembre y finales de octubre debido a que los corredores creyeron que la compañía, que se dio prisa para desarrollar un kit de prueba para asegurarse de que el agua de las casas no contuviera Anthrax después del 9/11, pronto vendería su producto en los comercios de toda la nación.
Pero eso no sucedió. Un mes después, Vital Living dejó de comercializar los kits de prueba después de que el FBI allanara sus oficinas y la Comisión de Valores estadounidense comenzara a investigarla. Vital Living fue removida de la bolsa en el 2002.

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×