Operación limpieza en tierras españolas

El Código Técnico de Edificación permitirá disminuir las emisiones de bióxido de carbono en España.
Código Técnico de Edificación de España

El Gobierno español pretende reducir entre 40 y 55% las emisiones de bióxido de carbono (CO2) y entre 30 y 40% el gasto de energía de los edificios nuevos o rehabilitados, mediante el Código Técnico para la Edificación (CTE).
Se trata de un marco normativo que especifica las exigencias básicas de calidad, seguridad y habitabilidad para los inmuebles, lo que permitirá contar con construcciones más seguras y con mayor calidad. El documento fue aprobado en 2006 y afectará a más de 500,000 viviendas.

María Cristina Barrios y Almanzor, embajadora en Misión Especial para el Cambio Climático de España, expresó que el nuevo código contribuirá a reducir las emisiones. Al año cada español genera 7.6 toneladas de CO2, por encima de la media global de 4.5 toneladas.

Pero estos beneficios también tienen un precio. A juicio de María Antonia Trujillo, ministra de Vivienda, la normativa supondrá un incremento de 1% en el precio total de la vivienda, que será compensando con el ahorro de energía durante los primeros cinco años.

La normatividad especifica los criterios de eficiencia energética en envolvente, el equipamiento, la iluminación, establece parámetros de su uso racional y el empleo de energía solar térmica y fotovoltaica que deben tener los edificios de acuerdo a su tipología.

El CTE estimula la construcción de desarrollos urbanísticos que no promuevan el uso del vehículo privado, y aboga por una red ferroviaria apta para el transporte mixto de pasajeros y mercancías.

El documento fomenta el uso de arquitectura bioclimática, la instalación de elementos de iluminación de bajo consumo y alto rendimiento en nuevas infraestructuras y equipamientos externos para el transporte, así como en la renovación de las existentes.

Alex Fernández Muerza, editorialista del portal www.consumer.es, opina que para que el código funcione, el Gobierno central y las Comunidades Autónomas "deberán coordinarse" y asegurar que se acate la disposición, mientras que los consumidores tienen que ser conscientes de sus ventajas económicas y medioambientales.

 25%
del CO2 de España viene de la edificación y del sector doméstico
Ahora ve
No te pierdas