Inversionistas piden capitalización alta

Para agilizar el financiamiento, Banobras elimina trámites, terciariza servicios y da créditos; la institución tiene la encomienda de convertirse eje del Programa Nacional de Infraestructura.
Banobras  (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)
Jesús Hernández

La renegociación de la deuda del Estado de México por 26,000 millones de pesos (mdp) enseñó al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) que podía tener muchas más funciones que la bancaria. Ahora, deberá echar mano de ese aprendizaje, pues el Presidente Felipe Calderón encomendó a la dependencia ser el eje para soportar la inversión en el Programa Nacional de Infraestructura (PNI).

Mediante una solución "innovadora", Banobras dejó de ser acreedora del gobierno mexiquense y se convirtió en su agente financiero, garante "y además nos pagaron los 7,000 mdp que nos debían", relata Alonso García Tamés, titular de la institución que acaba de recibir un premio de la revista Latin Finance por esa operación en la que "tuvimos diferentes cachuchas", señala el actuario.

Ahora trabajarán horas extra y recurrirán a la terciarización de servicios para valorar las solicitudes de capital, garantías o respaldo que esperan recibir este año. García Tamés habla a Obras de los tiempos y las condiciones en que esto se llevará a cabo.

¿Cómo apoyarán al PNI?
El compromiso es canalizar apoyos por 65,000 mdp desde las diversas ventanillas que el banco tiene: en forma de crédito, de garantías y de fideicomiso vía el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) para proyectos sociales que buscamos hacer financieramente rentables.

Es el caso de las concesiones de servicios públicos, que no son ‘bancables' porque requerirían tarifas muy altas.

¿A qué proyectos irán los 65,000 mdp?
A los que yo llamaría emblemáticos. El más próximo es el paquete carretero del Pacífico, en el que Banobras actúa como agente financiero del gobierno federal y en el proceso de realización, y por otro lado, canalizaríamos crédito si fuera requerido por los ganadores de la concesión.

Otro proyecto es el Ferrocarril Suburbano 3, en el que Banobras otorgará una garantía a los bancos que darán crédito a este proyecto y también podríamos financiar directamente a desarrolladores.

¿Cuánto requiere un proyecto para volverse ‘bancable'?
Hace unos meses, quizá requerían capital de 20 o 25%, pero hoy los inversionistas de proyectos de infraestructura exigen capitalización mucho más alta, de 40 a 50%.

Eso restringe a los inversionistas en este tipo de proyectos, a los que el Fonadin atiende vía instrumentos como la deuda subordinada, que hace las veces de cuasi capital. Para los acreedores es tan bueno como capital. Así logramos mejorar la bancabilidad.

¿Hasta qué porcentaje garantizarán?
Hasta 45% del financiamiento.

¿Eso es suficiente para animar a la banca comercial a dar crédito?
Creemos que sí. No en el establecimiento de los niveles de protección, ahí hay un balance muy delicado que tenemos que jugar.

El rol más importante que tiene Banobras en este momento es evitar que los proyectos se detengan por falta de liquidez.

Los tiempos y los días
A diferencia de otras dependencias, tras el escritorio de García Tamés no hay una foto del Presidente, sino un librero con carpetas, artículos decorativos y fotos de su familia. La oficina de dirección general que alguna vez ocupara Felipe Calderón mide unos 50 a 70 m2, y se ubica en el séptimo piso de una pequeña torre, en el barrio corporativo de Santa Fe.

¿El dinero se ejercerá antes de junio?
El financiamiento no se puede desembolsar tan rápido. La recepción de posturas por los proyectos (carretero del Pacífico y Suburbano 3) será a inicios de marzo. Pasarán semanas para tener un ganador y hacer el cierre financiero, que si antes llevaba meses, ahora más. Los desembolsos no ocurrirán sino hasta mediados o más en el año.

¿Cuánto colocará por trimestre?
Del monto total, estimo que 15% se detonaría en el primer trimestre. Más o menos 30% al segundo, 40% al tercero y el resto al cierre, según el avance de los proyectos.

Elecciones y otras barreras
García Tamés se toma su tiempo para explicar los obstáculos que había para el ejercicio de recursos para financiar obras de infraestructura. "¿Qué estamos haciendo?", se pregunta él mismo. "Por ejemplo, se modificaron leyes que impedían a quien elaboraba un estudio de proyecto, ganar la licitación para realizarlo".

Quitar la restricción, ¿no propicia licitaciones a modo?
Para nada. De por sí hay pocas compañías de infraestructura y si les pedimos que hagan estudios pero no los desarrollen, mejor no hacían estudios. También se quitó la restricción para adjudicarlos directamente, aunque sigue vigente la prohibición para adjudicación directa de obra. Y también se tomaron medidas para inhibir la impugnación automática de procesos, por las compañías que no ganaban el proceso.

¿Ahora el sector privado propondrá proyectos de infraestructura pública?
Sí, y es una medida muy importante: permitir la realización de proyectos que identifique, prepare y estudie el sector privado y luego se lleven al sector público. Incluso se estudia el reembolso para quienes diseñen los proyectos, si no ganan su realización. Esas medidas harán más ágil la ejecución de proyectos.

Mayor velocidad ¿mayor riesgo?
Desde septiembre, los desarrolladores vieron a Banobras como casi la única fuente de recursos. El trimestre pasado fue de los más importantes en la historia del banco. 

Hoy trabajamos a todo vapor, pero no por tener más proyectos pondremos en riesgo al banco. Estamos viendo cómo terciarizar y que externos nos ayuden a analizar créditos, preparar la información, etc. Ya se evaluaron por fuera algunas carteras.

¿Las elecciones serán un factor en el esquema de ejercicio de recursos?
De hecho, algunas obras que apoyará Fonadin en los estados se preveían entre junio y julio, pero las modificamos para que no se interprete como promoción a algún candidato. Las haremos antes o después.

¿Saben cuándo y a qué tasa real regresarán los 65,000 mdp a Banobras?
Financiamos a plazos de 20 o 30 años. Tradicionalmente buscábamos la revolvencia al bursatilizar o descontar una parte de nuestra cartera con algunas otras instituciones nacionales o internacionales. Aunque eso no es factible en el corto plazo, el mercado se irá normalizando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto es claro pero ¿qué tasas reales de retorno esperan en 20 o 30 años?
Si un inversionista desarrolla un proyecto de infraestructura le atribuimos alrededor de 12% de rentabilidad de capital. En deuda obviamente es mucho menor, y varía por proyecto, pero le asociamos rentabilidades más o menos de 8% real. Ésos son los niveles con los que trabajamos.

Tenemos que cuidar el patrimonio de la institución y vigilar los usos alternativos de esos recursos, pues eso nos determina las condiciones con las que canalizamos recursos a los diferentes proyectos.

Ahora ve
Una mujer fue rescatada de entre los escombros gracias a WhatsApp
No te pierdas
×