La omisión de las normas

No hay evidencia de que los proveedores de bienes y servicios acaten los lineamientos; las obras importantes del país incorporan productos que no demuestran el cumplimiento de la norma.
Franco Bucio Mújica*

La legislación obliga a los contratistas a utilizar las normas de calidad aprobadas conforme a la Ley Federal sobre Metrología y Normalización (LFMN). De la misma forma, ordena a las dependencias y entidades federales a formular sus programas anuales y a elaborar las especificaciones técnicas de construcción con base en estas disposiciones.

No he encontrado evidencia suficiente que indique que tales lineamientos se acatan totalmente: hoy son pocos los proveedores de bienes y servicios a los que las dependencias federales solicitan la demostración del cumplimiento de estas normas, lo que aunado a la complacencia o la ignorancia de los servidores públicos encargados de la supervisión y de las licitaciones y la recepción de las obras, coadyuva a disminuir la calidad de las obras públicas y a seguir utilizando insumos adquiridos por su precio o marca y no por su idoneidad.

Existe un número considerable de productos, equipo y mobiliario fijo que satisface esas normas y que lo evidencia con certificados nacionales, sin embargo, los proyectos no incluyen la relación de normas de calidad a satisfacer, propiciando que estas inversiones se conviertan en pasivos y desestimulen a la planta productiva ¿Por qué ignorar el mandato de garantizar las mejores condiciones a la sociedad usuaria de esas obras?

Con este marco legal debemos transitar a la licitación de obras, incluyendo a las Llave en Mano, y condicionar su certificación desde el proyecto hasta la puesta en operación, sin olvidar todos los elementos y componentes que se utilizan para su ejecución; con ello evitaremos proyectos mal logrados, como la Biblioteca Vasconcelos o la Autopista del Sol.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, las obras públicas del país siguen incorporando aquellos productos que no demuestran que cumplen con la norma mexicana correspondiente.

*Director técnico del Organismo Nacional
de Normalización y Certificación de la
Construcción y Edificación (ONNCCE).

Ahora ve
La hazaña de una ciclista para salvar a un perrito en calles de la CDMX
No te pierdas
ç
×