Argentina, seca de financiamiento

El mercado de capitales no está abierto a financiar los proyectos de infraestructura del país; la disminución en la tasa de interés de los últimos años es un atractivo para los inversionistas.
infraestructura  (Foto: Especial)
Hugo Salvatierra Arreguín
BOGOTÁ -

En Argentina no hay financiamiento a largo plazo para construir infraestructura, ni por parte de la banca, ni por parte de los mercados de capitales locales e internacionales, "los tres están secos", dijo Eduardo Ganapolsky, director de la consultora Proficio.

El mercado externo no le presta al país, solamente lo hacen los organismo multilaterales, expuso durante el Octavo Foro de Liderazgo de América Latina, organizado por CG/LA Infrastructure, en la ciudad de Bogotá, Colombia.

También dejó claro que en los últimos años se desaceleró la inyección de capital público en este rubro, debido a la falta de recursos privados, lo que frenó el crecimiento de la capacidad instalada del país sudamericano.

"La situación es compleja, porque los accesos al financiamiento están vinculados a los organismos multilaterales", citó Jorge Giacomotti, vicepresidente del Banco de Córdoba.

De acuerdo con Ganapolsky, hoy es una buena oportunidad para invertir en proyectos de infraestructura de Argentina, debido a que las tasas de interés bajaron de 2008 (entre 8 y 9%) a 2010 (5.5 a 6%).

Por eso, reiteró que hay una gran cantidad de proyectos esperando capital, pues por ahora sólo se invierte en los más rentables y estratégicos, mismos que serán los primeros en terminarse.

Para contrarrestar la falta de financiamiento, el mercado desarrolló fideicomisos financieros, cuya tercera parte ha servido para proyectos de infraestructura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Termina siendo el instrumento preferido o casi único para el financiamiento de la infraestructura", comentó Ganapolsky.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×