Sustentabilidad, pero con reglas

Franco Bucio opina que surgieron certificadores que no siguen un marco técnico en edificios verdes.
Franco Bucio  (Foto: Obras)
Franco Bucio Mújica
CIUDAD DE MÉXICO -

Con el auge de los ‘edificios verdes' surgen certificadores que ofrecen sus servicios sin un marco técnico o norma de referencia, por lo que es inevitable caminar hacia la generación de uno, para consolidar un marco de credibilidad y evitar la certificación arbitraria que desacredite estos esfuerzos. Así, lograremos una verdadera edificación sustentable, que es aquella que desde el proyecto, la ejecución y la operación incorpora confort, parámetros de salud, ahorros de energía y agua, producción de energía y cuidado del ambiente.

Desde mi punto de vista, el marco tiene que obligar el cumplimiento de las disposiciones legales y normativas ambientales y las aplicables a la construcción (locales y federales), que ya dispone la observancia de las NOM y NMX para accesorios e infraestructura hidráulica, muebles, al igual que para eficiencia energética en envolventes de las edificaciones (incluida la vivienda), termoaislantes, instalaciones eléctricas y de gas, calentadores de gas y solares para agua, eficiencia lumínica y bombas de agua.

Invariablemente, las características del edificio y su entorno deberían estar sujetas a una evaluación, que podríamos clasificar en Energía, Agua, Calidad de vida y responsabilidad social, Impacto ambiental y otros impactos, y Manejo de residuos. El reconocimiento tendría que identificar el cumplimiento, para aspirar como máximo a tres categorías de certificación: ‘Cumplimiento', ‘Eficiencia' y ‘Excelencia', en al menos 25%, 50% y 80% de los parámetros, respectivamente.

Entre los requisitos tienen que estar la instalación de calentadores solares y/o sistemas fotovoltaicos de acuerdo con el porcentaje de ahorro de energía potencial y/o acreditado, la orientación del edificio y diversos mecanismos pasivos y activos, al igual que el ahorro de agua referida a una edificación equivalente. Sería conveniente incrementar el puntaje de la calificación de la infraestructura construida para la captación, el aprovechamiento o la infiltración de las aguas pluviales y también
el tratamiento o la utilización del agua residual tratada de la red municipal.

El marco debe premiar la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte del solicitante de la certificación, para lograr valor añadido, la provisión de áreas verdes y libres, el incremento sustancial en el número de cajones de estacionamiento con uso de elevadores o sin sacrificio de área libre, el respeto de uso de suelo y del arbolado existente, el reciclaje de predios, la utilización de materiales locales (biodegradables y amigables con el medio ambiente), la reutilización de estructuras existentes, la infraestructura adecuada para el almacenamiento temporal de residuos y la implementación para su manejo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La evidencia sistematizada de estas y otras acciones contribuirá transparentemente a estimular la edificación sustentable, pues ayudaría objetivamente a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Ver más noticias de Obras

Ahora ve
Las cinco frases más indignantes que pronunció Donald Trump en Arizona
No te pierdas
×