De palacio legislativo a monumento

-
Palacio Lejislativo  (Foto: )
PR

Hoy lo conocemos como el monumento a la Revolución, pero esta estructura Art déco ubicada en la Plaza de la República en la Ciudad de México, estaba pensada para ser parte del Palacio Legislativo. El proyecto surgió en el gobierno de Porfirio Díaz, quien en 1897 lanzó la convocatoria para su construcción. Finalmente, tras un proceso de selección, el proyecto fue adjudicado al arquitecto francés Emile Bernard y el 23 de septiembre de 1910, el propio Díaz colocó la primera piedra. Sin embargo, debido a la falta de recursos que provocó la lucha revolucionaria la construcción se suspendió, prevaleciendo sólo la estructura de acero.

Varios años después, Alberto J. Pani, entonces secretario de Hacienda, aceptó la propuesta del arquitecto mexicano Carlos Obregón de aprovechar parte de la estructura de la cúpula para edificar un monumento a la Revolución Mexicana.

Su construcción se llevó a cabo de 1933 a 1938.Actualmente este monumento es también un mausoleo y desde 1986, su sótano alberga el Museo de la Revolución.

Ahora ve
No te pierdas