Nouvel: cine y arquitectura

La película Hasta el fin del mundo (1991) recrea la Torre Sin Fin, obra aún no construida de No
Este año Nouvel colaboró en una videoinstalación del cineast
Ángel Mendoza Cruz

A dos años de que Jean Nouvel, ganador del Premio Pritzker 2008, proyectara la aún no construida Torre Sin Fin, el cineasta Wim Wenders recreó el proyecto digitalmente en la película Hasta el fin del mundo (1991); en una de las primeras secuencias, la aparición del edificio dota a París de rasgos propios de la ciencia ficción y muestra el vínculo existente entre cine y arquitectura.

La trama trata de un científico que busca la cura contra la ceguera, mientras que su hijo y una joven viven un idilio en medio de la amenaza nuclear y la persecución policíaca. La historia transcurre en 1999, en diferentes puntos del planeta: Francia, Italia, Rusia, Australia, Estados Unidos, China, Japón, donde las ciudades amalgaman construcciones del pasado con obras futuristas.

En la cinta reina la tecnología y las escenas pasan de calles convertidas en basurero y zonas deterioradas a pulcras edificaciones y viceversa; los interiores combinan elementos de época con otros innovadores.

Este año Nouvel colaboró en una videoinstalación del cineasta español Bigas Luna, exhibida en el Instituto Valenciano de Arte Moderno. En abril, el francés comparó la labor del arquitecto con la del cineasta y destacó la dimensión cinematográfica de sus proyectos, en los que expresa la relación tiempo-imagen.

Hasta el fin del mundo.
Dir: Wim Wenders.
P: Warner Bros.
Dur: 150 min.

Ahora ve
No te pierdas