Súper Servicio Lomas en peligro

Tendemos a desdeñar el valor de las obras modernas, cuando este conjunto de Kaspé

Dentro de la euforia por tener en México una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, al mismo tiempo se lanzaron señales de alarma (Reforma 10/07/2007) por la posible destrucción del Súper Servicio Lomas, obra del arquitecto Vladimir Kaspé (1910-1996), realizada entre 1948 y 1952 en Lomas de Chapultepec. Dicha obra se encuentra catalogada como Patrimonio Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y aparece en todas las guías de arquitectura de la ciudad como de lo más relevante de la modernidad en México.

Con un programa singular, el Súper Servicio resolvió gasolinera, estación de servicio, locales comerciales, oficinas y un salón de fiestas, a través de un lenguaje arquitectónico muy expresivo con rampas, volúmenes curvos, el uso del concreto y el ladrillo, y espacios abiertos, semiabiertos y a doble altura. Por lo tanto, sus valores son innegables, agregando que su inserción en el contexto es óptima con una escala intermedia en un entorno fundamentalmente habitacional y con el bosque de Chapultepec muy cercano. Primera obra de importancia de este arquitecto en nuestro país, nacido en Harbin (Rusia), educado en París y que llega a México invitado por Mario Pani, pero que después haría otros trabajos relevantes como el Liceo Franco-Mexicano, la Escuela de Economía de CU, el Deportivo Israelita y los Laboratorios Roussell.

En esta columna se ha insistido en la necesidad de que, al pensar en patrimonio, recordemos nuestras joyas prehispánicas y coloniales, pero también las del siglo XIX, el Porfiriato y el siglo XX, incluyendo la arquitectura racionalista y funcionalista, de la que el Súper Servicio Lomas es de los mejores ejemplos. Hago una invitación, en solidaridad con otros colegas y ciudadanos en general, a que las máximas autoridades metropolitanas y federales, tomando en cuenta que el INBA y la Delegación Miguel Hidalgo están haciendo su parte, detengan de una vez por todas cualquier amenaza de su desaparición. Se sabe ahora que todo esto es para construir ahí la Torre Bicenternario diseñada por Rem Koolhaas. Por favor, que las vanidades arquitectónicas busquen otro sitio.

Ahora ve
No te pierdas