Valle Las Palmas

El nacimiento de un municipio Urbi trabaja en un proyecto de vivienda para un millón de habitantes en Tijuana
Ángeles Castellano Gutiérrez

Un nuevo Tijuana, un Tijuana ordenado. Es lo que quieren que sea Valle Las Palmas. Una ciudad para un millón de habitantes que tenga todos los servicios e industria, ordenada y sustentable. Incluso, municipio independiente. "Nos ha costado mucho entender la escala", reconoce Carlos Enrique Peraza, director de desarrollo de negocios de Urbi en Tijuana. "Es casi una tesis doctoral", dice Evangelina Hirata, subdirectora general de Fomento al Crecimiento del Sector Vivienda de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

La responsable del proyecto es Urbi, tercera desarrolladora de vivienda que más casas construye de las que cotizan en bolsa. Además van a participar las demás desarrolladoras, así como autoridades municipales, estatales y federales. En el aire comienza a estar la idea de crear un municipio nuevo.

En Urbi prefieren ser más cautos, aunque reconocen que están previstas las oficinas municipales, para que los habitantes de Valle Las Palmas no tengan que ir a Tijuana a resolver los trámites administrativos. "Ahorita se pueden aprovechar los espacios comerciales, el chiste es que se ofrezca el servicio", explica Enrique Caso, director de Planeación y Desarrollo Urbano de Urbi en Tijuana.

Aunque el principal promotor del proyecto es Urbi, Conavi lo quiere utilizar como piloto de la política de vivienda. "Será nuestra punta de lanza a partir de ahora", explica Carlos Gutiérrez, coordinador general. "Los resultados serán convertidos en normas". Habrá varios tipos: sobre manejo de agua y residuos, energía y edificación. "Se acabó la buena voluntad, las normas serán de observancia nacional".

En Urbi se han rodeado de expertos internacionales. "El promotor necesita tener un grupo de expertos que le ayuden a planear", explica William Siembeda, director del departamento de Planeación Urbana y Regional de la Escuela de Arquitectura y Diseño Ambiental de la Universidad Politécnica de California y asesor externo del proyecto. "Urbi va a ser el constructor de una comunidad".

Valle Las Palmas estará situado en un predio de 13,000 hectáreas (la mancha urbana de Tijuana hoy ocupa 21,000). Urbi posee 500 has para desarrollar y opción a comprar otras 3,500. El proyecto contempla vivienda de todo tipo, vertical y horizontal, y para todos los estratos sociales; zona comercial, industria (cuatro áreas) y servicios. Es un proyecto de largo plazo, el objetivo es a 2030. "Así se construyen las ciudades", explica Cuauthémoc Pérez, presidente del Consejo de Administración de Urbi, "en 50 ó 100 años".

Para la instalación de la industria, uno de los puntos claves para que el proyecto tenga éxito, Urbi está trabajando con el gobierno de Baja California. Según Fernando Orozco, director de administración y finanzas de Urbi en Tijuana, están buscando compañías que realicen actividades que ya tienen presencia en la zona, fundamentalmente aeroespaciales, biotecnológicas y automotrices. El ancla será una planta al norte del Valle, una armadora de la Toyota.

Además de contar con todo el equipamiento, los ideólogos de Valle Las Palmas quieren que sea sustentable. El abastecimiento de agua y de energía es un problema acuciante en la zona. Es por esto que toda el agua que se utilice en Valle Las Palmas, explica Javier Moreno, director técnico de Urbi, se va a reciclar. El gobierno de Baja California está en litigio con el vecino, que pretende desviar el cauce del río que surte a los dos lados de la frontera, por lo que México recibiría menos agua. Una solución puede ser desalar agua marina para garantizar el agua potable, aunque esto traería otra complicación: estas plantas gastan mucha energía, otra de las carencias de la zona. Urbi quiere abastecer el Valle con placas fotovoltaicas, generación eólica y con gas metano que se libere del vertedero de basuras.

Duplicar Tijuana
Las estimaciones dicen que en 20 años la población de Tijuana, hoy de un millón de habitantes según el INEGI, va a duplicarse. Moreno, de Urbi, explica que el crecimiento actual es de 5% anual. Para absorber a los nuevos vecinos se necesitarán 20,700 ha nuevas.

Con estas cifras en la mano, hace cuatro o cinco años, Urbi se dio a la tarea de buscar tierra donde construir vivienda. En Tijuana sólo quedaban 12,000 ha aprovechables, porque está rodeada de cerros y las pendientes son muy fuertes. Así que miraron alrededor y eligieron este predio por ser el que tiene mejores condiciones para el abastecimiento de agua, las vialidades, la topografía, el clima, la mecánica de suelos…

La mitad de la ciudad hoy son asentamientos irregulares, en calles sin asfaltar. Los esfuerzos del gobierno, con las tasas de crecimiento de la ciudad, no son suficientes contra el rezago.

La ventaja de Valle Las Palmas, explica Siembeda, es que se podrá controlar el crecimiento de la ciudad con un ordenamiento territorial, con un transporte más adecuado, con menores distancias. Además, se puede controlar el estilo, diseño y calidad de los materiales.

Urbi tiene la intención de entregar las primeras 10,000 viviendas de interés social para los obreros que trabajarán en la planta de Toyota en octubre. Son 435 hectáreas de vivienda acompañadas de 200 hectáreas más de uso industrial, comercial y servicios, para que desde un primer momento, la nueva ciudad sea autosuficiente.

Ahora ve
No te pierdas