¿Debo invertir en mercados emergentes?

Las acciones de estas naciones tienden a ofrecer buenos rendimientos, dice Francisco Suárez; han ganado competitividad ante países desarrollados que originaron la crisis, recuerda el experto.
inversion-dinero-bolsa-acciones-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Francisco Suárez Savín*
CIUDAD DE MÉXICO -

Para finalizar el año, el entorno no deja de ser un reto para tomar decisiones en nuestras finanzas personales. La Bolsa ha dado extraordinarios rendimientos, mientras que las tasas de interés se han mantenido en niveles francamente bajos. Pero, por lo mismo, uno podría preguntarse ¿Me quedo invirtiendo en tasas bajas, pero relativamente seguras y así evitar posible ajustes a la baja de los mercados accionarios? Pero igualmente es válido otro argumento: ¿O como las tasas son tan bajas es mejor invertir en Bolsa para mejorar mis rendimientos?

Ahora bien, ¿es mejor invertir en países desarrollados o en los llamados emergentes en donde México está incluido? Nosotros creemos que los mercados emergentes tenderán a ofrecer mejores rendimientos respecto de los mercados desarrollados. También creemos que existen condiciones para ser optimistas de los rendimientos del mercado accionarios si bien es de esperar volatilidad en los primeros meses del año.

¿Porqué los países emergentes pueden ofrecer mayores crecimientos que los desarrollados? En general, la crisis inició en los países desarrollados y si bien ésta se extendió, sus problemas gravitan en donde nacieron y no en la periferia. La crisis ha hecho que, pese a todo, existan más oportunidades de empleo en países distintos a Estados Unidos, pues las empresas tienen incentivos a relocalizar producción para ser más eficientes y ahorrar costos y esto se logra en mayor o menor medida en mantener la producción en otros países distintos a Estados Unidos.

En Estados Unidos vemos desempleo al alza de forma no antes vista, mientras que en países como Brasil, que dejó a tras la recesión a principios de año, prácticamente no fue afectada su economía este año y crecerá a tasas del 5% el año próximo. En Brasil hay crédito y un mercado doméstico boyante. China tiende a crecer a tasas cercanas al 9%, y su mercado interno sigue su crecimiento. México es una mejor opción para producir automóviles u otros bienes de durables que Estados Unidos por lo que vemos un repunte muy importante en manufacturas desde verano, mientras que el valor de nuestra moneda hace atractivo nuestras exportaciones y el invertir en nuestro país. Con Reformas estructurales podríamos parecernos más a Brasil. Pero aún sin ellas hay empresas mexicanas que ya invierten en Brasil y nosotros podemos ser accionistas de dichas empresas.

Es importante señalar que es muy probable que las tasas de interés en el mundo se mantengan bajas para buena parte del año, y aún si suben, éstas seguirán siendo bajas pues los gobiernos tienen incentivos a privilegiar el crecimiento. México no sería la excepción. También es importante pensar en que, en lo general, los gobiernos en el mundo tienden a estar muy endeudados y tarde o temprano tendrán que elevar no solo los impuestos sino también las tasas de interés, por lo cual al invertir en deuda, aún si ésta es gubernamental, no se está exento de riesgos. Deuda corporativa de gran calidad crediticia ofrece hoy una sobretasa mayor a la relacionada con el Gobierno y, a lo largo del tiempo, puede experimentar más ganancias de capital pues hemos visto que las grandes empresas tienden a tener una capacidad de recuperación mucho mayor a la de los Gobiernos en general.

La forma más fácil de ilustrar cómo el tener una parte de las carteras en el mercado accionario ayuda a los rendimientos es con un ejemplo. Si la Bolsa está en condiciones, como creemos, de generar un rendimiento cercano al 20% en un año, y las tasas se mantienen en niveles de 5% en el mismo lapso de tiempo, con sólo un tercio de la cartera total en el mercado accionario podemos obtener un retorno total que duplica al rendimiento esperado en tasas. Además, al invertir en acciones podemos gozar de dividendos que pueden significar un rendimiento atractivo respecto del nivel actual de las tasas de interés.

Las Bolsas seguirán ofreciendo rendimientos atractivos respecto de los instrumentos de deuda comparando rendimientos potenciales en el plazo de un año. Por ejemplo, hoy es posible invertir en acciones de Televisa, y tan sólo el rendimiento asociado a un dividendo que pagará el 22 de diciembre (todavía a tiempo del alza en impuestos), es del 3.5%, muy atractivo al compararse con las tasas actuales. Además, el rendimiento potencial por ser accionistas de esta empresa pudiera ser cercano al 20%.

Otra opción de bajo riesgo es el de Grupo Modelo que pudiera ofrecer un rendimiento del 15%. Existen opciones, con mayor riesgo, con mayor potencial de rendimiento: ICA (50%), Geo (30%), Grupo México (30%), Mexichem (35%), OMA (23%) por ello para tener un balance adecuado entre riesgo y rendimiento invitamos a contar con carteras diversificadas, por emisora, por industria, y por estilo de inversión, y comunicarse con su asesor financiero para saber si las opciones antes descritas son acordes a la realidad del inversionista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No todo es felicidad: la volatilidad llegó para quedarse, y en la primera parte del año creemos que pudieran existir movimientos importantes. Por ello es importante contar con una porción de las carteras en efectivo para poder sacar provecho de las oportunidades que el mercado constantemente ofrece. La inversión accionaria no es para verse con un horizonte de tiempo de algunos meses. Además, las finanzas personales es un proceso continuo pues las condiciones cambian pero también las necesidades de los inversionistas cambian. Por ello creemos que si bien el invertir en Bolsa seguirá siendo una excelente opción es igual de importante el gozar de una estrecha comunicación con un asesor profesional de una institución altamente reconocida.

*El autor está a cargo de la Dirección de Análisis de Actinver Casa de Bolsa desde septiembre de 2008. Antes de ingresar a Actinver, Francisco fue director asociado para Standard & Poor's, calificando instituciones financieras en México, el Caribe, y Centroamérica, así como fondos de deuda en México. Antes de S&P, Francisco fue analista bursátil por ocho años para Banorte.

Ahora ve
Japón presenta su primer avión comercial en 55 años y podría cambiar el futuro
No te pierdas
ç
×