Cuida tu salud, es más barato

Si sobrevives a un infarto quizá te de otro al ver la cuenta del hospital, dice Roberto Marmolejo; los ejecutivos entre 45 y 70 años son los más afectados por enfermedades cardiovasculares.
infarto-ceo-salud-mala  (Foto: Jupiter Images)
Roberto Marmolejo Guarneros*
CIUDAD DE MÉXICO -

Hace poco leí en CNNExpansión que Verónica García de León  investigó cuánto costaba sufrir un infarto: entre 167 mil y 294 mil, pero si necesitas una operación a corazón abierto habría que sumarle de 600,000 a un millón de pesos.

Que tengas que pagar una factura hospitalaria de ese tamaño, infarta a cualquiera.

¿Pero qué pasaría si el afectado fuera un valioso CEO como Bill Gates o Steve Jobs? Las pérdidas serían incalculables e inimaginables para cualquier empresa.

"Muchos hombres y mujeres en el pico de su carrera como ejecutivos -entre los 45 y 70 años-, son los más afectados por las enfermedades crónicas como los padecimientos cardiovasculares", aclara el Dr. Jaime Burkle, director del Programa de Salud para Ejecutivos del Hospital Piedmont en Atlanta.

Agrega algunas cifras bastante elocuentes: "en los Estados Unidos, atender a pacientes con enfermedades del corazón, diabetes o presión arterial cuesta unos 503 mil millones de dólares, y hay unos 82 millones de habitantes con padecimientos cardiovasculares; en México tenemos 22 millones, de los cuales 16 mil tienen presión alta. En Estados Unidos hay 1.2 millones de casos nuevos de enfermedad cardiovascular al año; en México unos 300 mil. Por eso a Obama le urge tanto reformar el sistema de salud americano".

Puestos en gastos, el tratamiento del infarto del ejecutivo costaría unos 20 mil dólares en los Estados Unidos  Y ya sabemos que más o menos costaría lo mismo aquí en México.

Por desgracia, la enfermedad cardiovascular -a pesar de los avances médicos, como las estatinas, medicamentos eficaces para controlar el colesterol- sigue siendo la primera causa de muerte en todo el hemisferio occidental. Es una estadística que la Organización Mundial de la Salud ha machacado mediáticamente año con año y no deja de crecer porque se relaciona íntimamente con nuestro estilo de vida: sedentarismo, obesidad y sobrepeso, dietas hipercalóricas y estrés.

¿Suena familiar, no? Es el estilo de vida de casi todos los CEOs o altos ejecutivos en cualquier rincón del mundo. El Dr. Burkle lo confirma: "Un 80% de los ejecutivos que atiendo sufren de obesidad, presión arterial elevada, estrés y no hacen ejercicio. Muchos de ellos además cursan con ciertos problemas típicos de la edad: crecimiento de la próstata o pólipos en el colon".

Y prevenir estas enfermedades sería la mejor terapia, como en casi todo en las cuestiones de la salud. Por eso un buen check up es una inversión más que un gasto. Asegura tu bienestar en un cierto tiempo.

El Dr. Burkle regala con algunos tips para saber reconocer un buen check up y si lo que pagamos ha valido la pena.

En qué consiste un check-up integral y completo

Un chequeo físico integral y completo contempla una revisión médica de pies a cabeza. Debe incluir por lo menos 12 servicios clínicos conducidos únicamente por especialistas, entre los que se destacan: historia clínica exhaustiva y examen físico, revisión cardiológica, estudios de sangre, densidad ósea, estado nutricional, revisión de la piel, estudios gastrointestinales, pruebas de visión y glaucoma y de función respiratoria.

Corazón. Pruebas de esfuerzo en banda caminadora para la evaluación de la clase funcional, tolerancia al ejercicio y pronóstico; ecocardiograma para evaluar el músculo cardiaco, válvulas cardiacas y estructuras circundantes; electrocardiograma para ver un diagrama de la parte eléctrica del latido del corazón y un angiograma coronario por tomografía con índice de calcificación, para verificar la acumulación de placa en las paredes de las arterias del corazón.

Pulmones. Prueba de función pulmonar junto con radiografía del tórax para evaluar enfermedades respiratorias.

Gastrointestinal. Examen dirigido por un gastroenterólogo, que incluya una colonoscopía gastrointestinal para revisar el colon.

Piel. Observar y medir lunares para determinar el riesgo de cáncer a cargo de un dermatólogo.

Ojos. Evaluar el funcionamiento de los ojos y descartar la presencia de glaucoma.

Huesos. Hacer una prueba para determinar la resistencia y densidad de los huesos.

Nutrición. Analizar su consumo de alimentos para determinar la alimentación óptima para su salud.

Estado físico. Ver composición de la grasa corporal y resistencia corporal en un centro de acondicionamiento físico.

Urología. Examinar los órganos sexuales desde el punto de vista urológico y reproductivo (esencial en hombres).         

Mamograma. Realizar una radiografía de los senos con fines de detección de cáncer en mujeres (esencial en mujeres).

Importante: Cada uno de los estudios los debe realizar un especialista.

¿Más información?

Puedes consultar el Programa de Salud para Ejecutivos que dirige el cardiólogo mexicano Jaime Burkle en el Hospital Piedmont en Atlanta (EE.UU).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En esa institución, el check up cuesta unos 6 mil dólares, "pero asegura tu salud hasta por cinco años", porque un especialista en cada área revisa tus resultados y se requieren 48 horas para realizártelo. En breve: es minucioso y detallado.

*El autor es editor de salud y nutrición de la revista Balance. Twitter: @fctosecundario

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×